Dos poemas de ‘Estación Gentuza’

Dos poemas de ‘Estación Gentuza’
Luis Flores Romero.

La Gualdra 319 / Festival Internacional de Poesía Ramón López Velarde 2017

 

Dañorante
Por su seguridad, no se recargue en la nostalgia;
todo eso que pasó, torpeza que pasó, tropiezo,
fracaso, malpaso que pasó, no sirve, no insista, no llore:

nada está detrás del subibaja imaginario del hubiera.
Si su pensamiento es un castillo de fantasmas,
girar hacia el presente es el único prudente movimiento:

lo anterior se borra, lo anterior se barre,
agárrese de aquí por más que sea difícil
apretar el botón de suprimir. Para nostalgiar,

oprima uno; para ilusionarse, oprima dos;
para no volver, oprima cero, oprímase las ganas;
para continuar trabado, cuelgue, cuélguese

de sus recuerdos: todavía no hay ahora.
Dejar caer el hoy en los desórdenes vividos
es como no querer quitarse los calzones

con los que alguna vez se fue dichoso. Y a pesar
de que la dicha ya se fue, el atormentado
se atornilla en su pasado, se ensucia en su silencio.

No se recargue en esa melancólica pared:
el pasado no se quiebra. No se azote:
puede quebrarse usted.

 

Canción de Dañorante

Aquí sólo se encuentra
el animal monstruoso que no sabe ser olvido,
que se adentra
torpemente en el presente. Lo demás
es antes, es descuido,
nada más es calendario, nada más
escaparate para el polvo, lo querido,
lo que enfada, lo difícil descosido
y lo sido. Mucha página detrás,
mucha lámpara apagada,
mucha paja pertinaz. Y lo demás:
una pretérita desmoronada llamarada,
ya gastada. Llagas tardan en borrarse.
El reloj sus números esparce.
El ayer insiste en estas horas: empo-
trado, empo-
brecido. Tiempo
tronado, tiempo
crecido más de la cuenta. Como tumores
están los días anteriores,
parásitos del hoy;
el hoy hinchado de sus pútridos ayeres.
Lo demás es preguntar quién soy,
y no saber quién eres,
y acariciar el animal monstruoso
que se llama pasado,
se aferra a mi lado, no está desterrado,
se emperra, se torna catarsis, calambre,
calor, calabozo;
y luego con hambre
se instala en mi mente:
mastica y mastica, no sé qué mastica, tal vez mi presente.

 

* Luis Flores Romero. Nació en la Ciudad de México en 1987. Licenciado en Letras Hispánicas por la UNAM. Ha publicado poesía en algunas revistas impresas y electrónicas. Ha impartido talleres de versificación y creación poética. Es autor del poemario Gris urbano, publicado en 2013 por la UACM (con el que obtuvo el Premio Nacional de Poesía Joven “Jaime Reyes” en 2009), de Sonetos ñerobarrocos, publicado en 2016 por Gorrión Editorial, y de Lotería del baladro, publicado por el Instituto Cultural de Aguascalientes en 2017 (Premio Nacional de Poesía Joven “Salvador Gallardo Dávalos” 2016). Becario, en el área de poesía, de la Fundación para las Letras Mexicanas durante los periodos 2010-2011 y 2011-2012, y del FONCA en el periodo 2015-2016. Desde 2014 conduce un programa de literatura en Radio UNAM. En redes sociales, con el heterónimo de Lufloro Panadero, comparte versos satíricos. Es el ganador del Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde; recibirá el premio el próximo día 8 de diciembre en el Teatro Fernando Calderón de Zacatecas, Zac.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ