¿Y la lucha de clases?

¿Y la lucha de clases?

Venos aquí, con noticias de un futuro al que ya se quisiera fuera presente en toda la República como forma de dar término a una lucha de clases como el indicador de posibilidades de desarrollo. En todo caso cabe la reflexión si la lucha de clases aún existe y es efectiva o si ya ni siquiera las clases sociales existen y todo lo social es uniforme y nada problemático en el sentido de aquella lucha que convocaba a expropiar los medios de producción privados y hacer con ellos una propiedad social(ista) mediante justamente realizar, consumar la expropiación de los expropiadores.

¿De qué manera podría “civilizarse” y “actualizarse” la lucha de clases?  La fórmula, al parecer, no es tan sencilla, como lo muestra una nota de La Jornada del día de ayer 4 de diciembre del año en curso: “Los puestos fijos van rumbo a la extinción, plantea una encuesta de Manpower,  México e India encabezan la lista de países que se abren al trabajo flexible. Labores de medio tiempo, freelance, por honorarios y en casa se están imponiendo.” ¿Qué significa y qué esto?

En La Jornada de ayer, PATRICIA MUÑOZ RÍOS muestra un panorama que devela una actualidad, en busca imponerse como alternativa a la fuerza de trabajo o a la humanidad de los mexicanos y mexicanas actuales, en edad y con necesidad de trabajar. La primera, la edad, bien pudiera ser cualquiera, si acaso no existiera en nuestro país la obligación cívica y política de educar y educarse. La cual, con todo y su obligatoriedad, hay millones que no se educan y otros tantos que se educan mal. El tubo como trayecto, nada asegura que al entrar por un lado, a educarse, se llegue a salir por el otro, ya educados. Ni mucho menos, si el recorrido se alarga y uno se exige la aspiración de cursar más allá de la primaria, la secundaria y el bachillerato, cuando menos. Aspiración nada descabellada, pero todavía imposible de lograr, a corto plazo, habrá que esperar y eso consume un tiempo en el que se dan desarrollos de opciones hasta inéditas, sino fuera por la vecindad norteña que forza a contar con una población, no tan parca en cultura sino con un capital cultural que a los vecinos patrones del Norte, no interesa tanto, sino más bien la generación de plusvalía o valor que generan con el capital cultural del que dispongan, pues eso no les importa, sino el resultado inmediato, contante y sonante como producto o servicio vendido y el consecuente incremento en sus ganancias; uno, no tan eventual, sino seguro y no tan modesto, sino de una magnitud aceptable, si no, ¿para qué invertir y arriesgar? A trabajar, pues, en lo que sea y en donde sea, aunque encuentre donde.

Lea Usted si no, las perspectivas: “Para las generaciones de jóvenes mexicanos que se están incorporando a algún empleo privarán los trabajos flexibles, catalogados como nextgen work, es decir, freelance, de medio tiempo, temporales, por contrato, por honorarios, que podrán realizar desde sus domicilios por horas y sin contratación colectiva, prestaciones y plazas fijas.” Así, ni como cerrar las puertas para intentar hacer alguna huelga, si son las puertas de la casa y ésta es el “centro” de trabajo. Es decir, el capitalista empresario, ya se ahorra hasta la construcción de los locales apropiados para trabajar y por tanto para explotar allí a los trabajadores. En cambio, si se pone gente a trabaja en casa, ¿cómo ponerse en huelga, en el propio domicilio? ¿Habrá una supervisión más efectiva que la del cónyuge? ¿Cómo sería? Y así, a la larga y no tanto, ¿a dónde irá en el presente y en la historia, la clásica lucha (obrera) de clases sociales, qué será de ella, con la maquila a domicilio? Sin entrar en semejantes disquisiciones teóricas, con seguridad, alguien familiar se impondrá con tal de que el trabajo se cumpla, ¿con el riesgo de que crecientes problemas conyugales pongan fin a historias particulares o inicien otras, cuestión de creatividad e ingenio, y no sólo de correlación de fuerzas? Curiosas formas, puede tomar el desarrollo. Por supuesto, en Zacatecas todavía existen grandes empresas ¿con miles de trabajadores?, aquí sólo se menciona la tendencia. ¿Y la lucha de clases, qué será de ella? ¿Aún existe? Tal vez en la UAZ.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ