Recortes de la federación a la UAZ: los criterios políticos de Hacienda

Recortes de la federación a la UAZ: los criterios políticos de Hacienda

Hacienda y la cabeza de Gobierno Federal siguen sin entender la prioridad de la educación superior para el desarrollo nacional. A este sector se le recortan recursos cuando la situación de las universidades estatales es de ahogo financiero. Se gasta más en la imagen del Presidente que en las urgencias de la educación. Más de 35 mil millones de pesos de imagen de Gobierno Federal, contra 8 mil millones de las emergencias financieras de las universidades estatales en crisis al final del año que recién concluyó. Hay una clase dirigente insensible a los temas que deberían ser elementales para un jefe de Estado. El reciente caso de Chihuahua muestra cómo manejan los recursos: al arbitrio de las cúpulas políticas. Le dieron enormes sumas de recursos a los estados que resultaron con escándalos de desviación de los mismos para las campañas del PRI. Por tanto, en este año es evidente que el criterio será aún más de carácter político-electoral en la asignación de fondos extraordinarios. Al estado de Zacatecas lo han marginado, hemos publicado cómo en los últimos años la entidad ha sido afectada en el reparto de recursos. Incluso, hemos sido abiertamente bloqueados por el Gobierno Federal en la adquisición de ingresos extraordinarios para cubrir el gasto educativo, como el caso del llamado Impuesto Ecológico, donde el gobierno de Peña litiga contra el estado de Zacatecas para impedir que acceda a esos recursos.
Pero seguimos con el ejemplo del caso Chihuahua: fue una lucha directa lo que logró que le regresaran no sólo los 700 millones que debían, sino 200 más. Al final le asignaron 900 millones para calmar esa confrontación. La pregunta es si las universidades están articuladas para emprender una lucha que logre doblar al Gobierno Federal en su política de restricción de recursos a las universidades. No lo vemos. En el caso de la UAZ se ve una decisión política que inhibe la movilización. Las asambleas del sindicato han estado desiertas porque el grupo en la patronal las desestimula con la idea de lograr el voto en contra de la huelga. La pregunta es, ¿eso le conviene a la UAZ? ¿No le conviene más generar un proceso de movilización para exigir a Hacienda los recursos que hacen falta para aliviar el ahogo financiero? ¿Al Rector le interesa dar sensación de control o resolver el problema? En otras palabras: el Rector y su grupo desmovilizan a los universitarios y, con ello, se ahogan más en el cumplimiento de las responsabilidades con los sindicatos. Además de que han sido etiquetados como universidad-partido, por vincular a la dirigencia universitaria con el Partido del Trabajo. Gobierno Federal asocia al jefe del Rector con la dirigencia de ese partido político. Cosa que no ayuda a la institución. El grueso de los académicos nada tiene que ver con ese partido y su actividad nada tiene de partidaria, y sin embargo sufren las consecuencias de dicha asociación por la imprudencia de su dirigencia. Es el pretexto de Hacienda para no cumplir con su obligación. Pero mientras, la universidad está desmovilizada y atada a cálculos de ciego. No se podrá emprender una lucha por el subsidio que hace falta a la Alma Mater de los zacatecanos sin estimular la movilización.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ