Pongamos atención al comportamiento de los representantes populares

Pongamos atención al comportamiento de los representantes populares

Una vez más, la Legislatura del estado se encuentra bajo los reflectores. Miles de personas están atentas a la conducta de los legisladores en momentos en que aprueban el presupuesto de egresos del estado de Zacatecas para el año 2018. Especial atención se pone en la definición de cada legislador y grupo parlamentario cuando se discuta y vote el monto que destinarán a las mal llamadas herramientas legislativas, y al gasto total del Poder Legislativo. Seguimos sin entender que la partida presupuestal de la Legislatura sea similar a la de la UAZ, que atiende casi 40 mil estudiantes y desarrolla una de las funciones más importantes para el desarrollo de nuestra entidad federativa, además de que está sufriendo uno de los ataques más graves y destructivos por parte de las autoridades educativas y hacendarias del Gobierno Federal. ¿Se atreverán a justificar que los gastos de los legisladores y sus grupos de apoyo tengan un presupuesto similar al de la mayor institución de educación superior?

Señores legisladores locales, ¿creen que es más importante mantener la partida para las herramientas legislativas que la solución a la escasez crónica de materiales y medicamentos en los hospitales públicos? ¿Cómo justifican la permanencia del costo millonario de las herramientas legislativas, frente a necesidades tan apremiantes de la población del estado? ¿Es más importante que los diputados tengan recursos para promocionar su imagen y su futura carrera política, que garantizar las becas para jóvenes? Es inaudito que los legisladores continúen con esos privilegios mientras el estado se ahoga financieramente.

Ahora bien, como es poco probable que los diputados eliminen esa prerrogativa, el único camino disponible para eliminar ese vicio es la iniciativa y la consulta popular. Las organizaciones de la sociedad civil deberán organizarse para impedir que los legisladores sigan abusado de esta manera. Apelar a su cordura, racionalidad y sensibilidad social, es una ilusión o una mera ingenuidad. Ahora mismo el Poder Legislativo es un obstáculo (o estorbo) para el desarrollo del estado: ni son contrapeso, ni hacen contribuciones importantes a las políticas que revisan, ni hacen revisión auténtica de las cuentas públicas, ni detonan soluciones a los problemas públicos a través de iniciativas legislativas.

Una de las causas de fondo de las conductas irresponsables de los representantes populares es la desconexión existente entre esas conductas y el sentido del voto de los ciudadanos. Es evidente que muy pocos ciudadanos utilizan la emisión de su voto para castigar y/o premiar a políticos y partidos. En el caso que nos ocupa, es muy importante que las organizaciones de la sociedad civil adopten las estrategias necesarias para que centenares de miles de zacatecanos se enteren cómo votaron cada uno de los diputados y, el primero de julio de 2018, voten en consecuencia: castigando a quienes hayan mantenido y recibido las herramientas legislativas, y premiando a quienes se hayan manifestado por eliminarlas. Debemos de reconocer que, lamentablemente, la Legislatura sigue siendo un lastre o un órgano parásito, en lugar de ser una instancia que fortalezca la democracia en el estado de Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ