Es inminente la extinción de la vaquita marina

Es inminente la extinción de la vaquita marina

Ensenada, BC.

La desaparición de la vaquita marina es inminente. Su baja variabilidad genética, la reducción del agua dulce en su hábitat y la pesca incidental en el Golfo de California son factores que han mermado su población de manera paulatina, advirtió Manuel Salvador Galindo Bect, investigador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Afirmó que el Comité Internacional para el Rescate de esa especie (Cirva) ha mentido sobre las acciones para salvarla. Criticó al gobierno mexicano por dar voz sólo a este órgano, que ha presentado conclusiones sin sustento científico y basadas en especulación, sin tomar en cuenta la opinión de expertos.

Precisó que, en aras de salvar a esta marsopa, se afectó a los pescadores de San Felipe al prohibir la pesca legal sin controlar la captura furtiva de totoaba, actividad que ha sido relacionada directamente con la mortandad de la vaquita.

El gobierno mexicano, lamentó, no acepta las opiniones de investigadores con experiencia en el Alto Golfo de California; sólo toma en cuenta la opinión del Cirva, que quién sabe quiénes sean. ¿Qué hay de la hidrología, la ecología, la química? ¿Dónde están los representantes de diferentes disciplinas?, cuestionó.

El investigador consideró que en lugar de gastar millones de pesos en algo que no tiene futuro, deberían canalizarse recursos a proyectos viables y dejar de crear problemas sociales, como ocurrió cuando se prohibió la pesca en San Felipe, que vivía de esa actividad.

La muerte de una hembra capturada el pasado 4 de noviembre fue resultado de un error. La sacaron del agua y de su hábitat cuando es sabido que las marsopas no soportan el cautiverio, explicó en una conferencia en la sede de la UABC en Ensenada.

El estrés que causa el cambio ambiental, más el provocado por la captura la llevaron a su muerte, dijo Galindo Bect.

Destacó que la vaquita y la totoaba dependen de los estuarios; además, los cambios en el río Colorado diezmaron su población al reducirla. Asimismo, pidió reconocer que el problema ecológico causado por los cambios ambientales en el Alto Golfo de California es tanto de México como de Estados Unidos.

Consideró grave que, debido a la postura del Cirva, Estados Unidos pueda imponer un embargo a productos marinos mexicanos, pues relacionó la muerte de la vaquita con la pesca, pero señaló que la principal causa de muerte de estos ejemplares es la captura de totoaba.

Consideró que el gobierno mexicano debería señalar al de Estados Unidos que es corresponsable de la muerte de la vaquita marina por represar el agua del río Colorado.

En 1990, cuando se le clasificó como especie en peligro de extinción, se contabilizaron 567 ejemplares; para 2000 había entre 300 y 150, en 2014 menos de 100, y actualmente quedan menos de 30.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ