Más acusados por presunta intromisión rusa en elecciones de EU

Más acusados por presunta intromisión rusa en elecciones de EU

Nueva York. La investigación del fiscal especial sobre la intromisión rusa en las elecciones de Estados Unidos presentó cargos formales contra un yerno de un oligarca ruso-ucraniano nutriendo nuevas especulaciones de qué significa esto para el presidente, quien hoy continuó su práctica casi cotidiana de cuestionar la investigación mientras que al mismo tiempo fue obligado, otra vez más, a rechazar versiones de una de las 19 mujeres que lo han acusado de hostigamiento sexual.

Alex Van der Zwann fue acusado de hacer declaraciones falsas al FBI y fiscales federales sobre su trabajo como abogado en torno a sus comunicaciones con Rick Gates, socio del ex presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort. Gates trabajó con Manafort en su negocio de cabildeo y asesoría internacional y también brevemente en la campaña de Trump en el verano de 2016. Ambos fueron acusados formalmente en octubre del año pasado por el fiscal especial Robert Mueller por conspiración, fraude y lavado de dinero por su trabajo secreto de cabildeo con multimillonarios y políticos pro-rusos en Ucrania, incluyendo el ex presidente Viktor Yanukovych.

Aparentemente las comunicaciones tenían que ver con el trabajo de Manafort, Gates y el abogado para elaborar un informe justificando el arresto y juicio del rival de Yanukovych, el ex primer ministro Yulia Tymoshenko, entre otras cosas.

El yerno del oligarca German Khan, un dueño del Grupo Alfa en Rusia, se presentó esta tarde ante un tribunal federal en Washington y se supone que ahora estará cooperando con los investigadores a cambio de una posible reducción en su condena penal, aunque eso aún no se ha acordado oficialmente.

A la vez, según versiones extraoficiales, Gates ha estado negociando con el equipo de Mueller un acuerdo para aceptar culpabilidad y cooperar con la investigación, incluyendo contra Manafort, a cambio de una condena reducida.

La respuesta de Trump siguió el guión ya muy conocido. Después de una tormenta de tuits el pasado fin de semana atacando desde a los demócratas, al FBI y hasta su propio asesor de Seguridad Nacional sobre el tema de Rusia, hoy acusó, por tuit, al gobierno e Barack Obama de no haber hecho nada para responder a la supuesta interferencia rusa en la elección durante 2016, y declaró: “yo he sido mucho más firme sobre Rusia que Obama, solo vean los hechos. Fake News Total”.

En otro frente, Trump como otros políticos que hasta hace una semana rechazaban cualquier control sobre las armas de repente indicaron que están dispuestos a evaluar algunas medidas (las más aguadas) con el presidente anunciando hoy que promoverá regulaciones para prohibir el uso de un mecanismo que convierte a una arma semi-automática en una automática.

Esto, sin decirlo, no fue nada menos que una confesión de temor ante la ira rápidamente organizada de jóvenes hartos de “los juegos de los adultos” que nació de la tragedia más reciente en Florida, donde perecieron 17 estudiantes y maestros de una preparatoria la semana pasada.

Michael Moore, el famoso cineasta por entre otros documentales, Bowling for Columbine que se enfoca en la violencia con armas de fuego en este país tuiteó: “los adultos de Estados Unidos han hecho que cada niño tenga que temer que un día puedan ser baleados a muerte en la escuela. Ahora es hora de que los adultos teman a los jóvenes que se están levantando, que harán huelga y cerrarán estas escuelas -y quienes pronto serán votantes. Estudiantes! Hagan revuelta! ¡Los apoyamos!”.

Un 62 por ciento del público opina que Trump no está haciendo lo suficiente para evitar tiroteos masivos, y un 77 por ciento opina eso del Congreso, según una nueva encuesta de ABC News difundida hoy. Una mayoría opina que leyes más estrictas sobre armas podrían haber evitado el tiroteo en Florida.

Trump tuvo que defender hoy otro flanco cada vez más políticamente vulnerable. “Una mujer que no conozco y, hasta donde mejor recuerde, con quien nunca me topé, está en la Primera Plana del Washington Post Fake News diciendo que yo la besé (¡y eso por dos minutos!) en el lobby de Trump Tower hace 12 años. ¡Nunca sucedió! Quién habría hecho eso en un espacio público con cámaras de seguridad en vivo funcionando. Otra Acusación Falsa”, tuiteó el presidente esta mañana.

El Post publicó una nota sobre cómo durante 12 años Rachel Crooks ha contado y recontado su historia -una de por lo menos 19 mujeres- sobre cómo fue hostigada sexualmente por Trump. Ella recuenta al Post cómo ella trabajaba de secretaria en una oficina de otra empresa en la Torre Trump y que se encontró con el magnate frente al elevador de su piso -o sea, no en el lobby- y que de pronto Trump tomó su mano, la besó en las mejillas preguntando si quería ser modelo, y de repente la besó en los labios.

Hoy Crooks respondió por tuit al presidente declarando que “por favor… comparte lo grabado en el pasillo frente a los elevadores del piso 24 en la mañana de 11 de enero de 2006. Aclaremos esto para todos. Son mentirosos como tú en la política que me han llevado a postularme para un puesto electoral” (está compitiendo para ser representante estatal demócrata en Ohio).

Pero con el surgimiento del movimiento que ahora tiene dos nombres, #MeToo (YoTambien) y Time’s Up (Ya es hora, o ya llegó el momento), impulsado por una torrente de denuncias públicas de mujeres (y algunos hombres) de abuso y hostigamiento sexual de hombres poderosos a través del país, algunos observadores creen que esto ha llegado a las rejas de la Casa Blanca y podría ser -junto con la investigación sobre la mano rusa en las elecciones- la mayor amenaza a la presidencia de Trump.

Más allá de las víctimas del hostigamiento de Trump, vale recordar que sólo la semana pasada, lo que ocupó las primeras planas fueron una famosa actriz de pornografía y una ex modelo de Playboy que revelaron relaciones sexuales consensuales con el ahora presidente hace unos 10 años (ambas poco después de su matrimonio con Melania y el nacimiento de su hijo menor) y que prometen que ahora contarán “todo”.

Para políticos y analistas de otros países que no siempre están seguros de cómo interpretar y menos responder ante las expresiones, sobre todo las cibernéticas, del presidente, una de las recomendaciones que se ha compartido a lo largo del año fue repetida este pasado fin de semana por funcionarios de seguridad nacional y políticos de ambos partidos estadunidenses en una reunión en la que estaba la elite de la poltiica exterior europea, la Conferencia de Seguridad Munich: no presten atención al hombre que está tuiteando desde su Casa Blanca, reportó el Washington Post.

Pero al inicio de su segundo año, aún continua el debate sobre qué tan alarmante es el comportamiento de Trump, o si él no es el problema, sino las politicas que se impulsan mientras todo mundo debate sobre el ocupante de la Casa Blanca.

Mientras tanto, acaba de ganar otra distinción:, en el sondeo de unos 170 integrantes de la sección sobre presidentes de la Asociación Americana de Ciencias Politicas -la principal organización de expertos de ciencias sociales sobre la presidencia en el país- Trump fue calificado como el peor presidente de toda la historia de su país [https://sps.boisestate.edu/politicalscience/files/2018/02/Greatness.pdf].

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70