El que a hierro mata a hierro muere

El que a hierro mata a hierro muere

El candidato presidencial del Frente Amplio, Ricardo Anaya, ha ido cometiendo error tras error, comenzó con el intento por imponerse como candidato del Acción Nacional sin estrategia, logrando la fractura interna de su instituto político, la salida de Margarita Zavala, esposa del ex presidente, dio paso a un desprendimiento escalonado de diversos panistas de antaño y de hueso colorado que no fueron tomados en cuenta para que decidieran a quien impulsarían hacia un proyecto de nación que terminó estancado en un proyecto personal y de grupo, terminando por brindar su respaldo a otros proyectos, el ahora candidato no midió las consecuencias que ello traería, su debilitamiento y falta de un equipo que lo respaldara al momento de venirse la ola de ataques en contra suya, si no es que ellos mismos lo entregaron en charola de plata.
La noticia en la que se le acusa de haber desviado recurso a empresas fantasma para su beneficio, parece ser la que terminará por acabar al candidato del Frente Amplio por México, no por el hecho de haberlo realizado o no (la impunidad le favorecería si sirviera a los intereses de la mafia del poder) sino porque a lo largo de la historia de nuestro país las instituciones públicas han sido utilizadas por ya saben quienes para intentar destruir a sus principales rivales políticos.
Andrés Manuel fue desaforado durante el 2004 y 2005, generando una enorme polémica en torno a la situación, fue acusado de violar una orden emitida por un juez para suspender la construcción de una calle que atravesaría por un terreno expropiado por gobiernos anteriores, la obra había sido suspendida pero aun así se le acusaba de lo contrario, Obrador sería el candidato a vencer en las elecciones del 2006, había que acabarlo o dejarlo fuera del juego a como diera lugar, luego de haberse comprobado su inocencia el presidente Fox (panista en aquellos tiempos, servil del poder hasta la actualidad) solicitó al Congreso de la Unión fuera sometido a un proceso de desafuero, fueron meses de lucha contra el sistema y cientos de manifestaciones organizadas por los ciudadanos para respaldar a su líder político y futuro candidato a la presidencia, desde aquellos años la población ya luchana por un cambio; el resultado de aquella estrategia de desafuero fortaleció al líder de las izquierdas quien acusaba desde esos tiempos que en México las instituciones son utilizadas de forma perversa para quitar oponentes políticos del camino, señalamientos que terminaron en una ola de críticas por parte del panismo y del priismo, se le acusaba de loco, de no respetar a las instituciones mexicanas, entre otras.
Años posteriores se repitió, Elba Ester Gordillo fue víctima, no solo de ser corrupta, si no de este señalamiento, el poder que representaba para evitar que se realizara la reforma educativa la convirtió en un oponente importante para quienes la impulsaban, acusada de desviar grandes cantidades de dinero del SNTE fue procesada y encarcelada, con el liderazgo del sindicato preso realizaron la reforma tan dañina para los profesores a pesar de diversas manifestaciones, haberla hecho ver como una persona que utilizaba a dicha institución para beneficio propio restó credibilidad a sus movilizaciones. Actualmente, en pleno proceso electoral, es liberada con la creencia de que perdonaría los años que pagó por sus delitos cuando gozaba de la impunidad.
El Revolucionario Institucional tiene muy claro que su candidato no ha levantado y ha emprendido una estrategia para lograr tumbar al que va en segundo lugar y ocuparlo ellos, es el turno de Anaya, quien ha sido acusado no solo por la PGR, hace algunos meses fue señalado por sus mismos compañeros de partido como un corrupto, ahora con toda la maquinaria de Gobierno será investigado, perseguido y de resultar culpable sancionado y acabado políticamente, parece ser que así será, pues lo único que ha logrado queriendo victimizarse es parecer culpable, no cuenta con pruebas que lo rescaten de dicha situación (al menos no ha presentado).
Es claro que en México las instituciones de procuración de justicia especializadas en los delitos de los funcionarios y representantes solamente funcionan en periodos electorales, cuando se requiere darle legitimad a un gobierno que durante años ha sido su propio verdugo, la independencia de dichas instituciones es urgente, aplicar mecanismos para que así suceda requerirá de un gobernante con dicha convicción, con el compromiso real hacia los ciudadanos de lograr un cambio en nuestro sistema político que tenga como consecuencia un cambio en el modelo económico y social, evitar la persecución política y aplicar la justicia es un compromiso que debe adoptar quien encabece la presidencia a partir de diciembre de 2018.
Por el momento, Acción Nacional se encuentra en la situación que ellos mismos le han generado a otros actores políticos, Andrés Manuel y Gómez Urrutia, no cabe duda que el que a hierro mata a hierro muere. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70