“Todos merecemos vivir una vida libre de violencia”: José Juan Estrada

“Todos merecemos vivir una vida libre de violencia”: José Juan Estrada

“Todos merecemos vivir una vida libre de violencia”, dijo José Juan Estrada Hernández, quien se refirió a los objetivos del programa “Mariposa”, propuesto para atender el problema de la violencia doméstica al interior de la comunidad migrante zacatecana que reside en los Estados Unidos ofreciéndole información sobre “los recursos legales, migratorios, económicos, sociales y laborales” de los que puede disponer para salir de esa situación.

El programa, agregó el secretario de Migración de Zacatecas, tuvo su primera capacitación en la ciudad de Fort Worth, Texas, el pasado 15 de enero, a la que asistieron poco más de 40 personas.

La capacitación fue dirigida a los interesados en intervenir en este tipo de problemáticas adiestrándolos para que detecten a quienes se encuentran inmersas o inmersos en una situación de violencia doméstica a fin de guiarlos hacia las organizaciones e instituciones gubernamentales que les puedan brindar ayuda para salir de la problemática de la violencia intrafamiliar.

No obstante también comentó, acudieron también víctimas, mujeres y hombres, o familiares de las mismas.

“Creíamos que no iba a venir gente, sobre todo la gente que está siendo abusada, sin embargo, sorprendentemente hay tanta gente con necesidad que llegó pidiendo auxilio; ‘realmente es que yo vengo para que me ayuden, yo no vengo a aprender cómo ayudar a alguien”, citó.

Mencionó el caso de un hombre joven que dijo estar en una situación de violencia doméstica donde la agresora es la esposa, que le habría ocasionado ya pensamientos suicidas.

José Juan Estrada también se refirió a un fenómeno detonante de la violencia doméstica contra las mujeres que se refiere a un ritual cultural que practican los migrantes zacatecanos o sus descendientes.

Dijo que es una tradición que al llegar la edad de contraer matrimonio los varones que ya viven en Estados Unidos “quieren venir a casarse con una muchacha de Zacatecas, se vienen a buscar una novia, la conocen un mes, se casan y se la llevan. No se conocían y empiezan a vivir una situación difícil de acoplamiento”.

En ese contexto ellas son amenazadas con el tema de su situación legal en aquel país, “les dicen que no les van a arreglar papeles; se envuelven en una situación en la que a lo mejor ninguno de dos tenía la culpa. Es por la premura y por hacer este rito que muchos todavía hacen de venir a casarse y cometen el error de no conocerse más tiempo”.

Expuso que este programa de reciente creación en la Secretaria de Migración de Zacatecas crecerá conforme se haga necesario.

“Pero por lo que vimos en Texas, es muy necesaria –este tipo de ayuda- en la comunidad”.

A los asistentes se les entregó una carpeta con el registro de organizaciones de la sociedad civil e instituciones de gobierno que se dedican a ayudar a personas en estas condiciones.

“Y estuvo muy bien, tuvimos dos especialistas de una organización de Chicago que se llama Mujeres latinas, y un oficial de policía. Fue muy interesante toda la metodología. Tuvimos mucho éxito (…) Ojalá que no tuviéramos éxito, ojalá que no fuera necesario, sin embargo yo creo que algo tenemos que hacer, lo poquito que podamos hacer, pues muy satisfactorio”.

Estrada Hernández dijo sentirse conmovido “porque yo pienso que todos merecemos vivir una vida libre de violencia y enfocarnos en otras cosas: sacar a nuestras familias adelante, progresar, trabajar, ser felices. Pero la mayoría de las veces la gente que vive en esa situación ni progresa ni es feliz y termina como este muchacho queriéndose quitar la vida”.

Mencionó que la Secretaría de Migración de Zacatecas seguirá implementando programas y acciones que ayuden “a nuestra comunidad allá y a los familiares de los migrantes aquí también”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70