Cuestionan sindicatos indiferencia de la UAZ ante problemas sociales

■ Marchan alumnos, docentes y sindicatos para recordar la masacre de Tlatelolco en 1968

■ Spauaz cuestiona que la Universidad siga indiferente ante los problemas sociales

■ Los normalistas deben seguir luchando para recordar (el 68), evitar que se olvide y exigir democracia y justicia, expresaron alumnos de San Marcos

En dos marchas por separado, alumnos de la Normal Rural de San Marcos “General Matías Ramos Santos”, estudiantes universitarios, docentes e integrantes de organizaciones sindicales salieron a las calles para conmemorar el 49 aniversario de la masacre ocurrida en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968, por instrucción directa del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

La primera marcha, con más de 2 mil participantes, inició en la explanada de la Unidad Académica de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y concluyó en Plaza de Armas.

En ella participaron estudiantes, docentes e integrantes de sindicatos de la Máxima Casa de Estudios, del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Zacatecas (Cecytez), de la Universidad Tecnológica del Estado de Zacatecas (Utzac), del Instituto Zacatecano para la Educación de los Adultos (IZEA) y del Movimiento Democrático del Magisterio Zacatecano (MDMZ).

Mitin de normalistas de San Marcos en Plaza Bicentenario

Pedro Martínez Arteaga, secretario general del Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Spauaz), expresó en el mitin político que este suceso obliga a “luchar hombro con hombro para que nuestros hijos, los estudiantes, tengamos derecho a la gratuidad de la educación y quien está obligado a subsidiarla es el Estado”.

Manifestó que, en el marco de la conmemoración del 2 de octubre, “es momento de cerrar filas y que los sindicatos unidos salgamos a las calles, porque si no tenemos a la materia prima que son los estudiantes, la Universidad y las instituciones educativas no tienen razón de ser”.

Asimismo, señaló que “lo que está pasando en Salaverna es una forma de represión y de vivir en el colonialismo, exactamente que hace 500 años, porque quien usufructúa con la extracción de esos minerales es uno de los hombres más ricos de México, de apellido Bailleres, destruyendo a pueblos completos”.

Martínez Arteaga cuestionó que la UAZ siga indiferente ante los problemas sociales, pero destacó que los maestros que vivieron lo acontecido el 2 de octubre de 1968 transmitan el ejemplo de lucha a sus alumnos.

Un contingente partió de la explanada de la Unidad Académica de Ingeniería y concluyó la marcha en Plaza de Armas ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ

Comentó que el próximo año se cumplirán 50 años de la masacre y de la lucha estudiantil cuyas demandas siguen vigentes, puesto que ahora “estamos viviendo una crisis en la economía política de todo el mundo en la que los estudiantes, los profesores, los sindicatos y las autoridades universitarias deberían sumarse a esta lucha”.

Por ejemplo, mencionó que la rectora de la Universidad Veracruzana, junto con el sindicato de personal administrativo, encabezó una movilización de más de 23 mil universitarios que representó el derrumbe del ex gobernador Javier Duarte.

“Unidos no nos pueden vencer. En la Universidad debemos luchar unidos con otros sindicatos y estudiantes de otras instituciones, y por eso hoy tenemos que salir a defender la educación. El 2 de octubre tiene que ser motivo no para recordar, sino para luchar”, concluyó Martínez Arteaga.

La segunda marcha la realizaron aproximadamente 400 alumnos de la Normal Rural de San Marcos, quienes arribaron a la ciudad a bordo de 10 autobuses, misma que inició frente a la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac) y finalizó en la Plaza Bicentenario.

Se pidió justicia para los 43 de Ayotzinapa

En el mitin realizado, los estudiantes manifestaron que en el país han ocurrido muchas masacres y en el caso del 2 de octubre de 1968 no hay una cifra respecto a los jóvenes que fueron asesinados, por lo que la marcha de ayer tuvo el propósito de hacer ver al gobierno que el pueblo sigue de pie.

Una alumna expuso que el movimiento estudiantil de 1968 se constituyó como un parteaguas en la historia del país. En ese sentido, los normalistas deben seguir luchando para recordarlo, evitar que se olvide y exigir democracia y justicia, las cuales siguen vigentes después de casi 50 años.

Previo a la marcha, los estudiantes normalistas entregaron un pliego petitorio en la Seduzac, en la que demandan más apoyos para el mejoramiento del internado, es decir, aumentar la beca de alimentación y atender diversas necesidades que tienen en el internado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ