Las + Recientes

Origen de la Constitución

Origen de la Constitución

El origen de una constitución, siempre nos remite a las condiciones del pueblo que la engendra, éste se moviliza para exigir el reconocimiento de derechos no contemplados por la carta magna vigente en ese momento. Si el movimiento tiene como objetivo la modificación total de las estructuras económicas del país, y total o parcialmente de las estructuras sociales y políticas, recibe el nombre de una revolución. Pero si únicamente pretende el cambio de las estructuras políticas y sociales, ya sea en forma total o parcial, se queda sólo en eso: en un movimiento.

La revolución da como resultado la existencia de una constitución, es decir, la creación de una ley suprema en la cual es posible plasmar los ideales que causaron la insurrección popular. Por ello, ambos términos son recíprocos: se lleva a cabo una revolución para crear una constitución, ésta a su vez, regulará las nuevas instituciones y autoridades, delimitará las facultades y competencia de los nuevos gobernantes y establecerá un conjunto de derechos, en favor del gobernado exigibles al Estado. Georges Burdeau, citado por el doctor Jorge Carpizo señala que la revolución es el cambio de una idea de derecho que caduca, que fenece, que no satisface las aspiraciones y necesidades de los hombres, por una idea de derecho joven, plena de vida, que lucha por colmar las penurias e ideales de la comunidad.

A través de su vida independiente, en México han existido 3 constituciones federales: la de 1824, la de 1857 y la vigente de 1917, surgida de la revolución.

Bajo el gobierno de la dictadura de Porfirio Diaz, nuestro país se caracterizaba por el progreso económico y la paz social, es decir, poca política y mucha administración. Sin embargo, en ese régimen autoritario, que mantuvo el poder por treinta años, no se reconoció la democracia y los derechos de los mexicanos fueron constantemente vulnerados.

Por lo general, los políticos estaban condicionados bajo el control del presidente. Haciendo referencia a esa situación, Madero señalaba que no se han podido conocer más pro hombres que los que los que rodean al general Díaz y esos, no pueden ser grandes políticos ni mucho menos políticos independientes; tienen que ser forzosamente hombres de administración, que se resignen a obrar siempre según la consigna, pues sólo así, son tolerados por nuestro presidente, que ha impuesto como máxima de conducta a sus ministros, gobernadores, y en general, a todos los ciudadanos mexicanos, la poca política y mucha administración. Reservándose para él, el privilegio exclusivo de ocuparse en política, a tal grado, que para los asuntos que conciernen a este ramo de gobierno no tiene ningún consejero, sus mismos ministros ignoran con frecuencia sus intenciones.

Bajo estas condiciones, nadie podía ser indiferente. Era necesario tomar medidas para lograr el cambio que México exigía. Un grupo de intelectuales comenzaron a organizarse. Uno que destacó estaba integrado por: Camilo Arriaga; Juan Sarabia; Antonio Díaz Soto y Gama; Librado Rivera; Rosalío Bustamante, Humberto Macías entre otros. Ellos, en el año de 1899 fundaron el Círculo Liberal en San Luis Potosí.

Pronto se multiplicaron en el país otros grupos. Dos años después, el 5 de febrero de 1901, muchos delegados, contando con representación femenina, se reunieron en la misma ciudad para constituir la Confederación de Círculos Liberales. Las reuniones continuaron, cuando se celebraba la segunda de ellas, el 24 de enero de 1902 en un teatro de la misma ciudad, Heriberto Barrón, un incondicional de Porfirio Díaz, irrumpió en el lugar acompañado de un buen número de policías y detuvieron a los líderes. Al año siguiente se unieron al Círculo Liberal Ponciano Arriaga, otros hombres que pedían también la caída de Díaz, entre ellos los hermanos Flores Magón. Como liberales, publicaron tres periódicos de oposición: El Hijo de Ahuizote; Excélsior y Regeneración. Estos periódicos se oponían totalmente a los que para aquella fecha circulaban como por ejemplo El Diario del Hogar; Juan Panadero; El Colmillo Público; Redención, etc.

Una de las aportaciones de este grupo, es que firmó El Programa del Partido Liberal y Manifiesto a la Nación, se trató de un documento que circuló clandestinamente con el objetivo de continuar concientizando al pueblo mexicano en la lucha contra don Porfirio. Contenía ideas avanzadas para su época. En materia educativa, señalaba mejores sueldos para maestros, establecía obligatoriedad para los trabajos manuales en las primarias. Sobre el sector agropecuario, establecía la restitución de ejidos y la distribución de tierras ociosas entre campesinos, así como la fundación de un banco agrícola. Indicaba múltiples derechos para los trabajadores. Entre ellos: jornada laboral de ocho horas; prohibición del trabajo infantil; salario mínimo; descanso dominical obligatorio; abolición de las tiendas de raya en todo el territorio; Se entregarán pensiones de retiro e indemnizaciones por accidentes en el trabajo y se expedirá una ley que garantice los derechos de los trabajadores. Indicaba también la protección para la raza indígena.

De ahí, que una constitución retoma de la vida pública, todos aquellos elementos socio económicos y políticos, que determinarán el contenido de sus disposiciones. Su creación, presupone levantamientos bélicos, lucha de las mayorías, etc.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70