De la honestidad al cinismo

De la honestidad al cinismo

Hace días leí que un funcionario británico renunció – por decisión propia – por haber llegado a una reunión importante con 5 minutos de retraso. En contraste nuestros políticos, sobre todo los más encumbrados ni siquiera se sonrojan cuando llegan con horas de retraso a eventos que les han programado y donde muchas veces les esperan escolares bajo el sol sin que esto les provoque ningún tipo de problema.
Aquí vemos la diferencia de las formas de participar en la vida pública de muchas partes del mundo frente a las nuestras. Pongamos otros ejemplos: la presidenta de Oxfam Internacional, organización humanitaria con base en Londres, renunció a su puesto – por voluntad propia – porque sus subordinados que habían sido enviados para auxiliar a las víctimas del terremoto en Haití, habían contratado prostitutas – en sus tiempos libres – esto puede ser contrastado con los diputados panistas que en una fiesta en Puerto Vallarta, contrataron a mujeres que con poca ropa amenizaron sus aquelarres, y ni siquiera se disculparon ante la sociedad que vio en los medios este tipo de acciones. Estos legisladores conservadores y mochos siguen actuando en la política nacional como si nada hubiera pasado.
Lo que queremos resaltar en estas reflexiones es el enorme contraste de lo que sucede en otras partes del mundo y las formas – los usos y costumbres – de la clase política en nuestro país. Fuera de nuestras fronteras un político renuncia en automático cuando está siendo investigado por actos de corrupción, – propios o del personal que trabaja bajo su supervisión – en nuestro país vemos casos extremos como el del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien sigue al frente de su secretaría cuando ha sido señalado por múltiples actos irregulares y de corrupción desde el socavón del libramiento de Cuernavaca, la licitación del Tren México Querétaro, o el Toluca México tan publicitado y que difícilmente entrara en funciones durante el presente sexenio – o si lo hace solo lo hará en forma parcial – y con todo y esto y mucho más el señor sigue tan campante y podemos decir, sin-vergüenza alguna por lo sucedido.
Hoy nos encontramos que el presidente de Sudáfrica es cuestionado y forzado a renunciar por una legislatura independiente por el simple hecho de haber remodelado su mansión con recursos del gobierno, o el Primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu, está siendo cuestionado por un poder alterno – el legislativo – por presunción de actos de corrupción, y posiblemente tenga que dejar el cargo para ser investigado cosa que en nuestro país es prácticamente imposible que esto suceda.
Vemos con envidia como Álvaro Colon expresidente de Guatemala es apresado y con él ya son 3 expresidentes de aquel país que están en la cárcel por la corrupción ocurrida en sus respectivos gobiernos, y no necesariamente por que fueran culpables, porque son al menos responsables de las irregularidades que se dieron bajo sus mandatos. La pregunta sería, algún día veremos que la justicia se cumpla en nuestro país donde desde Salinas de Gortari hasta Peña Nieto pasando por Fox y Calderón, tendrían que pisar la cárcel – y permanecer ahí – por las enormes irregularidades de una corrupción que le cuesta al país el 9% del Producto Interno Bruto.
Sigamos mirando otros lados del planeta y nos encontramos con el caso del Perú, donde TODOS los ex presidentes, desde Alberto Fujimori hasta el actual, o están en la cárcel o se encuentran prófugos de la justicia o están siendo enjuiciados por actos de corrupción y no dejamos de tener esperanza que esto suceda algún día en nuestro país.
Pero tampoco nos olvidemos que como dice el refrán, “Tanto peca quien mata la vaca, como…” es decir existen los pecados de omisión, y tanto peca quien se llevó el dinero que le pertenece al pueblo, como quien le protege las espaldas – ya escuchaste Tello – y posiblemente el que tapa los actos de peculado sea más culpable por que es el responsable de la IMPUNIDAD que es la hermana gemela de la CORRUPCIÓN, la que permite que las nuevas generaciones de políticos sigan esquilmando al país porque aquí no sucede nada, porque aquí nadie paga por los delitos cometidos, porque aquí la impunidad se alza por arriba del 98% de los casos investigados y solo menos del 2% de quienes delinquen pagan por sus actos, la gran mayoría camina tan tranquilo por nuestro país o por el extranjero o incluso dirige instituciones como el FONATUR y se toma fotos en compañía de otros personajes que inauguran salas de cine en sus grandes mansiones sin que nadie diga nada.
Y aun así, siguen sus poco creíbles iniciativas de por ejemplo crear instituciones – verdaderos elefantes burocráticos inservibles – para combatir la corrupción, donde invitan a una ciudadanía a modo que acude a cobrar un sueldo sin hacer absolutamente nada productivo, y crean instituciones como la Secretaría de la Función Publica o el Instituto de Acceso a la información en donde colocan a personas a modo, miembros del mismo sistema podrido y corrupto que evidentemente servirán solo para seguir cubriendo las espaldas de sus compañeros de antaño y nada más, y están por nombrar un Fiscal General supuestamente independiente que será – sin lugar a dudas – definido por el dedo del Jefe del Ejecutivo y de nadie más, y que tendrá como función seguir el camino de encubrimiento sin importarle un comino el bienestar de una sociedad podrida en su cúpula.
No nos engañemos, existen dos ejemplos claros de cómo son las cosas en México, el Sr. Peña, – ejemplo de corrupción – quiso trascender su sexenio por dos vías, una, en el intento – por fortuna fallido – de protegerse las espaldas nombrando al FISCAL CARNAL, y la otra, la de seguir haciéndose de recursos mal habidos dejando el gran negocio del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con licitaciones definidas por él mismo – y su achichincle Ruiz Esparza – con enormes ganancias y muy pocas posibilidades de que quien acceda al poder pueda modificar.

Así o más claro… ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70