¿Y los jóvenes?

¿Y los jóvenes?

En lo que fueron las precampañas y en lo que va de las intercampañas del presente proceso electoral federal rumbo a la Presidencia de la República más que escuchar propuestas ha prevalecido la denostación, la mentira, la injuria, el cinismo, el uso de las instituciones públicas con fines electorales y la guerra sucia entre los candidatos, entre sus equipos de campaña y entre los dirigentes y “vacas sagradas” de los partidos políticos y coaliciones, lo cierto es que hasta la fecha existe una total amnesia, un olvido, una carencia de propuestas de solución de los grandes problemas que se viven el país.
A excepción de “Ya Sabes Quien”, que sí ha hecho público el Proyecto de Nación 2018-2024, incluso ha dado a conocer quienes integrarían su gabinete de gobierno de llegar a la Presidencia de la República, los precandidatos de las otras dos alianzas se han dedicado a descalificar, primero a Andrés Manuel López Obrador puntero en todas las encuestas, y segundo a pelearse entre ellos por el segundo lugar, unos señalan el supuesto lavado de dinero en el que incurrió el candidato de la Alianza PAN-PRD-MC y estos a su vez, señalan los casos escandalosos de corrupción como el de la “Gran Estafa Maestra” donde se le involucra a varias dependencias del gobierno federal y a algunas universidades públicas, con la supuesta omisión del candidato del PRI-PV-Nueva Alianza.
Desde luego soy partidario que se investigue a profundidad todo acto de corrupción e impunidad cometido por servidores públicos, que se aplique con todo el rigor la Ley sin distingo partidista o de grupo, pero estos actos deben litigarse de manera permanente y eficaz en las instancias correspondientes y no solo de manera coyuntural en los medios de comunicación y no solo en tiempos de elecciones, ya que es común que pasados los procesos electorales estas denuncias se olvidan.
La ciudadanía espera que en el periodo de las campañas más que guerra sucia, la competencia sea entre proyectos, entre propuestas de solución a los problemas del país, de su estado y de su municipio, como son: la inseguridad, el desempleo, la corrupción e impunidad, la pobreza, el hambre, la marginación; la falta de crecimiento económico.
El ciudadano de a pié quiere escuchar propuestas de mejora a la educación, a la salud, a los servicios básicos; la propuesta para el empoderamiento de las mujeres para lograr la equidad entre géneros en lo laboral, político y social; la propuesta contra la violación de los derechos humanos, las de los feminicidios y de la violencia familiar, el cómo vamos a recuperar la paz y la tranquilidad de las familias en esta andanada de inseguridad y de violencia; cuál es la propuesta para mayores oportunidades de educación y empleo para los jóvenes, para los discapacitados, para los migrantes y demás grupos vulnerables.
La ciudadanía quiere conocer propuestas viables y alcanzables para reactivar al campo y producir los alimentos que consumimos y lograr la autosuficiencia alimentaria; cómo mejorar el comercio interno, las MIPYMES, cómo se va lograr la autosuficiencia energética para dejar de importar gasolinas caras, bajar los precios del diesel, gas y electricidad, entre otras propuestas.
Como joven, pregunto a los precandidatos presidenciales ¿Y los Jóvenes?, se les han olvidado por completo, ya que a excepción de “ Ya Sabes Quien” no hemos escuchado propuestas para lograr mayores oportunidades de educación y empleo para los jóvenes, que permita blindarlos contra la violencia, delincuencia y la inseguridad, es preocupante enterarse que en nuestro estado de Zacatecas existan 130 mil jóvenes que no estudian, ni trabajan; que más de 500 jóvenes menores de 25 años representan el 30% de la población de las cárceles; que muchos de nuestros jóvenes y adolecentes se ven forzados a migrar a los Estados Unidos por falta de oportunidades, esto no debe suceder si se considera que de acuerdo a la Encuesta Nacional Dinámica 2014 del INEGI se concluye que la población en Zacatecas tiene en promedio 27 años, es decir la mayoría de los zacatecanos son jóvenes, entonces, se está desaprovechando el bono demográfico, por no existir verdaderas políticas públicas que brinden más oportunidades de educación y de inserción laboral y a nuestra economía de la juventud, por eso pregunto a los precandidatos ¿ Y los Jóvenes?
Bajo este contexto coincido con los lineamientos del Proyecto de Nación 2018-2024 de Morena y Andrés Manuel López Obrador, donde en su programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, propone en su subprograma “Emprende” integrar a los jóvenes de 15 a 29 años en actividades de desarrollo humano, educativas, productivas, de capacitación y certificación laboral y de incorporación al servicio público.
También se propone apoyar cada año a 200 mil jóvenes emprendedores interesados en iniciar un negocio o actividad económica mediante capital semilla y créditos emprendedores.
En el subprograma “Jóvenes Becarios” se busca vincular a los jóvenes de educación superior con el servicio público; de igual manera en el subprograma “Jóvenes con Escuela” se apoyará a 300 mil jóvenes para asegurar su ingreso a la educación media superior y superior, entre otros subprogramas dirigidos a rescatar y blindar a nuestra juventud de la delincuencia y violencia con oportunidades de estudio y empleo. ■

*Maestro en Administración
FB: @mejiaharo

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70