El documental latinoamericano inquieto por el clima; las películas que ahuyentan al público

El documental latinoamericano inquieto por el clima; las películas que ahuyentan al público

Comenzó la 68 Edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, “La Berlinale”. Desde el 15 de febrero hasta el 25 de ese mismo mes, más de una centena de películas en diferentes categorías serán proyectadas en unos ocho complejos de cines repartidos por Berlín. Esta repartición de salas de cine y la variedad de las películas aseguran dos cosas principales: mantener a La Berlinale como el festival más abierto a las propuestas independientes, subversivas y experimentales de la cinematografía mundial; y por otro lado, conservar un festival abierto al público general y no sólo a compradores, productores, prensa y algunos “enchufados”; y es que el público puede comprar sus boletos para asistir a las proyecciones desde Internet o simplemente formarse en taquilla como a cualquier función, los organizadores se preocupan por mantener siempre billetes disponibles y repartidos más o menos entre los profesiones y el público (sólo las sesiones de Prensa son exclusivas, justamente para la
prensa).
La Berlinale tiene 9 secciones de Selección Oficial más 3 de secciones especiales. De las primeras está la Competición por el Oso de Oro, tanto para largos como para cortometrajes; luego la Sección Panorama para nuevas narrativas; Forum con propuestas vanguardistas y de cierta manera osadas; Generación para público infantil y adolescente; Perspectivas Alemanas; La Selección especial de la Berlinale; el Homenaje, este año dedicado al actor Willem Dafoe (The Hunter, 2011); y la Retrospectiva con el tema de “El cine de Weimar revisitado”. Son 3 las secciones especiales: El Cine y la Gastronomía, con películas que luego son interpretadas por los chefs; la Berlinale Va a la Ciudad; y la Muestra Nativa-Indígena.

Museo de Alfonso Ruiz
Palacios por el Oso de Oro
La presencia de México es activa sobre todo por las coproducciones y el apoyo de Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) a la internacionalización de producciones mexicanas o extranjeras.
Pero destaca la película Museo del director Alonso Ruiz Palacios (Güeros, 2014) estelarizada por Gael García Bernal, Leonardo Ortizgris y Alfredo Castro. La película en Competición por el Oso de Oro tendrá su Premier mundial el próximo jueves 22 de febrero. Además en la sección Forum se hace un homenaje al cine de los luchadores fantásticos de México con la proyección de Santo contra Cerebro del Mal (Joselito Rodríguez, 1959). En la Sección Generación 14plus aparece el cortometraje documental La playa de Francisco Borrajo.
De estas películas esperamos poderles traer el comentario y entrevista con algún miembro del equipo en los días siguientes.
Documental latinoamericano
preocupado por el medio ambiente
Hasta este momento, en dos días de festival que tenemos, hemos ido a ver dos documentales inquietos por el clima, la deforestación y el etnocidio.
Se trata del brasileño Ex pajé (Ex chamán) de Luiz Bolognesi. El director brasileño se ha dedicado principalmente a la escritura de guion cinematográfico pero en esta ocasión decidió afrontar el problema del asesinato de las culturas indígenas en la amazonia brasileña. En una entrevista que nos dio (y que publicaremos en los próximos días) insistió en subrayar el coloniaje que están sufriendo los indígenas por partida doble, por una parte por el eurocentrismo y por otro por el catolicismo. A 500 años de conquista, el etnocidio no ha terminado.
El otro documental es Viaje a los pueblos fumigados del ya mítico Fernando “Pino” Solanas. El director argentino nos dará una entrevista mañana, así que también, como hicimos en Cannes hace dos años, vamos a presentarles una larga charla con él. Su documental se preocupó por rastrear el cambio climático provocado por la llamada agroindustria que ha forzado el cambio de los cultivos, la deforestación y explotación genética de plantas y uso de pesticidas. La consecuencia final, es el envenenamiento de las poblaciones, las deformaciones de los bebés y el aumento de casos de cáncer.

La cama de Mónica Lairana,
mandó a la cama al público
Fuimos a ver la cinta argentina La cama de Mónica Lairana instigados por el morbo de la sinopsis: la sexualidad de adultos mayores, los problemas de impotencia y la separación contados desde una cama con los cuerpos desnudos. Bien, la historia cuenta justamente esa separación en la edad adulta, de dos personas que se quieren y que se extrañan porque han compartido su vida juntos, pero cuyos cuerpos ya no responden a sus deseos. Separarse, hacer los cartones, dividirse las pertenencias y vender la casa son los conflictos puestos en escena por Lairana. Sin embargo, utilizó el dispositivo de los largos planos desencriptores de escena tan usados por su compatriota Lisandro Alonso. Quizás 90 minutos de una drama sin momento de quiebre ni velocidad de cortes pesó en el pase exclusivo para la prensa e hizo que unos 40 periodistas fueran abandonando la sala, que se escucharan los ronquidos de alguno muy cansado (y se escuchaban porque no había voz ni ruido en la escena, tal cual era de contemplación) y las risotadas en los pocos momentos de movimiento de los personajes.
En fin, que de eso se trata este festival, de mostrar propuestas osadas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70