El IEEZ, una isla

El IEEZ, una isla

Aislamiento y separatismo. Así es como el consejero presidente del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas, Virgilio Rivera Delgadillo, imagina la “autonomía” del Organismo Público Local Electoral con respecto a otros poderes estatales. Hace unos días, presa de su concurrente falta de sensibilidad ante el contexto nacional y local, ambos de emergencia, el ex rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas, mencionó que la propuesta legislativa para desaparecer a las autoridades electorales locales venía “a destiempo”.

En realidad, el exhorto que lanzó el líder de la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional en el congreso zacatecano lo único que revivió en tribuna fue un debate nacional con respecto a la reforma política inacabada del 2014. ¿A destiempo? ¿Y si la iniciativa cristaliza en un proyecto electoral en las filas de Morena? ¿Y si la plataforma electoral se decanta por la desaparición de los OPLEs? ¿Por qué la descalificación temprana? ¿A qué obedece el arrebato del presidente, con el que deja el silbato de árbitro para ponerse la casaca de jugador?

Es cierto, la propuesta del diputado Luis Medina adolece en un argumento central con respecto a la designación de consejeros que antes realizaban las legislaturas de los estados, con la injerencia de los gobernadores, a un modelo centralizado donde es el Consejo General del Instituto Nacional Electoral quien renueva los órganos de dirección, ya vimos, con decisiones igual de cuestionables que el modelo que intentaron superar.

Sin embargo, el mismo diputado ha reconocido que más allá de la confusión en esa parte de su exhorto legislativo, el espíritu de la propuesta no debería ser rebasado por la supuesta extemporaneidad que aduce el presidente del IEEZ. Todo lo contrario, la iniciativa representa una invitación a repensar el papel de las autoridades electorales tanto en Zacatecas como en los 31 estados de la república, hacia una nueva reforma política en 2019. Por cierto, para quien leyó el exhorto –ejercicio no muy común entre los reporteros locales- el documento jamás hace referencia específica al OPLE de Zacatecas, sino a la generalidad de autoridades electorales estatales.

Virgilio Rivera es producto de la reforma política nacional del 2014, gracias a las gestiones del senador Carlos Puente, y no es el único consejero dentro del IEEZ que reconoce que la desaparición de los OPLEs es un modelo que desde el INE ya se pone en práctica, a la espera de la próxima reforma que termine por centralizar las funciones electorales. ¿Entones por qué negar esta realidad que él mismo afirma? Falta de prudencia y tolerancia de parte de quien dice gobernar en la isla.

Y dice que gobierna porque, por ejemplo, cuando tuvo la oportunidad de generar el consenso al interior del Consejo General para que los salarios de los consejeros se redujeran, a la par que los del personal directivo del Gobierno del Estado, al presidente sin gobierno sus pares le impidieron proceder con sensibilidad ante las endebles finanzas locales. Ese es el nivel de consenso y la apertura que ofrece el cuerpo directivo del órgano electoral: el desgobierno en una isla.

La ingobernabilidad y el distanciamiento de la realidad zacatecana que muestra el IEEZ, los ha llevado ahora a aprobar, el pasado 12 de octubre, un presupuesto para 2018 cercano a los 238 millones de pesos. De esa cantidad destacan los gastos en pasajes aéreos y terrestres nacionales por alrededor de 2 millones 767 mil pesos, viáticos nacionales y estatales aproximados a los 3 millones, gastos de ceremonial (cuando su trabajo es organizar la elección) por 798 mil pesos, gastos de campo (no comprobables) cercano a los 2 millones, y para medios de comunicación presupuestan alrededor de 3 millones de pesos.

No obstante, donde en realidad el Instituto Electoral se convierte en una onerosa carga financiera para el estado, como lo explicó en su exhorto el diputado Medina Lizalde, sigue siendo en el capítulo de servicios personales. Para el 2018, el IEEZ pretende gastar la nada sencilla cantidad de 148 millones, únicamente para el pago de nómina. Probablemente los procesos electorales no sean tan caros como sí lo es la carga burocrática administrativa que representan. Hay una planeación poco austera y realista de las elecciones.

¿Qué puede hacer la Legislatura al respecto? En primer lugar, tomar la palabra al Consejero Presidente para reducir los salarios de los consejeros modificando el Artículo 16 de la Ley Orgánica del IEEZ, propuesta que debería ingresar en lo inmediato para que se discuta y apruebe en cuanto concluya el proceso electoral 2018 –o sea, legislar el consenso que no pudo lograr Virgilio con sus pares Adelaida Ávalos, José Manuel Ortega, y Eduardo Noyola.

Segundo, llamar a la integración inmediata del Órgano Interno de Control, buscando perfiles dispuestos a fiscalizar a profundidad el tejido administrativo del OPLE. Y tercero, abrir a debate el costo de la elección 2018 en Zacatecas. ■

 

Twitter: @GabrielConV

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ