En esas estábamos cuando nos agarró el temblor

En esas estábamos cuando nos agarró el temblor

Se han cumplido ya quince días desde que la madre naturaleza azotó al núcleo del antiguo Valle del Anáhuac, ese al que el polígrafo Alfonso Reyes bautizó como la región más transparente del aire (así la encontró Cortés con sus soldados), con el temblor que segó vidas y destruyó edificios y viviendas. Días previos al siniestro que afectó a la capital del país, el día siete desde mismo fatídico septiembre, había temblado en Chiapas y Oaxaca con la destrucción material de Juchitán. Si el temporal ya de por si se presentaba complicado, los desastres naturales de los sismos con sus réplicas incluidas vinieron a complicar la situación. Aún no nos reponíamos del susto y las pérdidas cuando, se presentaron nuevas y más costosas contingencias. Los sismos estuvieron precedidos de fuertes tormentas de agua con los consabidos deslaves, pérdidas materiales con las inundaciones y bloqueos de vías de comunicación. Ahora sí que a los defeños y surianos, sobre todo a ellos, les tembló sobre mojado. Tuvieron el consuelo de verse apoyados por la solidaridad ciudadana. Pero viene lo más difícil, la fase de la reconstrucción.

Pero si las intensas lluvias y fuertes temblores vinieron alterar la vida y rutina de los damnificados, la política y los políticos también se vieron cimbrados. Al ocurrir las catástrofes naturales el Frente Amplio Ciudadano, alianza electoral que se perfila entre el PAN que lleva la voz cantante, PRD y MC más los partiditos bonsái que se les agreguen no paraba de armar bulla y hacer alaraca. De alguna forma se busca debilitar al peje y bajarle puntos a su popularidad y lo bien posesionado que esta su partido Morena. Por cierto, fue el tabasqueño quien les gano la partida al resto de los partidos al proponer que parte del gasto público que se entrega a los partidos fuera donado a los damnificados de los sismos. Los otros dos partidos que le disputaran la presidencia, los otros partidos cual si hubieran sentido las réplicas,  no tardaron en reaccionar y también hablaron de ceder parte de sus prerrogativas. El que quiso ser más notorio fue el tricolor. Por voz de su presidente ofreció el resto del presupuesto de lo que queda del año para el altruista fin de ayudar en la reconstrucción y apoyo a quienes perdieron sus viviendas. Tres meses en total que hacienden a muchos millones de pesos. Sin embargo, además de hipócrita y oportunista esta acción llevada por el tricolor está envuelta en una trampa. Junto con la cesión del monto de los dineros públicos que se le entregan está proponiendo la eliminación de los diputados y senadores republicanos. En pocas palabras está proponiendo regresa al antiguo régimen, ese que con trabajos no hemos podido salir. Es decir, en un juego de todo o nada, sólo llegarían a las Cámaras aquellos candidatos que ganen sus distritos y partidos que sea mayoría en sus estados. ¿Y la representación proporcional dónde queda? El PRI pretende arrojarla al bote de la basura o al museo de la historia. La representación proporcional representa las partes que forman parte de los consensos y disensos que a su vez componen el podo. Es justamente el respeto y el darles su lugar a las partes lo que representa a la democracia en una república. No es otra cosa que la equidad. La propuesta de Enrique Ochoa, el presidente del PRI, no tiene gracia. Menos la tiene cundo el partidazo es el partido en el poder y tiene a su disposición el presupuesto de todos los programas sociales para despecharse con la cuchara grande y a alimentar los costos que le demanden las clientelas de votantes a su favor.

Otro más de los efectos notorios provocados por el sismo del 19 de septiembre fue el silenciamiento obligado de Monreal. Medio se asilencio, pues, aunque ha tenido el cuidado de dejar de hacer uso indiscriminado de cuanto micrófono le ponían enfrente, frenando su protagonismo, sigue activo publicando lo que piensa, rumiando su desencanto y frustración con el peje, en medios impresos. En su pataleo por reclamar ser ungido por Morena como su candidato a la Jefatura de gobierno, el siniestro del temblor lo obligó a ser una pausa en sus declaraciones a las televisoras. Pero, aunque le ha bajado al tema de la candidatura de la ciudad de México, navegando en el mar de la ambigüedad, sigue sin definirse sobre si permanece en Morena o abraza otra franquicia y negocia su futuro político. En tanto, a la chita callando sus voceros, familia, amigos y compadres que no le faltan promueven en medio de la tragedia la que será su nueva marca a la que ha llamado “Fuerza Monreal”. Está por verse cuantas canicas junta y que tanta sigue siendo su fuerza y presencia después de que hace tiempo perdiera su bastión principal, el que fuera su feudo cuando emergió el fenómeno Monreal, la tierra del meritito Santo Niño de Atocha. De no romper con Morena, ¿Será acaso Fuerza Monrealista la primera tribu que Obrador permita en sus filas? ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ