Las + Recientes

Carta Póstuma a Cinthia Nayeli Vázquez

Carta Póstuma a Cinthia Nayeli Vázquez

Querida Cinthia Nayeli Vázquez:

 

Te hemos fallado como sociedad, gobierno y universidad, cada quien a su manera y con un diferenciado grado de responsabilidad. Como sociedad hemos electo autoridades que no saben o no quieren resolver de fondo, el tema de la inseguridad ni en el ámbito nacional ni en el estatal. La corrupción y la impunidad son premiados más que castigados y hemos solapado con nuestro voto, a personajes que han generado altos índices de pobreza y marginación que ahora son el semillero favorito para florecer en la industria del dolor y de la muerte. Nosotros como sociedad hemos sido incapaces de exigir cuentas claras a tantos pésimos gobernantes y ratas de sexenio que lo único que hacen es mejorar su propia calidad de vida y la de sus generaciones nefastas por sobre la miseria de su propio pueblo. La sociedad ha tardado en despertar y cuando lo hizo, tenía sobre de ella la pesada loza de la pobreza que cada elección es promesa incumplida de campaña, así, hemos hecho de Zacatecas un entorno desigual, un territorio sin ley, sin prosperidad e inseguro. Perdimos Cinthia, en detrimento de tu juventud y de tu vida, un Estado garante de tu seguridad y protector de tus sueños y anhelos de superación como los tienen miles de universitarios que cada fin de semana regresan a sus comunidades a empaparse del cariño de sus padres para continuar abriéndose camino en lo académico y posteriormente en lo profesional. Somos querida Cinthia, una sociedad complaciente que se abraza a la religión en espera de que venga el redentor y solucione nuestros grandes problemas, somos parte de la indiferencia y de múltiples actores que persiguen la justicia desde la comodidad de sus hogares pero que son incapaces de encarar al mal gobierno. El gobierno debiera actuar con más inteligencia y responder con resultados a nuestras legítimas demandas de tener un estado de derecho, sin embargo, a veces pareciera que ponen un letrero grande en cada entrada a Zacatecas donde dice: bienvenido a la tierra donde se puede todo, sin medida, ni clemencia y fuera de la Ley. Cinthia a veces he soñado que en un ejercicio honesto del gobierno y a sabiendas que no pueden con la inseguridad, las autoridades nos citan a los ciudadanos para entrenarnos y controladamente, darnos armas para autodefendernos, evitando así, que estemos esperando la muerte como dóciles corderitos mientras vamos camino a la escuela, al trabajo o por cometer la osadía de tener un honesto negocio. Claro Cinthia, mi sueño afectará las buenas conciencias de muchos que hipócritamente tienen guardias de seguridad y esquemas de inteligencia para resguardar a sus familias. Cinthia, tu y muchos jóvenes, hombres, mujeres y niños, han muerto como resultado de la simulación y de la ineficacia gubernamental que además, pretende acallar las voces que gritan y claman por justicia, aquella que solo se procura, así como se procuró cuidarte para que fueras una mujer exitosa o una madre ejemplar y una ciudadana responsable, lo que tu hubieras querido. Como universidad fallamos porque sabemos que más del 60% de la comunidad universitaria son mujeres, debió existir una estrategia de prevención del delito, tanto en espacios universitarios como en el tránsito de ida y vuelta a tu casa; en cada unidad académica se debe actuar donde se tengan espacios propicios para delinquir con rondines especiales, equipamiento adecuado, lámparas y cámaras de seguridad, etc. Todos los días y en lugares oscuros, un buen número de estudiantes mujeres son acosadas por maniáticos exhibicionistas que se masturban mientras las ven pasar, algunas de ellas, han sido agredidas directamente por lo que es urgente establecer mecanismos de vigilancia conjunta entre los tres niveles de gobierno y la universidad. Entretanto, la comunidad universitaria debe cuidarse así misma, porque quienes debieran garantizar la seguridad, están totalmente limitados y contraatacan a las balas con claveles blancos, así, ojalá que la administración central de la UAZ, trabaje en un programa universitario para la protección y seguridad de la comunidad universitaria a sabiendas que maestros, trabajadores y por supuesto, alumnos, han sido presa fácil de la inseguridad. En México y en Zacatecas, no hay cultura de la prevención, si acaso y cuando hay mucha presión, después del ahogado tapan el pozo. Cinthia, cada universitario debe honrar tu memoria evitando que otros sueños terminen abruptamente como los tuyos; acudí a la marcha que exigía justicia para tí, seguramente estuviste presente y pudiste apreciar las miles de voces que gritamos tu nombre y le mentamos la madre al gobierno, nunca había visto tanta gente en una marcha; por un momento me los imaginé armados y extirpando el cáncer de la inseguridad de nuestro Zacatecas, después de la marcha, obviamente no se solucionará nada, lo que si te puedo asegurar es que te recordaremos siempre con esa sonrisa y esa luz en tus ojos que solo podrá apagarse, cuando dejemos de luchar por ti y por los héroes caídos en esta desigual guerra que ganaremos en la medida que nos unamos tanto para marchar como para recuperar la paz y la tranquilidad que se fue de nuestra tierra. Cinthia Nayeli Vázquez, celebraremos tu vida y, para los universitarios nunca te fuiste. En paz descanses eternamente. ■

 

*Integrante del Consejo Mundial para la

Defensa de los Derechos Humanos

[email protected]

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ