Las + Recientes

Y después del Plebiscito ¿qué sigue?

Y después del Plebiscito ¿qué sigue?

Después del plebiscito realizado el pasado 15 de Febrero, por los integrantes del SPAUAZ para manifestase a favor o en contra del estallamiento a huelga a que se tenía emplazada a, la Universidad Autónoma de Zacatecas, el resultado extraído de las urnas, merecen un ejercicio de reflexión.

Independientemente del resultado arrojado por las urnas, como integrantes del personal académico, debemos entender que entre nosotros, no debe existir la percepción de que hubo ganadores y perdedores, solo existimos docentes con intereses académicos y laborales comunes, cuyo objetivo es contribuir a la formación académica de los futuros ciudadanos de este país y a la transformación y modernización en las capacidades de la sociedad zacatecana y con ello, de nuestra entidad federativa, y que en este plebiscito, solo concurrimos a manifestar nuestro acuerdo o desacuerdo con un posible estallamiento a huelga, mediante el ejercicio del voto, depositado en las urnas, como un derecho y una obligación de decidir respecto a una problemática concreta de afectación colectiva.

De la misma forma, debemos entender que los miembros del SPAUAZ, que tomaron la decisión de optar  por la abstención y no acudieron a manifestar su voluntad en las urnas, son parte de la organización sindical denominada Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas, y que al no ejercer su derecho a decidir, independientemente de la motivación  y/o justificación que tuvieron para tomar dicha postura, están olvidando que el SPAUAZ lo conformamos todos sus agremiados, y que requiere de la participación y concurso de todos para cumplir sus obligaciones estatutarias y exigir los derechos y prestaciones contractuales correspondientes, y que al no participar, están dejando de lado la exigencia en el cumplimiento de sus prestaciones y derechos contractuales, debilitando con ello la razón de ser y capacidad negociadora del sindicato y en consecuencia afectándose no solo ellos, sino a todo el colectivo de académicos universitarios.

Por su parte, quienes votaron por la no huelga en un legítimo ejercicio de su derecho a decidir sobre el particular, y con fundamento en lo que cada sindicalizado considero como razonamiento base para tomar tal decisión, aun y que no coincidamos en su percepción sobre la forma de enfrentar nuestra problemática colectiva, merecen todo nuestro respeto y reconocimiento por el simple hecho de ejercer su derecho a decidir, y con ello validar y fortalecer junto a quienes actuamos diferente, la capacidad gestora del sindicato frente a la autoridad universitaria, dado que demostramos que existe capacidad de análisis, reflexión y participación en la búsqueda de soluciones colectivas, lo que invariablemente aporta a la vida sindical.

De la misma manera, quienes nos caracterizamos por ser de pensamiento libre y de actuar responsable, tomamos la decisión de emitir nuestro voto a favor del estallamiento a huelga, bajo los argumentos públicos expresados tanto en las diferentes instancias de discusión del SPAUAZ, como medios informativos y redes sociales, independientemente de la dispersión y desorganización en la que nos encontramos como universitarios, demostramos una vez más que se puede dar la unidad en la diversidad mediante actos que sin mayor discusión nos identifican y nos conjuntan en acciones colectivas orientadas en un mismo sentido y que dejan una sensación de estar organizados, sin organizarnos, cuyo reto es continuar consolidándonos como expresiones alternativas de opinión y de actuación al interior tanto de la Universidad Autónoma de Zacatecas, como del SPAUAZ.

La tarea para todos, es dejar de lado la fraccionmania egocentrista que a muchos de nosotros caracteriza, y recapacitar sobre las necesidades colectivas antes que en las individuales, y con una mentalidad abierta, entender lo que la sociedad reclama de nosotros como docentes universitarios, lo que la Universidad Autónoma de Zacatecas como máxima institución de educación en el estado requiere de su personal académico, y lo que el SPAUAZ como institución sindical necesita de nosotros.

Si realizamos este ejercicio reflexivo, seguramente podremos llegar a acuerdos que nos permitan por un lado, insertarnos y participar activamente en la organización y discusión del foro de reforma universitaria que se avecina, mediante la discusión y reflexión sobre el nuevo rumbo que la sociedad actual le reclama a la Universidad Autónoma de Zacatecas, y a nosotros como universitarios; y por otro lado, pugnar por la realización del congreso sindical mediante el cual demos paso a la discusión sobre la existencia, validez, pertinencia y futuro del sindicalismo universitario, y en consecuencia asumir nuestra responsabilidad como agremiados al sindicato, participando en la discusión y propuesta, sobre la reestructuración y rumbo que el SPAUAZ debe enfrentar. ν

*Profesor investigador; Vinculación y U.A.P.-U.A.Z.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70