El futuro de Zacatecas y el de la UAZ, íntimamente vinculados

El futuro de Zacatecas y el de la UAZ, íntimamente vinculados

Hace unos días, el Gobierno Federal envió sendas comunicaciones a siete universidades, entre ellas la UAZ, informándoles que suspendía la asignación de recursos extraordinarios, para reorientarlos a reparar los daños que provocaron los sismos en septiembre pasado. Ante ese hecho, el Consejo Universitario decidió convocar a la comunidad universitaria a movilizarse mañana martes primero de noviembre en la capital del estado, coincidiendo con eventos similares promovidos por el resto de instituciones involucradas en esta decisión, a todas luces arbitraria y discriminatoria tomada por las autoridades federales. En este delicado momento, la UAZ necesita de todos los Zacatecanos.

Dentro de pocas semanas la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) celebrará el 185 aniversario de su fundación. Su aportación más visible al desarrollo del estado consiste en la preparación de decenas de miles de jóvenes que han podido estudiar y egresar de sus aulas, tanto del bachillerato como de la licenciatura y del posgrado. La UAZ ha abierto las puertas del conocimiento a jóvenes de todos los estratos sociales, muchos de los cuales no habríamos tenido acceso a la educación superior, si no hubiera estado disponible el acceso a sus aulas y laboratorios. La UAZ es la institución más importante del estado en el cultivo de las ciencias y las humanidades. Además de casa de estudios es casa de cultura, de creación y de difusión. Además, ha contribuido en el desarrollo de la vida democrática de Zacatecas; en la preparación de líderes para todos los sectores y en distintos campos del saber y del quehacer humano; así como en la organización y desarrollo del sistema educativo estatal, del de salud, y otros igualmente importantes. Cuenta con indicadores que permiten asegurar que la calidad de la mayor parte de sus programas está por encima de la media nacional mientras que, paradójicamente, el costo por alumno está muy por debajo del promedio del país. En este campo, como en casi todos, los sucesivos gobiernos de la República siempre han destinado presupuestos discriminatorios para nuestro estado. Esa es una de las principales causas del escaso desarrollo económico de la región.

Los gobernantes de México y de Zacatecas no han entendido que el verdadero progreso no se puede generar entre la desigualdad y la exclusión, en medio de la ignorancia y las muertes evitables. Tampoco que la sociedad no puede prosperar ni vivir en paz con los niveles de inseguridad que nos afectan. Tenemos que superar la desigualdad que nos lastra y alcanzar un Zacatecas con equidad, solidaridad y justicia social. Se debe reconocer que ningún proyecto vale la pena, si no sirve para mejorar las condiciones de vida de la población. Es correcto actuar con responsabilidad en materia presupuestal, pero no privilegiar políticas en las que es más importante preservar los equilibrios financieros o fiscales, que resolver los desequilibrios sociales o del desarrollo humano en todas las regiones del país.

Asumamos que Zacatecas no avanzará en ese camino si no damos la debida prioridad a la educación, a la ciencia y al desarrollo tecnológico. La actual sociedad del conocimiento está transformando a las sociedades industriales en sociedades basadas en el conocimiento y la innovación. Zacatecas no se benefició de los impulsos industrializadores del Estado mexicano, y ahora deberá dar el salto y desarrollar las cualidades que le permitan insertarse en la sociedad del conocimiento. Ello implica invertir sustancialmente en estos ámbitos. El progreso en este sentido requiere enormes desafíos para regiones como la nuestra. ¿Cómo pertenecer a la sociedad y a la economía del conocimiento en nuestras condiciones? Más allá de la retórica, si no se transforma radicalmente nuestra realidad, quedaremos retenidos en el viejo siglo. No daremos el paso correcto, en tanto el país destine solo el 0.7 % del PIB a la educación superior y 0.4 a la investigación. No será posible mientras sólo tres de cada 10 jóvenes mexicanos estudien en las instituciones de educación superior. Y menos será posible si prevalece la actitud discriminatoria de las autoridades federales contra la Universidad de los zacatecanos.

Es fundamental que el Gobierno Federal cumpla el objetivo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo de duplicar la cobertura en la educación superior y el cumplimiento de la Ley General de Educación que desde hace más de cinco años establece el compromiso de asignar el 1 % del PIB a la investigación científica y al desarrollo tecnológico, es fundamental exigir a la Cámara de Diputados que se incrementen los recursos destinados a las universidades públicas federales y estatales, a la ciencia y la cultura, pues al hacerlo se fortalecerá a las instituciones y se invertirá en el presente y el futuro del país: en su juventud. Un Zacatecas con mayores oportunidades para la juventud y la niñez y con mejores condiciones de empleo e ingreso para nuestra población productiva, solo será posible si entendemos que el futuro de Zacatecas y el de la UAZ están íntimamente vinculados. n

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ