Hugo García ha mantenido su puesto de tostadas de cuerito desde hace 43 años

Hugo García ha mantenido su puesto de tostadas de cuerito desde hace 43 años

Las tostadas preparadas con cuerito, trompa y salsa casera se han convertido en un antojito típico en Zacatecas. En la capital, Hugo García López se ha encargado de mantener esta tradición, la cual heredó de su familia.
Cuenta que su padre, Roberto García Saldívar, empezó este oficio hace 43 años. Inició por necesidad y para dar alimento y sustento a su familia. Hugo, desde pequeño, ayudaba a su padre en el proceso de preparación y en la venta.

Recuerda que en ese entonces su padre había conseguido un espacio a un costado del Jardín de la Madre, donde permaneció durante mucho tiempo. Posteriormente, una de las administraciones municipales lo cambió a la entrada de la Alameda Trinidad García de la Cadena.
Pero Hugo, a la edad de 16 años, y después de haber aprendido a freír y a elaborar la salsa, decidió salir a las calles a emprender solo el negocio que empezó su padre. En un principio se instaló en el Jardín de la Madre también.
En ese entonces, no había semáforo en la esquina del jardín. Tampoco tenía rampa para personas con discapacidad, por lo que no tuvo problema con trabajar en ese espacio.
Pero de ahí, las autoridades municipales lo cambiaron a la entrada de la Alameda. Ahí, permaneció cerca de 15 años y en ese lugar logró hacerse de una clientela fija, pues el lugar era cómodo para los clientes que llegaban tanto en coche como a pie.
Su mayor clientela la representaban los estudiantes de la preparatoria número 1 de la Universidad Autónoma de Zacatecas, quienes le pedían la tostada de “Jodi” que era solo la tostada frita bañada en salsa. “Es la tostada del jodido”, dice riendo.
Señala que ha tenido la satisfacción de que esos mismos estudiantes regresan años después, convertidos en profesionistas y vuelven con sus hijos para que conozcan el sabor de las tostadas, que ellos probaban de jóvenes.
Sin embargo, después de esos años, en la actual administración se le indicó que tenía que regresar a la esquina donde inició, en el Jardín de la Madre, lo cual ha impactado de manera negativa en su negocio.

Ahora la infraestructura de la ciudad ha cambiado y en esa esquina hay una rampa para personas con discapacidad, lo que resulta un peligro tanto para clientes y empleados, estar a un lado de la cinta asfáltica por donde pasan los vehículos.
Este cambio ha provocado que disminuya la clientela, pues por ser un lugar incómodo y peligroso, han bajado las ventas. Opina que se debe tener consideración con los comerciantes ambulantes, pues también contribuyen con su pago de impuestos.
Muchos de ellos tienen como única opción la venta en las calles de algún producto y en vez de cerrar espacios o alternativas de venta, se deberían buscar opciones para mejorar los negocios ambulantes, apoyándolos con algún mueble que vaya acorde a la arquitectura de la ciudad.
Por lo pronto menciona que hay un diálogo con las autoridades del ayuntamiento municipal para que se le permita volver a su antiguo lugar en la Alameda. Incluso, varios de sus clientes lo están apoyando con firmas.
Incluso, aunque no utiliza las redes sociales, se enteró que uno de sus clientes compartió una publicación en donde manifestaba su apoyo para que lo regresaran a su espacio en la Alameda, lo que le sorprendió.
Diariamente prepara cerca de 700 tostadas. Inicia desde las 7 de la mañana en su casa. Tiene a dos personas, una le ayuda a freír, y otra a picar la verdura. Entre él y su esposa preparan la salsa.
Salen de casa cerca de las 10 de la mañana para iniciar sus labores y la jornada laboral llega a concluir entre 7 y 8 de la noche. Tiene un hijo adolescente, aunque no está seguro de si éste quiera seguir con el negocio y tradición que le dejó su padre.
Su puesto le ha dado muchas satisfacciones. La principal, dice, es poder darle sustento a su familia y que su hijo pueda estudiar. Otra es que ha podido conocer a miles de personas en todos estos años.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70