Las + Recientes

Zacatecas marginado (financieramente) por el actual gobierno federal

Zacatecas marginado (financieramente) por el actual gobierno federal

El presupuesto se distribuye en ramos y luego se divide en fondos. Por ejemplo, el célebre ramo 33 se divide en 8 fondos destinados a las Aportaciones Federales dirigidas a los estados para cubrir recursos obligatorios para salud y educación. Estos recursos están destinados sobre objetivos muy precisos mencionados en la Ley de Coordinación Fiscal y tienen algoritmos de repartición que dejan pocas dudas en la forma de la distribución de los fondos mencionados. Son objetivos en el sentido de que todo mundo puede verificar los criterios con los cuales a unos estados se les da más o menos. Sin embargo, hay un ramo donde no hay tal cosa, es arbitrario y opaco: el Ramo 23.
Lo podemos decir en otras palabras: la persona del secretario de Hacienda decide sobre la asignación de los fondos de este ramo, no hay reglas claras o algoritmos legalmente establecidos. Si el secretario quiere se dan recursos, y si no quiere no. En el caso de los fondos de Participaciones Federales (por ejemplo) esto no puede ocurrir, si el secretario asignara menos recursos de los calculados a un estado, este se puede amparar contra la acción ilegal del funcionario federal y, seguramente, un juez ordenaría que se le liberen los recursos como están establecidos en la Ley. Pues en el caso del ramo 23 esto no es así: el secretario es el demiurgo que decide a su personal arbitrio qué cosa se apoya y qué cosa no. Una mega-bolsa para responder a los compromisos del secretario de Hacienda.
En el 2017 se recortaron 14 de los 17 fondos, sobre todo los dirigidos a “transferencias a entidades federativas”, es decir, los recursos destinados para que los estados decidan la aplicación concreta de los mismos fueron eliminados, por ejemplo, aquellos que apoyaban migrantes, infraestructura deportiva, la implementación del sistema de justicia penal y los problemas de contingencias económicas. Se ejercieron un poco más de 93 mil millones de pesos, y de esos la partida dirigida a Zacatecas fue disminuida. Sí, estimado lector: el estado de Zacatecas resultó muy afectado por esos recortes, y como son fondos que no tienen reglas claras o algoritmos establecidos, es evidente que la afectación es consecuencia de la decisión soberana del secretario de Hacienda. ¿Adivina de quién se trata? Pues nada más ni menos que el actual (pre)candidato a la Presidencia por el PRI, José Antonio Meade. Desde su patrón (Videgaray) se había comprometido a apoyar en las emergencias económicas del estado, entre las que estuvieron el déficit de la universidad, los proyectos de desarrollo de infraestructura y emergencias económicas, pero nada ocurrió. En conclusión: Zacatecas no ha sido prioridad de ningún tipo en el Gobierno Federal actual. Hemos sido marginados y ninguneados por el equipo de gobierno de Enrique Peña Nieto. Y después de que incumplen los compromisos de apoyo al estado, vienen a sonreír en las plazas públicas de la ciudad a pedir que votemos (otra vez) por ellos. ¿Tiene la dignidad (y el sentido común) un límite?

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70