My body, my rules: perfomance del deseo, el sexo y el amor

My body, my rules: perfomance del deseo, el sexo y el amor

Día del amor y la amistad. La directora de La Gualdra me recordó (no es que lo olvide sino que no lo tengo muy presente) la fecha y me pidió comentar alguna película de amor queer -como se dice ahora-, pero no sólo de amor, sino también con su toque de pasión.

Le di vuelta a las películas que había visto en los últimos seis meses y me vino a la mente My body, my rules dirigida por Émile Jouvet. Porque no es sólo de amor y pasión, sino también de reivindicación del deseo por más “anormal” y “chocante” que sea a nuestros ojos.

Jouvet quiso mostrar su militancia con un filme político desde el título “Mi cuerpo, mis reglas” porque las mujeres tienen cuerpos que no se ven, o no se muestran, nunca de esa manera en películas porque se pueden pensar no “bellos”. Se trata de una película sonora y de miradas: que se puede seguir con sólo ver los ojos de las actrices y sus gemidos.

Jouvet creó un performance del cuerpo. Del cuerpo de la mujer y del deseo individual sin juicios. Se trata de una docu-ficción segmentada por escenas de mujeres y actrices de teatro mostrando el uso de su cuerpo para alegrar su deseo. Por ejemplo: una pareja practica un canibalismo metafórico de la entrega del alma y su carne (las mujeres se colocan carne en el cuerpo que la otra devora, incluyendo los cabellos de la amante); la metáfora de un nacimiento y la sexualidad durante la menstruación; el deseo y exhibición del cuerpo de una mujer con problemas motrices; el masoquismo y el miedo a envejecer, desnudarse y abrirse de piernas a pesar de que la piel se arruga; el deseo y el orgasmo gracias a sentir y oler la menstruación y la orina de su amor; o, un noviazgo que entiende la urgencia de posponer las actividades de una tarde cualquiera para desnudarse, tocarse y correrse hasta convertirla -a la pareja- en una mujer de orgasmo fuente.

La directora francesa quería mostrar amor, deseo y libertad, por eso recurrió a un montaje con planos largos sin cortar los performances: por ejemplo, el canibalismo y el nacimiento están lleno de planos “molestos, incómodos, divertidos y sensuales” comentó durante el debate de la proyección en noviembre en el marco del Festival Chéries-chéris de París.

La película tardó dos años y medio en filmarse y tuvo su premier en el Porno Film Festival de Berlín 2017, o sea en octubre de ese año, a escasos 15 antes de su proyección en París.

La pregunta sería, cómo puede ser recibido y a qué tipo de intercambio con el público puede dar pie una película de este tipo cuando se le proyecta a un público menos formado en el tema. Esa pregunta no la lanzamos nosotros, sino que la hizo la propia Jouvet.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70