Las + Recientes

Dalias y palabras.

Dalias y  palabras.

Con solidaridad al trabajo artístico realizado por jóvenes grafiteros dentro del programa Arte Joven, cuyo mural ubicado en la Colonia Alma Obrera, fue suplantado con propaganda oficial, ignorando quienes ordenaron hacerlo, lo valioso del arte público como medio de expresión de moceríos tradicionalmente marginados.
Con reconocimiento también, a los organizadores y comunicadores del Sistema Zacatecano de Radio y Televisión por la realización del debate público “La Radio y la Paz”, que arrojó un compendio de fomento de los valores éticos que favorezcan la condición de ser “otro”, en un ámbito de negación y extravío, donde la querella de si no estás conmigo, estás contra mí, ha mantenido por mucho tiempo, un gastado discurso de simulación que mucho ha quebrantado la comunicación efectiva.
Incluye este texto, una felicitación al equipo del Museo de Guadalupe por su centenario cumplido en 2017 y que tras un dinámico programa de actividades concluyó con una magnífica exposición de arte popular denominada “La Flor en la Cultura Mexicana”, una suerte de apología a la flor, emblema sensible del mundo prehispánico y una inagotable fuente de vida y belleza para la sociedad mexicana.

Tres notas que sirven de marco para confirmar la importancia de la cultura como tarea prioritaria de los gobiernos y los pueblos para restablecer el diálogo, como factor fundamental en la construcción de la paz; y que correspondan a la solidaridad natural y espontánea de su gente.
En distintos foros de análisis de lo propio, de aquello que nos es inherente, está presente la preocupación de enfrentar el horror del tedio y los espacios vacíos; el temor de perder costumbres, tradiciones, modos de vida, valores éticos que son intrínsecos al sentido vital de nuestra existencia y que fundamentan su razón de ser y estar en su cultura.

El temor a perder el rostro propio y el agotamiento de una comunicación eficiente, frente a una sociedad de consumo – colmada de propaganda artificial que intenta a toda costa, suprimir sus necesidades reales dentro de un proceso de cosificación que daña severamente la estructura familiar-, obliga a repensar el imaginario de lo zacatecano inmerso en la complejidad de lo mexicano para revisar el rumbo y el equilibro que se quieren alcanzar.

Frente a la verticalidad de gobiernos rígidos, alienados del capitalismo corporativo que sangra a los pueblos del mundo, el arte y la cultura, sin dudarlo, constituyen el mayor aliciente para la vida en sociedad, para la libertad y una paz ganada.

La realidad que se vive, conmina a derribar muros y alentar la convivencia y el conocimiento a través de la recuperación de la palabra que permita a las personas tener confianza en el porvenir y que es posible sostenerse en su propia cultura, siendo quien es.
En cierto sentido, en la práctica oficial prevalece un proyecto uniforme, que quizá es ya insostenible, puesto que requiere horizontalidad para dar cabida a las distintas voces que conforman este vital y extraordinario país.

Hay mucha inquietud al respecto. En diciembre próximo pasado, de cara a la elección presidencial de este año, se presentó en la Ciudad de México, el libro ¡Es la reforma cultural, Presidente!, coordinado por Eduardo Cruz Vázquez, que reúne a 37 especialistas en temas culturales, con propuestas que consideraron pertinentes para el sexenio que arranca en este 2018.

Las temáticas surgen desde la sociedad civil y carece de una visión partidista, porque finalmente la cultura está por encima de cualquier partido político, por lo que este libro pretende convertirse en un instrumento de reflexión que promueva la diversidad de pensamiento y atraiga el interés de los candidatos a la presidencia de México.

Se requiere prestar sincero interés, más acá del espectáculo, para que, como lo dijo Guillermo Bonfil Batalla “La querella por la cultura no puede ser más la ocupación onanista y desvelada de unos cuantos, ni tema tan inevitable como intranscendente de la charla de salón o de café. En la opción del proyecto cultural que modele el México de mañana se decide nuestro ser y nuestra manera de estar. Es asunto vital para todos: vamos tomándolo en serio”.
Ánimo y fortaleza para todos, hoy especialmente a la comunidad universitaria, por el inminente regreso a clases. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70