Zacatecaos (2)

Zacatecaos (2)

La semana anterior siguió andando el caos en el país. La mayoría de las acciones que llenaron los confines del mundo informático siguieron concentrados en las innumerables acciones que tienen que ver con las próximas elecciones que van a llevarse a cabo en nuestro país y que obviamente impactan la vida política y social de nuestro estado tanto en sus principales enclaves como en los lugares más recónditos de su geografía. Los motivos detrás de esta incertidumbre se deben, más que nada, en la confusión e indefinición política de los denominados líderes, muchos de ellos desde una perspectiva narcisista en las que nadie más que ellos lo saben y el resto del mundo ni por enterado se ha dado. Sin embargo, esta circunstancia trae atosigados a todos los militantes de los partidos todos, más que nada porque nadie tiene ya un lugar fijo y sintiéndose rechazados, buscan leña de otro hogar. Pero el caos partidista y sus huestes andan mostrando conflictos extremos de personalidad y parafraseando a Martín Urieta, no se hallan. El asunto no pasaría de ser una charlotada política si no se estuvieran viviendo los tiempos aciagos que hoy día atosigan a todos los ciudadanos mexicanos. Para resumir, el chapulineo está a la orden del día.
La circunstancia anterior arrojará una serie de elementos extras hacia las diversas entidades que conforman la vida social, tanto en los niveles que corresponden a la vida urbana y rural. Y por desgracia, la confusión social se multiplica y el caos en que se vive en estos días se auto reproduce y se auto sustenta. Pero esto a nadie parece importarle, en el sistema político cleptocrático que inhibe cualquier expectativa de crecimiento. El campo se encuentra cada vez más desamparado y no tanto por factores externos, léase gubernamentales, que, siguen canalizando programas y recursos, pero con el contaminante de la presión que siempre salpica a los programas del sacrosanto gobierno: la arrebatinga electoral, con la desfachatez permanente de seguir condicionando recursos por votos y pues ni modo, así es como se las gastan y el funcionamiento de los procesos productivos en el campo, por más que haya voluntad entre los productores del campo, difícilmente los resultados tendientes al progreso siempre serán limitados; a esta situación hay que agregar que la mayoría de los varones en edad productiva tienden a emigrar hacia el país del norte y a otros que los quieran recibir, o simplemente hacen de la pereza y la abulia sus religiones ante la falta de incentivos decentes en las faenas del campo. Existe un fenómeno creciente que es la migración femenina y las comunidades rurales hoy día están cada vez más despobladas de adultos en edad de trabajar y producir, dejando al garete a niños y a ancianos que siguen bajo el cuidado de las mujeres que aún quedan en las comunidades. ¿Tendrán algo que celebrar en este tan cacareado Mes de la Mujer? La pura pregunta mueve a risa; y lo peor del caso es que, en Zacatecas y en muchos otros lugares, los malandros han sentado sus reales y aportan desgracia y destrucción.
Los asentamientos urbanos no cantan mal las rancheras; la marginación, la falta de oportunidades, el desamparo, la pobreza extrema, la explotación y el caldito de cultivo en que se sazonan que es la ignorancia colectiva, arrojan barruntos nada halagadores sobre el presente y el futuro de la población de la ciudad y de los principales enclaves. Por desgracia, la educación como proyecto de apoyo para el desarrollo del país se encuentra pasando uno de sus peores momentos históricos, probablemente desde la caída del Imperio… Azteca.
Por fin se anunció el Festival Cultural Zacatecas con la rimbombante y apantalladora temática “Expresiones de Paz. Cultura como un Proceso Transversal”… en medio de una beligerancia extrema, comenzando por las innumerables críticas acres y aderezadas de mala leche de los infaltables críticos que abundan en estas tierras coloradas con un cielo cruel. Los músicos y compositores populares locales tuvieron que hacer una protesta pública para ser tomados en cuenta y la pregunta es si los demás creadores de las diversas disciplinas tendrán que hacer lo mismo ante la omisión de que son objeto por parte de las instituciones culturales. En la próxima entrega platicaremos sobre el contenido del programa, aunque se confía en que hayan prevalecido tanto el buen gusto como el buen juicio.
Invitación de hoy. El Laboratorio Teatral Escenautas presenta esta tarde en el Teatro Calderón la divertida pieza “Sobre el daño que causa el tabaco”, del dramaturgo ruso Antón Chejov. Un monólogo sobre un conferencista erudito que pretende ilustrar al auditorio sobre lo grave del hábito del uso del tabaco. Este trabajo es un estreno que pretende hacer tablas viejas en el universo teatral zacatecano. No se lo pierda. 7:00 pm. Entrada $ 50.00. Niños estudiantes y adultos mayores, $ 50.00. Coopere con el teatro hecho en Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70