El Mineral no puede estar todo el tiempo amenazado por la inseguridad: obispo

El Mineral no puede estar todo el tiempo amenazado por la inseguridad: obispo
En los tiempos que actualmente se viven en Fresnillo, lo recomendable es volver a confiar en el prójimo, afirmó el obispo de Zacatecas foto: susana zacarías

Exhorta a la sociedad a hacer un frente común de colaboración con las autoridades

Afirma Noriega Barceló que es la familia el primer ente afectado en estos tiempos

Derivado de la violencia que se ha vivido en particular en el territorio fresnillense y los hechos que la han calificado como una de las ciudades con mayor percepción de inseguridad en el país, el obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, declaró que este municipio no puede vivir todo el tiempo amenazado por la inseguridad e hizo un llamado a hacer un frente común de colaboración e involucramiento con las autoridades.

Dentro de ese acercamiento que ha mantenido con la grey católica en El Mineral en los últimos días en las ocho parroquias del municipio, detectó que el miedo es algo con lo que viven los fresnillenses, ante este sentimiento declaró que éste nunca debe ser el principal animador de la vida, pero hay ese anhelo de vivir en paz y notó en la sociedad fresnillense una disponibilidad para trabajar en ello.

Hoy en día y ante estas situaciones no favorables, dijo el obispo, hay cuando hay desafines en la vida social, como es lo que actualmente se vive en Fresnillo, lo recomendable es volver a confiar en el prójimo; consideró esta acción como la más difícil luego de los acontecimientos que se han vivido en el municipio, agregó que es comprensible tomar precauciones y ser prevenidos.

“Hay que tener fe y ánimo, no podemos vivir todo el tiempo amenazados porque el miedo nunca debe ser el principal animador de la vida porque siempre nos echará hacia atrás”, destacó Noriega Barceló dentro del mensaje personal que ha llevado a la comunidad católica de Fresnillo.

Pero la actividad delincuencial también llega y le ha pegado a la diócesis de Zacatecas, actualmente para estas células criminales no importa la profesión de la persona, como anteriormente se respetaba; a la fecha los sacerdotes han sido afectados de manera directa, existen casos en la entidad donde les han despojado de sus vehículos o sus pertenencias sin ninguna agresión mayor para los predicadores.

“Claro que esto está afectando porque los sacerdotes ya no pueden salir con toda confianza, uno sale en la mañana con el miedo de saber si regresará o no a casa”, agregó el máximo jerarca del catolicismo en Zacatecas. 

Por ello se pretende que el pánico no paralice a los fresnillenses ni a los zacatecanos y esto provoca a que se regrese al tema del miedo, resaltó que si este sentimiento es el que dirige nuestra vida no estaremos bien, e invitó a trabajar en este gran desafío de situaciones que no son favorables.

En torno a los hechos delictivos registrados en el territorio fresnillense, opinó en general que la autoridad ha hecho su trabajo porque ellos no pueden hacer todo, también tienen sus limitaciones; por ello la invitación a la sociedad a intervenir juntos con todas las instituciones para mejorar el entorno.

Hizo el llamado a unir voluntades entre sociedad e instituciones en el trabajo al combate de los hechos criminales, aclaró que la cuestión de seguridad exige soluciones a corto plazo; a la autoridad le toca contener “yo no vería bien que dentro de 20 años siguiéramos así, que desgaste tan tremendo, sería perder la fe en el ser humano”.

El representante de la grey católica también opinó de la actual situación que vive la familia, declaró que ha sido la primera afectada ante estos tiempos de cambios profundos, porque se trastocan los valores y en ocasiones se van desechando los ideales que antes sostenían el núcleo familiar.

El jerarca católico lamentó que la familia ha resultado mayormente afectada más no infectada por la negación de los valores fundamentales como es la vida y la paz y esto ha provocado que en ocasiones sus integrantes se vean involucrados en hechos delictivos que a diario se presentan en Fresnillo.

“A mi forma de ver, las situaciones de violencia que vivimos es una negación de valores, porque no le estamos apostando al valor de la vida ni al valor de la paz, le estamos apostando al momento que yo estoy viviendo que pudiera ser muy legítimo o no pero que no puede ser la solución”,  enunció el obispo.

Para mejorar la situación actual primero se debe ser consciente del momento en el que se vive que es de cambios profundos y también ser compasivos, precisó que el Papa Francisco ha insistido en que la sociedad no somos jueces.

“Hay mucho por hacer, por abarcar desde la gestación de una familia, el acompañamiento y hasta su conclusión; en cuestión numérica la iglesia no toma en cuenta las cifras sino que sean sus feligreses buenos católicos para que exista ese anhelo y avance por vivir tiempos nuevos y con ello respuestas nuevas y este movimiento obliga al clero a salir en búsqueda al acompañamiento de las personas”, dijo.

Asimismo, Noriega Barceló estableció que hay que tomar otro tipo de trabajos y acciones para mejorar la situación de Fresnillo y Zacatecas, porque consideró que la oración es buena pero no suficiente, le apostó a la organización como iglesia y como ejemplo mencionó la organización de la diócesis de Acapulco que a pesar de enfrentar varios problemas graves de inseguridad, es un modelo de estrategia integral a seguir en todo el país.

“Fresnillo necesita acción por la paz pero también la colaboración con los organismos de la sociedad civil que están trabajando en el tema de la inseguridad para tener coordinación y colaboración con las autoridades, por ese rumbo tenemos que ir para influir en el tejido social y hacer un frente común”, concluyó  su mensaje el máximo representante de la grey católica en Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70