Biby Rotuno, la primera mujer del estado en obtener una licencia de transportista

Biby Rotuno, la primera mujer del estado en obtener una licencia de transportista
Existe una cierta cantidad de prejuicios acerca de la profesión de la conducción de un tráiler que hace que las mujeres sean renuentes a dar un paso adelante. Una es el hecho de que la profesión exige que se esté durante largos períodos de tiempo lejos de la familia, y otra, enfrentarse a una industria dominada por los hombres.
Sin embargo, Biby Rotuno, de 27 años de edad, hace dos años logró dar ese paso, y se ha convertido en la primera mujer en Zacatecas en obtener una licencia de transportista y ha logrado conquistar las carreteras a bordo de su enorme coloso de metal.
Aunque se pudiera pensar que existe machismo entre los conductores de tráiler, Biby no se ha enfrentado a situaciones incómodas o de discriminación por ser mujer. Al contrario, sus compañeros le han auxiliado siempre que lo ha necesitado.
“Cuando llego a otros estados algunos choferes no me molestan ni nada, pero como que no se atreven a hablarme, y otros llegan y me saludan y me dicen que les da gusto ver a una mujer conduciendo un tráiler. Pero siempre me han tratado con respeto”, dice Biby.
Cuando ha tenido fallas mecánicas en la carretera, siempre han sido los mismos conductores de tráiler, quienes la han apoyado, por lo que considera que toda aquella mujer que quiera convertirse en conductora puede hacerlo.
Incluso, hay mujeres que se le han acercado y le han comentado que tienen la inquietud de manejar. Hasta le han pedido que les dé algunas clases de manejo, lo cual le motiva, pues se ha convertido en un ejemplo para varias mujeres.
Cuenta que esto comenzó gracias a su abuelo y su padre, quienes han dedicado su vida a viajar por las carreteras en tráiler. Su padre, Mario Rotuno, tiene más de 30 años dedicándose a esta profesión. Recuerda que desde pequeña, ella y su madre acompañaban a su padre en sus largos viajes.

“Desde que era bebé andaba con mis padres en viajes largos. Crecí en un tráiler, se podría decir, porque mi infancia la pasaba acompañando a mi padre y me llamó la atención y quise aprender a manejar”, dice la joven conductora.
Fue a la edad de 25 años cuando ella les dijo a sus padres que deseaba dedicarse a ser transportista y afortunadamente no hubo objeción de su padre ni de su madre, incluso su hermano Mario se ofreció a enseñarle a conducir.
Ella es la única mujer de toda su familia que decidió seguir los pasos de su abuelo. “Pero mi hija ya está tomando el gusto por el tráiler, y ya me ayuda a subir y bajar patines y a desconectar mangueras”, dice orgullosa.
El respaldo de su madre fue fundamental, pues es ella quien se encarga de cuidar a su pequeña Catherine de 10 años, cada que tiene que ausentarse para volver a las carreteras. Aunque reconoce que sus padres no dejan de preocuparse cada que tiene que salir a cumplir con su trabajo.
Por lo regular viaja sola y ha tenido que dejar a su hija hasta por 3 días, los cuales para ella se le hacen eternos, dice, en ocasiones la acompañan ella y su madre. En cada viaje duerme en un pequeño camarote, el cual ha adornado a su gusto. Aunque le gustan diferentes géneros musicales, confiesa que disfruta conducir mientras escucha música country.
Su padre le dejó manejar el tráiler de manera local. Al inicio, Biby empezó moviendo cajas, de una planta a unas bodegas. Al principio le pareció difícil, por las maniobras que tenía que realizar.
Su primer viaje fue a Tecalcatepec, en Morelia, Michoacán, ciudad que ella tenía ganas de conocer y que gracias a este trabajo pudo hacerlo. “Aunque es una larga distancia y está peligroso, pero me fue bien. Siempre salgo con la bendición de mi madre y siguiendo los consejos de mi padre en mi camión, al que le puse una calcomanía con el nombre de mi hija”.
Ahora trabaja para una empresa cervecera, donde por norma le exigen conducir solamente 8 horas y descansar 2, para que no se desgaste. A Biby le gusta más viajar de noche, pues no hay tráfico y puede llegar más rápido a su destino.
Pareciera que quienes conducen tráiler se la pasan viajando y conociendo otras ciudades, pero la realidad es otra, pues no hay tiempo para visitar lugares turísticos o dar un paseo por las ciudades.
Al llegar a descargar la mercancía, en cuanto termina debe alistarse para seguir el viaje y continuar trabajando. Solo le da tiempo para comer algo de manera rápida. Una de las ventajas que tuvo Biby para poder desempeñar bien su trabajo fue la experiencia que había adquirido con su padre, pues con él conoció bastantes rutas, atajos, caminos y carreteras de diferentes ciudades del país.
Biby opina que las empresas cerveceras que están instaladas en el estado deberían de tomar en cuenta las líneas de transportes de zacatecanos, pues hay familias enteras dedicándose a esto y que ofrecen empleos y que contribuyen al desarrollo económico del estado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ