Las + Recientes

El factor Carlos Puente

El factor Carlos Puente

A once días de que todos los partidos políticos presenten ante el Instituto Nacional Electoral sus listas definitivas de candidatos a senadores, diputados federales y locales, presidentes municipales, síndicos y regidores, en la coalición Todos Por México, formada por los partidos PRI, PVEM y PANAL, todavía prevalece la confusión. El obstáculo, dicen, es Carlos Puente.
En el caso particular de Zacatecas, los operadores políticos del PRI, que encabezan Ricardo Lamas, en representación del Gobernador Alejandro Tello Cristerna y el líder priista Felipe Ramírez, trae tantos cabos sueltos como inconformidades entre los aspirantes. El embrollo está en las manos de Carlos Puente, porque no define si Adolfo Fito Bonilla irá o no como candidato a senador, con la representación del Partido Verde.
En esta tierra de cantera y plata todo mundo comenta que la llegada de Fito Bonilla es un acuerdo pactado con mucha anticipación entre el Gobernador Alejandro Tello y el dirigente de los verdes, como estrategia obligada para frenar la llegada al Senado de Miguel Alonso Reyes. En el primer caso porque de llegar haría sombra al gobierno en turno y en el segundo, por sus diferencias personales.
La indefinición de esta candidatura que sólo Carlos Puente sabe a quién le tocará, no permite que haya otras definiciones que también urgen, como los candidatos del Verde a diputados federales o la integración definitiva de los 58 candidatos a presidentes municipales, con sus respectivas fórmulas para los ayuntamientos.
La desesperación que es evidente entre los distintos factores políticos de esta coalición que encabeza José Antonio Meade, como candidato a la presidencia de la República, adquiere dimensiones preocupantes porque en sentido contrario las otras dos coaliciones, pero especialmente la de “Juntos Haremos Historia”, avanza con solidez en la nominación de sus candidatos y sólo es cuestión de horas que terminen el proceso definiendo los casos de Geovanna Bañuelos, Luis Medina Lizalde y el propio Julio César Chávez, hasta antier Subsecretario de Concertación Política y Atención Ciudadana, del Gobierno Estatal, que competiría bajo esta coalición por la presidencia municipal de Guadalupe.
Como lo dije en otra entrega, la elección del primer domingo de Julio será una calificación para el Gobernador Alejandro Tello Cristerna, pero, además, en los hechos podría costarle fuertes dolores de cabeza si no logra tener mayoría en el Congreso Local o si un buen número de presidentes municipales se convierten en sus opositores. Por eso no hay que fallar.
Este será un tema diferente en el caso de los senadores y diputados federales. En este nivel el panorama es más claro porque los candidatos de la coalición Todos Por México llegan fuertes, con experiencia política y legislativa y con intenciones claras de hacer una buena contribución, a través de su ejercicio legislativo, para el bien de Zacatecas.
De entre todos los municipios zacatecanos, los más críticos, por las indefiniciones, son Fresnillo y Zacatecas, ya que en ambos las candidaturas tienen claroscuros y adversarios poderosos, pero especialmente, junto con Guadalupe, tienen un marcado enojo social por los altos índices de violencia e inseguridad, que pueden llevar al voto de castigo que tanto temen los gobiernos en funciones.
Por si mismas las campañas serán difíciles y agotadoras, el estado se convertirá en arena política donde prevalecerá la descalificación y el golpe bajo, casi como reflejo del tono en que se realizaron las precampañas de los tres contendientes por la presidencia de la República.
La esperanza es que el ciudadano, ahora más informado y con muchas herramientas tecnológicas para enterarse de ideas y propuestas, realmente se preocupe por conocer las trayectorias, los objetivos y las plataformas políticas de cada candidato, de tal suerte que su voto se emita con plena conciencia y razonamiento.
Sin embargo, lo que hoy se ve en nada alienta a una buena votación. Por el contrario, el fantasma del abstencionismo ya ronda por todo el país, aprovechándose de los desajustes, chapulinazos, traiciones, deslealtades e intereses perversos que existen en todos los partidos y en la enorme mayoría de los candidatos.
Con esta panorámica desalentadora y confusa el Partido Revolucionario Institucional celebrará este 4 de marzo el 89 aniversario de su fundación, cargando el enorme reto de ganar una elección en el que está en juego la continuidad de un modelo reformador, o su definitiva desaparición como partido hegemónico.
Mientras tanto, el tiempo avanza. Pronto veremos cómo se acomodaron las calabazas y que papel jugó el factor Carlos Puente.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70