‘Good Time’: una fábula de actos y consecuencias

‘Good Time’: una fábula de actos y consecuencias

La Gualdra 316 /  Cine

 

En Good Time, cinta que fue presentada en el más reciente festival de cine de Cannes, los hermanos Ben y Josh Safdie nos llevan por una travesía de una sola noche repleta de giros inesperados donde la percepción de la realidad y de lo correcto se percibe difusa pero eventualmente va tomando su verdadera forma.

Connie Nikas (Robert Pattinson) y su hermano con retraso mental Nick (Ben Safdie, codirector de la cinta) roban un banco en el centro de Nueva York y posteriormente son perseguidos por la policía. En dicha persecución Connie logra escapar pero Nick es capturado y enviado a la correccional de Rykers, donde sufre todo tipo de abusos por parte de los otros reos.

Ante tal panorama, Connie se ve obligado a buscar una solución a través de sus contactos del submundo criminal neoyorkino y de ese modo lograr sacar a su hermano de la prisión lo más pronto posible.

Lo que sigue es una carrera contra el tiempo en búsqueda de respuestas llena de tensión palpitante en la que somos llevados de la mano a través de su protagonista y cuyo sentido de urgencia toma verdadera forma gracias a la potente actuación de Pattinson.

Connie resulta un personaje arquetípico que se sabe superior frente a todos los criminales de poca monta con los que se topa bajo la excusa de que toda decisión que lleve a cabo es por una causa más noble. Como tal, en esa percepción subjetiva de sus acciones se crea una narrativa consecuente, donde cada acto lo lleva a otro de manera sucesiva y que le genera una constante necesidad de ir hacia adelante sin posibilidad de voltear la mirada.

En ese sentido la película cobra relación directa con la satírica After Hours (1985) de Martin Scorsese, en dónde a manera de fábula su protagonista en un intento de abandonar la rutina se encuentra en un sinfín de situaciones absurdas que lo hacen ir todo el tiempo para adelante pero que de modo cíclico y paradójico lo obligan a volver hacia donde todo comenzó.

Ese ir y volver, esa sensación de claustrofobia, de lograr avanzar pero sólo dejando algo atrás es mejor desarrollada gracias a un score repleto de sintetizadores y beats monótonos y en el plano visual en tomas y planos cerrados en los que lo único en pantalla son los rostros de los protagonistas, y que en el mismo auto engaño que plantea también en su fotografía se muestra repleta de tonos neón, a manera de acrecentar la ilusión.

Good Time no es una película convencional; no encontramos el típico suspenso de un thriller de género policial, se trata de algo más primal e instintivo y que está íntimamente relacionado con nuestro sentido de supervivencia sin importar las consecuencias y donde al igual que con Connie, su protagonista, por más que queramos engañarnos, disfrazar la realidad o justificar nuestros actos todo siempre termina cayendo por su propio peso.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_316

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ