El presupuesto en manos de diputados que habitan en Macondo

El presupuesto en manos de diputados que habitan en Macondo

Los diputados se pelean a ciegas. El bloque oficialista sin asomo de crítica y consideraciones objetivas pretende la aprobación del presupuesto “porque vamos de la mano del gobernador”, dijo un diputado en la sesión nocturna, y remató: “y si le va bien al gobernador le va bien a Zacatecas”. De ese tamaño son sus argumentaciones en favor del proyecto del paquete económico en su conjunto. La acelerada carrera por aprobar el presupuesto carece de argumentaciones que convenzan a los ciudadanos que siguen los debates parlamentarios. Sus razones son ad-hominem, como las citadas líneas arriba; corporativas y de cálculos infundados, como la que dice “le va bien a mi distrito”. ¿Con qué criterios ‘le va bien’ a su distrito? Pues no hay razones objetivas al respecto, el único criterio es que así lo propuso el Ejecutivo. Entonces regresan a donde mismo. Es decir, su única razón es la obediencia. Y como representantes de un poder que pretende ser contrapeso al Ejecutivo se ven francamente mal.

Por el lado de la oposición la ceguera es igual, sólo que de signo opuesto: dicen ‘que no’ pero con la misma ausencia de razones objetivas. En ningún argumento exhiben algún programa que está siendo apoyado en forma injustificada basados en alguna evaluación o un diagnóstico para saber que los recursos habría que reconducirlos de otra manera. Nada. Estamos ante un presupuesto básicamente inercial, y donde la corriente fuerte es el capítulo mil (pago de nóminas). Si se pretende modificar eso se debe anteponer un proyecto alternativo, el cual no puede ser por asignaciones presupuestales al tin-marín, sino justificadas en estudios pormenorizados en las estrategias de desarrollo para Zacatecas, que debieron estar contemplados en el propio plan estatal de desarrollo. Lo que más argumentan los opositores es “la eliminación de las herramientas legislativas”, lo cual no está mal, pero a eso no se reduce la discusión del presupuesto, este último es el instrumento por excelencia de la política social de la entidad.

Los diputados, Tirios y Troyanos, carecen de instrumentos que les permitan hacer juicios basados en evidencias y argumentos sólidos. Ninguna fracción paga equipos de expertos para que hagan evaluaciones de los programas de gobierno, y con ello, contar con evidencia que apoye una propuesta de reconducción presupuestal. Las fracciones oficialistas y las de oposición son de mala calidad. ¿Entonces en que gastan sus recursos destinados a asesorías y las propias herramientas? En mantener sus clientelas. Son como un par de boxeadores que pelean con los ojos tapados, dan un espectáculo que es poco menos que grotesco. Son diputados de Macondo.

Por último, ya van dos proyectos de paquete económico de esta administración, y la sonada promesa de ascender al Presupuesto Participativo sigue en el limbo: en las nubes de la idealidad sin tocar la tierra de la realidad. Esa promesa fue aire que salió de sus bocas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ