Las + Recientes

La expropiación petrolera y el nuevo proyecto de nación

La expropiación petrolera y el nuevo proyecto de nación

El Presidente Cárdenas relata que su Secretario de Economía Nacional, a la sazón el también General Francisco J Múgica, “ambos presenciamos la altanera actitud de los empleados extranjeros (de las compañías petroleras) con los trabajadores mexicanos”
De acuerdo a la obra “Reencuentro con la Revolución Mexicana”, redactada por Camacho Guerrero, Secretario Particular y biógrafo de Múgica, Cárdena s del Río rememoró:
“En una ocasión que cruzamos con el general Múgica por los campos petroleros de Cerro Azul y Potrero de Llano, nos vimos detenidos en las puertas de las compañías, que cerraban los caminos, y fue después de una hora de espera que llegaron sus guardias a abrirnos el paso. Y eso le ocurría al propio comandante de la Zona militar, había que tolerarlos por las consideraciones que les concedía el gobierno
“Comentamos con el general Múgica tan humillante situación para los mexicanos”
“Once años después, el 18 de marzo de 1938, nos tocó el honor de ver salir del país a las compañías extranjeras que detentaban la riqueza petrolera nacional”
La obra de Camacho Guerrero, es un buen ejemplo de cómo se operó políticamente la estrategia de la expropiación, a cargo del General Múgica y de los elementos que tuvo que  considerar El Presidente de la República, para que desde una posición de estadista, la decisión se consumara hasta sus últimas consecuencias.
Ambos habían conocido en carne propia la prepotencia de las compañías petroleras
El decreto fue celebrado por el pueblo mexicano como una gran victoria que es difícil recordar una política pública con tanta aceptación; no obstante las consecuencias del resquebrajamiento de las relaciones diplomáticas con países tan importantes como el Reino Unido, los  Países Bajos, y nuestro poderoso vecino del norte, Estados Unidos, quiénes de inmediato lanzaron el obús de decretar un embargo comercial y reclamar altas indemnizaciones, al mismo tiempo que retiraron a todo el personal especializado en las áreas técnicas.
Sobran los testimonios de miles de ciudadanos que recibió la medida, es decir, un apoyo multiclasista, la Iglesia y los empresarios más conservadores también expresaron su beneplácito y verdaderamente conmovedor resultó las colectas populares para cubrir la indemnización que exigían las grandes potencias.
Prácticamente imposible que los últimos gobiernos y en particular el que actualmente administra el país, reciba estas muestras de apoyo, por una simple razón;  a diferencia de los Nacionalistas, Múgica y Cárdenas del Río, los que nos gobiernan no han sufrido en carne propia los efectos de la inseguridad, de los bajos salarios, de la incertidumbre en los precios agropecuarios, en la ausencia de medicinas y asistencia médica.
Han hecho uso del poder que les confiere la Constitución, como un dispersor de favores políticos a un pequeño grupo de amigos y “empresas” que construyen grande fortunas privadas, generadas con recursos públicos, sobre la miseria de millones de mexicanos.
Sin duda, la corrupción es la madre de todos los males que padecemos los mexicanos.
Así planteada la cuestión, resulta fácil comprender que la sociedad reclame de una y miles de formas que esta situación cambie, resulta lógico el rechazo a las políticas implementadas bajo el esquema del Neoliberalismo…pero también de nuestro sistema de partidos, que francamente decepciona.
Por ello es que surgen fuerzas alternativas, que con renovados bríos encabezan el reclamo de transformación que exige la sociedad mexicana, opción novedosa en el acostumbrado espectro político, que une a aquellos que en el pasado tuvieron diferencias y que hoy, ante la calamidad que nos hereda el PRI, ponen en primer plano la necesidad de mudar a la cleptocracía, para dar paso a un nuevo y prometedor futuro.
El 18 de marzo de 1938 se vivió una alianza Pueblo-Gobierno, miles trabajamos para que el próximo 1 de julio se reedite esta alianza histórica que nunca debió romperse;  para que el rumbo se corrija en favor de las mayorías es necesario cambiar al actual grupo en el poder y buscar equilibrios.
Actualmente no corremos el peligro de entrar en crisis diplomática con ningún país, ni con el hostigamiento del Presidente Trump, que nos toma como bandera electoral: en la cita histórica del próximo verano, solo contará la decisión soberana del pueblo de México y todo indica que lograremos un nuevo proyecto de nación con una sólida alianza Pueblo-Gobierno.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70