La Renta Básica Universal: la piedra angular de la justicia en México

La Renta Básica Universal: la piedra angular de la justicia en México

La política y la organización del mando estatal, ¿lo hacemos bajo la preocupación de construir una sociedad más justa? ¿Han presenciado Ustedes (estimados lectores) debates sobre criterios de medidas de gobierno por ser más justas? No aparecen. Parece que el sentido común de la práctica política está basada en ideas de justicia como ‘retribución’ de supuestos méritos personales. Es decir, les dan becas a los niños que son aplicados, porque parece que es solo una manera de ‘merecerlos’, y no con el sólo criterio de dar la beca porque la necesitan para seguir estudiando. Cuando arreglemos la economía de acuerdo a principios de justicia entendida como equidad o igualdad, y aún más, de acuerdo con principios como el que reza: “a cada quien según su necesidad, y de cada quien según su capacidad”, entonces estaremos construyendo una sociedad realmente justa. Ahora el principio del individualismo posesivo es el que hace imperio. Por eso, tenemos una sociedad empobrecida, con desigualdad extrema, en el ecocidio y la fragmentación social. Todo es producto de la injusticia con la cual normamos la economía mundial: la economía de la muerte.

Una medida efectiva para construir en cadena una sociedad más justa es la Renta Básica Universal. Lo cual significa un ingreso base para todos por el sólo hecho de ser habitantes de un país: un ingreso básico como derecho para todos. Hay quienes chocan con esta idea porque confunden los ámbitos de la realidad económica con el reconocimiento jurídico de la misma. La riqueza es un producto no de manos individuales, sino del todo social. La propiedad y la manera de su distribución es la forma jurídica de reconocer la apropiación de la riqueza. Es decir, la realidad de la riqueza es social, y su reconocimiento jurídico es no-social. Esta situación es una injusticia (no se ajusta a lo real) y que trae como consecuencia grandes enfermedades sociales como la pobreza generalizada de la población y la mórbida riqueza de unos pocos.

Si se le da un ingreso básico a toda la población, estaremos generando una redistribución de la riqueza que nos acerca a la realidad del origen de la propia riqueza; porque deberemos cobrar impuestos más elevados al capital y trasladarlos a las capas más desfavorecidas de la población. Un efecto inmediato de esto es la eliminación de un plumazo de la pobreza extrema y alimentaria, la disminución de la desigualdad extrema y el estímulo del crecimiento económico general, por la vía de elevar la demanda agregada. Se eleva el valor del trabajo, aumenta la creatividad y la libertad de todas las personas, se muere el clientelismo político y la exclusión, y se desmercantilizan los derechos. La suma total de la utilidad o satisfacción social es mucho más alta que la actual. Ahora en Finlandia experimentan un modelo de Renta Básica (porque hay varios modelos). Y hay estudios rigurosos que demuestran la viabilidad técnica y financiera de la misma. A los únicos de no les conviene es a los mega-ricos que se han beneficiado con este sistema injusto que los mega-enriquece y mega-empobrece al resto de la población y mata al planeta. Los ciudadanos debemos pensar en la Renta Básica: sería la piedra angular de la justicia en México.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ