Monrealismo sin brújula

Monrealismo sin brújula

Literalmente entre los escombros provocados por el sismo del 19 de septiembre en la Ciudad de México, Ricardo Monreal Ávila no puede convertirse todavía en eje o factor de unidad para que Monrealistas y militantes de Morena definan sus posturas políticas en Zacatecas.

Después del sismo político que lo mandó a la lona ante el triunfo de Claudia Sheinbaum en la carrera por la candidatura para Jefe de Gobierno en la Ciudad de México, Monreal tuvo que enfrentar una serie de réplicas que prácticamente lo llevaron a la ruptura con Andrés Manuel López Obrador, cuando éste le dijo que en Morena no se trabaja por puestos, sino por ideales y principios.

Vino enseguida para Monreal la etapa de un reposicionamiento que aún se percibe con los ataques hacia Claudia Sheinbaum, tratando de enlodarla con el caso del Colegio Rebsamen, que se derrumbó con el sismo y destapó las cloacas de las corruptelas entre las autoridades delegacionales de la Ciudad de México, que también han salpicado al propio Monreal, por un edificio que hasta helipuerto tiene, en la colonia Condesa, de la delegación Cuauhtémoc y que resultó afectado por el sismo.

Es cierto que Monreal sigue vivo y operando, y que hay intereses partidistas, como el de los Chuchos en el PRD, que a través de su corriente denominada Nueva Izquierda ya solicitaron a este partido que invite a Monreal Ávila para que acepte ser candidato a la jefatura de gobierno de la capital de país, a nombre del Frente Ciudadano por México.

Sin embargo, tan habituado a los reflectores y a las notas políticas escandalosas, Ricardo Monreal Ávila no tiene definición alguna, al día de hoy, sobre que institución política, o alianza partidista lo llevará a la candidatura como jefe de gobierno. Mientras tanto seguirá entre los escombros del sismo político y del temblor real que le robó importancia y lucimiento informativo.

Son ya tres semanas en que pese a sus esfuerzos por aparecer ante brigadas de la delegación Cuauhtémoc supervisando muebles y organizando tareas de rescate, Ricardo Monreal Ávila no tiene micrófono ni cámara de televisión, ni mucho menos periodistas preguntado sobre sus expectativas y aspiraciones políticas. Ese tema sigue sepultado.

Mientras eso sucede en la Ciudad de México, aquí en Zacatecas los desesperados personeros que a toda costa buscan destruir al priismo, o lo que es lo mismo desprestigiar para prestigiarse, insisten un día sí, y otro también, en que gracias a sus lastres que personifican en Enrique Peña Nieto, Alejandro Tello Cristerna, Miguel Alonso Reyes y dos o tres alcaldes que no han dado resultados, pretenden erigirse en los nuevos salvadores del estado.

Alegan que la historia obliga a que vayan juntos los Morenos y los Monrealistas, construyendo un panorama que solo existe en sus mentes, donde solo ellos conciben que la derrota priista es ya una realidad.

Ni es así, nunca lo ha sido ni lo será tampoco como algunos considerados izquierdistas infalibles lo señalan. La izquierda en Zacatecas no acaba de digerir las derrotas que la unidad de los Priistas les ha infringido. No quieren recordar las dobles derrotas de David Monreal en sus aspiraciones de ser gobernador de Zacatecas. No toman en cuenta los fracasos de Saúl Monreal en sus aspiraciones para ser diputado o presidente municipal de Fresnillo. Menos reconocerán como válidas las derrotas de Soledad Luévano o de otros miembros de la izquierda.

Antes de reconocer las razones de su atraso electoral, o la ausencia de cuadros significativos entre perredistas, petistas o morenos, mejor llenan espacios informativos y escriben enjundiosas columnas arrojando lodo, escoria y estiércol, contra todos sus opositores y no dejan títere con cabeza entre los cuadros priistas.

En el 2018 veremos sin duda campañas muy bien articuladas entre los candidatos priistas, que sin duda encabezará Miguel Alonso Reyes y muy probablemente Claudia Anaya, pero también veremos cómo les arrojarán toneladas de lodo, buscando así derrotarlos. Olvidémonos de las ideas y de las plataformas electorales congruentes y serias. Esperemos las campañas negras que ya empiezan a dibujarse.

Ayer comenté con el Director General de este Diario que ojalá los Monrealistas limen primero sus diferencias y asperezas. Aquí en Zacatecas todo mundo sabe que Ricardo, David y Saúl Monreal no van por la misma línea. David sigue cercano a López Obrador mientras Ricardo está en abierta ruptura con él y en tanto Saúl no sabe que decirles a sus seguidores.

Y no hablemos de la incertidumbre en que se mueven Soledad Luévano o Geovana Bañuelos, que harán lo que les digan, pero que por el momento no saben qué hacer. Mientras hay que desprestigiar al PRI, al Presidente Enrique Peña Nieto, al Gobernador Alejandro Tello o a Miguel Alonso.

Muy pronto Ricardo Monreal dirá que harán todos ellos.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ