Láriz, el músico, docente y ciclista a quien el rock le ha ayudado a valorar todo esfuerzo musical

Láriz, el músico, docente y ciclista a quien el rock le ha ayudado a valorar todo esfuerzo musical
Los integrantes de Malamuerte. Láriz, a la orilla derecha; Alejandro Lizardo, a la orilla izquierda. Fotos: CORTESÍA
  • Este zacatecano será homenajeado el próximo 24 y 25 de este mes dentro del 14 Día Estatal del Rock, por decisión del Colectivo Zacatecano de Rock
  • Desde 1990 comenzó a formar parte de diversas agrupaciones en las que ha predominado en metal, género que más le ha dado satisfacciones
  • La primera banda en la que estuvo fue Séptimo Ángel, entre cuyos integrantes estuvo también Alfonso Castruita, de la entonces Mr. Máquina
  • Tocar lo propio es “la oportunidad de exponer lo que tienes en tu mente y corazón, y con ello, enriquecer el panorama de la música”
  • Afirma que seguirá en la música “como una manera de tener un equilibrio entre lo que es la realidad y nuestra fantasía”

El próximo sábado 24 y domingo 25 de este mes, se celebrará la decimocuarta edición del Día Estatal del Rock, la cual contará con la participación de 36 agrupaciones del estado y tendrá como sedes los municipios de Zacatecas y Guadalupe.

En esta emisión, este festejo estará dedicado, por decisión del Colectivo Zacatecano de Rock, presidido por Jaime Flores Guardado, a Pablo César Candelas Láriz, mejor conocido simplemente como Láriz, quien desde niño ha sido un asiduo seguidor del rock y quien a lo largo de 27 años se ha involucrado en él de manera activa, pues ha formado parte de varias bandas de diversos géneros entre sí.

Láriz nació en la ciudad de Zacatecas, en enero de 1970. Su gusto por el rock fue por influencia de un tío suyo y de otros integrantes de su familia, quienes todo el día escuchaban este género, como recuerda Láriz. “Ese mundo, que fue el de reencontrar una manera diferente de expresar, me llamó mucho la atención en la secundaria; me envolvió. Ya en prepa, me involucré con la música de forma seria”, haciendo un fanzine para apoyar a grupos y organizar conciertos.

Por otra parte, su carrera en el rock comenzó tras una invitación a uno de los ensayos de un grupo de amigos de la entonces Facultad de Ingeniería -hoy en día, Unidad Académica de Ingeniería- de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), entre ellos Alfonso Castruita, integrante de la también entonces Mr. Máquina, y otros que ahora son sus compadres o con quienes continúa una entrañable amistad. Allí, pues, fue invitado a cantar, debido a sus gustos musicales afines.

Así, formaron la banda Séptimo Ángel, la primera de Zacatecas que tocó trashmetal, influida por speed metal y con tintes de death metal. Casi iniciando su actividad, este grupo compartió escenario con El Tri en abril de 1991, en la explanada de la Feria Nacional de Zacatecas, lo cual dio a la agrupación un buen impulso para que la gente la conociera y reconociera, pese a que esa vez sólo tocó cuatro canciones. Allí, Láriz supo que el rock era su vida, y subraya que “desde entonces, estamos en el corazón de la gente rockera del estado”.

Con Séptimo Ángel actuaba casi cada semana en la prepa 2 de la UAZ, invitados por el Consejo Estudiantil. “Ese contacto con los jóvenes ha generado nuevas propuestas. Éstas son frutos de todo lo que se realizó en esos tiempos”.

Después de Séptimo Ángel, quienes lo integraban cambiaron el nombre a Noxious Creed en 1993, grabando, así, un segundo demo ya como Noxious Creed, con la intención de internacionalizarse, dado el éxito que habían tenido con el primero; sin embargo, debido a las diferentes actividades de los miembros del grupo, tuvieron que separarse en 1995.

Luego de ello, con otras siete personas, entre ellos los hermanos Lizardo Méndez, Láriz conformó una banda de nombre Los Brazos de Lucas, donde hubo “mucha diversión”, más experimentación; fue “generar nuestra música fuera cual fuera. Nuestro lema era utilizar la última regla de la música, que es ‘rompe todas las reglas’”. Allí, comenzó a tocar la guitarra.

A partir de entonces, empezó a incursionar en diferentes proyectos, como Of Dream and Drama –de gótico y death metal, y que luego tuvo una transición hacia un death técnico, casi industrial-, Malamuerte –al que Láriz denomina como “una segunda etapa de Los Brazos de Lucas”, pues se trató de seguir experimentando, estar en lo alternativo- y Meteoro –de metal con raíces de heavy metal tradicional-, última agrupación en que Láriz ha estado. Algo peculiar es que en distintos proyectos ha trabajado con grupos de hermanos y con personas de Fresnillo.

En sus diferentes participaciones, Láriz ha optado por hacer su propia música, lo cual, dice, siempre es un reto. Considera que tocar lo propio es “la oportunidad de expresar lo que quieres dar; no sólo recibir. La idea principal es sacar lo que tienes, exponer lo que tienes en tu mente y corazón, y con ello, enriquecer el panorama de la música, enriquecer el mundo”.

Trashmetal, deathmetal, experimentación alternativa y gótico son algunas de las gamas en las que se ha movido desde 1990; sin embargo, el metal es el género que más le ha sido satisfactorio y donde ha hallado más aceptación por parte del público, pues “la gente a quien le gusta el metal es muy honesta, sincera, directa y desinteresada”. Así, entre sus artistas predilectos están Metallica, Slayer, The Cure, The Smashing Pumpkins, The Doors y David Bowie.

Láriz, desde hace 21 años docente de la UAZ, lo cual le ha atraído mayor comunicación musical con los jóvenes, afirma: “mi trayectoria como músico me ha abierto la posibilidad de admitir toda la gama que se genera en este arte”, mientras que “el rock me ha ayudado a valorar todo el esfuerzo musical que se hace, admitir que no existe un solo género de música que sea valioso, que la música en sí es un valor, al igual que todas las manifestaciones del arte”.

El reconocimiento le ha llegado, dentro de los grupos en los que ha estado, por mérito propio, desde el reconocimiento local hasta el nacional y el internacional. “Obtener reconocimiento por algo que genero es de las experiencias más agradables y maravillosas que he tenido”.

Docente, músico y ciclista, Láriz seguirá en el rock toda su vida, tanto por retribución como porque es lo que lo ha llamado siempre. Seguirá en la música “como una manera de tener un equilibrio entre lo que es la realidad y nuestra fantasía”.

En su homenaje en mención, Láriz ya prevé tocar algunas piezas. El Día Estatal del Rock suele celebrarse el último fin de semana de noviembre. Este año, se prevé que el festejo sea, en su primer día, el viernes 24 a partir de las 4 de la tarde, en la plazuela de La Caja, y a partir de las 8 de la noche, en Destroy Bar, con la participación de 18 bandas. En tanto, en su segundo día, el sábado 25, ya sea en la plazuela Goitia o en el teatro del IMSS, a partir de las 4 de la tarde, y en un bar del bulevar Guadalupe-Zacatecas, en la noche, también con la participación de 18 bandas.

En la primera de estas dos fotos, Of Dream of Drama, uno de los proyectos en los que Láriz ha participado. En la segunda imagen, otra toma a Malamuerte

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ