Las + Recientes

La oposición política fallida ante el proceso electoral de 2018

La oposición política fallida ante el  proceso electoral de 2018

De acuerdo con Diógenes Pino Ávila, la oposición política se integra por un grupo de personas o partidos políticos con pensamiento diferente al grupo que ostenta el poder y que por lo tanto, hace críticas y cuestionamientos a los desaciertos del mandatario empoderado. Pino Ávila delimita dos tipos de oposición, una irracional que da palos por dar en busca de dividendos políticos y la otra llamada racional que critica lo mal hecho por el gobierno con argumentos y pruebas incontrovertibles que presenta en denuncias y demandas ante las instancias legalmente establecidas. En este contexto, no creo que la oposición racional o irracional en México pueda tener los méritos suficientes para evitar que el candidato del PRI a la Presidencia de la República ascienda al poder por otros seis años y lo fundamento en las siguientes incómodas apreciaciones: A. La oposición ha perdido identidad, mística, rumbo y coherencia, más bien, prevalece la lucha de egos motivante de uniones entre izquierdas y derechas o aguas con aceites. Hace algunos años tuve un amigo medio loco que quería que tragaran juntos el perro con el gato y el ratón; nunca lo logró, si acaso el que podía hacerlo era el peruano San Martín de Porres y ahora, la ambición desmedida del poder por el poder lo cual lleva a cometer un cúmulo de atrocidades. Creo que si hubiera una escala de descenso hacia lo más profundo del fango en materia política, veríamos que en estas próximas elecciones, los partidos políticos y sus candidatos bajarían varios peldaños más, ya que el robo de las elecciones y lo infáme que resultan los argumentos de la oposición para opacar a los priyistas son cada vez más inverosímiles. B. A ningún partido político de los que se dicen contras se le ocurrió educar al electorado para que no caigan en las garras que prostituyen la democracia en nuestro país, así, el PRI tiene nuevamente la oportunidad de jugar con el hambre del pueblo y volver como cada elección, a comprar credenciales, jugar a la ruleta, al mapache y a poner árbitros donde sea para garantizar que los ilícitos electorales no prosperen o pongan en peligro la hegemonía en el poder, de tal suerte, ante los mismos burros votantes se aplicarán las mismas estrategias que garantizan el triunfo. C. Los independientes contribuyen más a fortalecer el principio de divide y vencerás, por más broncos y apartidistas que supuestamente sean ya que no tienen ni el dinero ni la estructura suficiente para lograr alguna posición relevante pues incluso, no juntan ni las firmas requeridas o no les funciona la aplicación del INE, si acaso, uno que otro ganará huesos menores para no generar el desánimo de los suspirantes, sobre todo si algún partido político está detrás de él y le ha compartido, dinero y estructura; una vez soñé que el partidazo regalaba portafolios llenos de credenciales para votar con el propósito de apoyar algunos candidatos para restar fuerza a los de la oposición. D. La oposición no ha sido capaz de promover el castigo a tantos casos de corrupción e impunidad cometidos en su mayoría por gobernadores y funcionarios del PRI, al contrario, es el precandidato priyista el que se siente dolido por las raterías de César Duarte, Javier Duarte, Tomás Yarringtón (Me faltan más y los omito por el espacio) y el último caso de Roberto Borge quien hizo crecer la deuda pública de Quintana Roo en un 115%, además de desviar más de mil 464 millones de pesos relacionados con el impuesto al hospedaje, entre otras más raterías que temporalmente lo tienen preso, no así a otros que han sido premiados con otros puestos en la administración pública y próximas senadurías. Así las cosas, me da la impresión de que la oposición se ha dedicado más a la contemplación del caos que a una acción efectiva para llegar al poder, apostándole al advenimiento del mesías, ese que Usted ya sabe quien, por el simple hecho de la candidatura eterna que él mismo se ha diseñado, sin embargo, se ha visto que no ha podido ni unificar a los partidos de la izquierda, donde por cierto, pululan muchas familias y apellidos que se rolan en las posiciones hasta el hartazgo, mientras que los que aspiran a una posición, babean al ver pasar los banquetes del poder por sobre de ellos. Finalmente, dudo mucho que las elecciones se ganen desde el facebook o desde la comodidad de un café o por la simple presencia de una persona, aquí debemos reconocer el oficio político del partidazo que ha aprovechado plenamente la división de la oposición, la ignorancia de algunos candidatos independientes y la gran fortuna ganada a pulso con las contribuciones emanadas de la corrupción y la impunidad, con la que se garantizará la permanencia del poder por otros seis largos años; así, el final de la historia democrática del 2018 posiblemente será: competimos como nunca y nos la robaron como siempre.

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70