“Pega” a comerciantes aumento en precio de los combustibles

“Pega” a comerciantes aumento  en precio de los combustibles

“En el ramo en que estamos nosotros sí hay un incremento en general del 10 por ciento en adelante, en la mayoría de los productos”, dijo Jorge Esquivel, quien tiene su negocio, Semillas y Cereales “Anita”, en uno de los mercados más tradicionales de la capital de Zacatecas, el Genaro Codina, conocido como El Laberinto.
Mencionó el pasado 9 de enero, a su regreso del estado de Aguascalientes donde se surte principalmente, que le faltó para completar su compra acostumbrada de productos, un 25 por ciento más de dinero.
“Yo tenía mi presupuesto de acuerdo al año anterior y ya cuando fui se me incrementó el 25 por ciento, a mí me faltó el 25 por ciento del total de mis gastos para poder solventar mi mercancía”.

Las razones que recibió de sus proveedores fueron que ese es “el costo real de los productos” y que no pueden bajarlos de precio, “y nosotros tenemos que hacer lo mismo porque no podemos perder nuestra ganancia dando precios anteriores, ya no es costeable”.
Mencionó entre otros casos, el aumento de 20 por ciento en productos desechables con respecto a diciembre de 2017.
“Entonces son cosas que no se explica uno porque hay demanda” en el último mes del año, “entonces enero no tendría por qué haberse disparado tanto. Pero hubo un incremento tal como sucedió en todos los productos de la canasta básica” y como efecto del aumento en las gasolinas.

Así, el kilo de huevo pasó en este tránsito de diciembre a enero de 30 a 32 pesos, mientras que el frijol tuvo un incremento de 15 pesos a entre 18 o 19 por kilo, “más o menos es el 30 por ciento”.
El azúcar costaba 18 pesos por kilo al finalizar el 2017 y ahora está en 20. Y así puede decirse del arroz o el aceite, ambos productos elevaron un peso su precio con respecto al año anterior.

“Todo se está empezando a mover paulatinamente, conforme va transcurriendo el año se van moviendo los precios de la canasta básica”.
Comentó de las conversaciones con sus clientela, que lo reiterado es que se queje y se inconforme con el gobierno, “de que no respeta y no hay un incremento real a los salarios de los trabajadores, vamos, que no es equilibrado el aumento del sueldo con el de los productos”.
También dentro de Mercado Genaro Codina se encuentra la negociación Frutas y Verduras “La Güera”, allí el encargado quien también se surte en Aguascalientes mencionó que sus proveedores argumentan el incremento de los costos por el aumento en las gasolinas.
Habla de los fletes, y comenta que en años pasados eran más baratos, “y ya con el incremento del diésel sí han tenido que subir un poco más”.
“En ocasiones también ya veo reflejado en el bolsillo el gasto porque de cuatro años a la fecha es el doble, al menos en gasolina para traslado”. Por ello ha dejado de utilizar su vehículo y contrata ahora ocupa camiones de fletes.
Respecto de los productos que han subido por el fenómeno inflacionario asociado al incremento de los combustibles, trajo a colación los casos de la papa y el aguacate, “son productos que suben y ya no tienden mucho a bajar; sube el precio y ya ahí se quedó, o baja al inicio del año, pero no como estaba”.
La papa se encuentra en este momento en su expendio en 22 pesos, antes la podían comprar los zacatecanos entre los 18 y los 20, mientras que su costo regular se ubica generalmente entre los 10 y los 12 pesos.
Su clientela se inconforma por el precio pues argumentan que es un producto con el que hacen rendir la comida, “entonces como está elevado prefieren hacer otro platillo en vez de consumirla”.
El aguacate subió 2 pesos del 20 de diciembre al primero de enero, y desde los días 3 y 4 del presente año se ha mantenido su precio estable, pero acota, son productos que “suben y ya
no bajan”.

La calabaza también estuvo en días pasados en 22 pesos y en este momento se ubica en 30, “apenas el lunes”. Mientras que la zanahoria tuvo un incremento de 8 a 12 pesos desde diciembre a la fecha “y ya no ha bajado.
Hay algunas otras frutas y verduras que en lugar de subir sus precios este año los han bajado, el expendedor explica el fenómeno por el incremento de la oferta procedente de Sinaloa; según se levanten cosechas.
“Cuando Sinaloa produce, y como abastece a la mayor parte del territorio nacional, es cuando bajan los costos de los productos”.
Mencionó el caso del jitomate que para el día 24 de diciembre se ubicaba entre los 22 a los 24 pesos por kilo, ahora se le puede adquirir en 12. Mismo caso es el del tomatillo, “ese anduvo sobre 14 o 16 pesos para el 24, y ahorita está sobre 12 a 13”.
Martha Frausto, encargada de Frutas y Legumbres “González”, habla del mismo fenómeno, una reducción de precios que ella adquiere en la Central de Abastos local, pero en este caso desconoce las razones del mismo. “Después de la temporada de diciembre ya empiezan a bajar, pero sí incrementaron en las fechas pasadas”.
Enumera entre ellos al jitomate, cebolla, lechugas, rábanos y limón, sobre la papa agrega, “esa sí sigue un poco carita y así se ha mantenido, a 24 el kilo. Ya tiene tiempo así, como dos meses”. Con el inicio del año subió un poco pero luego bajo el precio y se estabilizó”, puntualizó.
En su expendio, la calabaza, donde hubo un diferencial más pronunciado, estuvo a 55 pesos el kilo y ahora se le encuentra en 26.
Respecto de los efectos que estas variaciones ocasionan en sus clientela, comentó que “la misma gente se va dando cuenta, por ejemplo en dos calabazas eran 16 pesos y ahorita así ya las agarran, son 7 u 8 pesos, la gente empieza a notar –el cambio-“.
En otro expendio de El Laberinto, La Pollería “Toñita”, su encargada Alejandra, dice que el kilo de huevo sí ha tenido variaciones de precio al pasar de 29 a 31 pesos, un salto que ocurrió en diciembre y no a inicios de año, expuso.
Precisó que el precio del pollo no ha tenido modificaciones y que se mantuvo todo el año anterior en 48 pesos por kilo. No obstante mencionó que sí espera que haya un incremento, “porque todo sube en estas temporadas”.
Sus clientes a veces le refieren que pueden encontrar este producto más barato en la Central de Abastos, pero ella argumenta que traerlo al Mercado Genaro Codina le implica un costo de traslado; expone también que aunque puede ser más barato en aquel lugar y en tianguis, la variación puede deberse a que no se estuviera entregando a los clientes el peso completo.
“Aquí vienen a verificar los de Profeco, pero en Abastos y los tianguis no verifican nada. Aquí nada más checan, agarran precios y está bien porque uno se siente tranquilo porque es el mismo precio, pero allá en los tianguis sí les dan un precio y no les dan lo que es”.
En este breve recorrido por el Mercado Genaro Codina también pudo constatarse que en el caso de la carne roja los precios se han mantenido estables, ubicándose por ejemplo el del kilo de bistec o de molida “de trozo”, en 126 pesos por kilo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70