Sigue sin regularse el cobro de cuotas en la Universidad

Sigue sin regularse el cobro de cuotas en la Universidad
Sigue sin regularse el cobro de cuotas en la UAZ, y prevalece la opacidad y la discrecionalidad en el uso de dichos recursos. Sin razón, hubo unidades académicas que aumentaron hasta en 100 por ciento las cuotas de inscripción a sus alumnos n FOTO: La Jornada Zacatecas
  • Prevalece la opacidad y la discrecionalidad en el uso de dichos recursos
  • Sin razón, hubo Unidades Académicas que aumentaron hasta en 100% dichos cobros
  • Directores afirman que tienen el aval del Consejo de Unidad, pero esa instancia de gobierno es manipulada y presionada, afirma Alberto Vélez Rodríguez

En el contexto de la crisis institucional, financiera y administrativa que enfrenta la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), el ingreso de recursos vía cuotas escolares o prestación de servicios es un tema que no ha sido regulado por las instancias correspondientes como la Rectoría y el Consejo Universitario y en consecuencia prevalece una falta de transparencia en ese sentido.

En el inicio del actual ciclo escolar varias Unidades Académicas aumentaron hasta en 100 por ciento la cuota escolar a sus alumnos, a pesar de que en algunos casos hubo el acuerdo con la propia administración central para respetar la cantidad establecida en semestres anteriores.

En la Unidad Académica de Agronomía, por ejemplo, este semestre aumentó la cuota escolar hasta mil 650 pesos, a pesar de que en enero pasado, luego de una movilización estudiantil que se realizó por la intención de la dirección de aumentar el cobro a mil 200 pesos, finalmente se acordó que el monto quedaría en 700.

En Agronomía, recibos de alumnos muestran que el cobro de la cuota escolar fue diferenciado, y mientras algunos tuvieron que pagar mil 650 pesos, otros solamente pagaron mil pesos, mil 126 pesos, mil 450 pesos o mil 550 pesos, ello de acuerdo con la “puntualidad” en el pago.

En el programa de maestría de Estudios Novohispanos, estudiantes informaron que este semestre aumentó la inscripción de 4 mil a 8 mil pesos, mientras que en la de Ingeniería incrementó la cuota escolar de 500 a 700 pesos.

Laura Gemma Flores García, directora de la Unidad Académica de Estudios de las Humanidades, informó que el aumento de la cuota fue consultado y aceptado por los alumnos y posteriormente autorizado por el Consejo de Unidad, debido a necesidades en la infraestructura, ya que hubo una construcción de otra unidad académica sobre la azotea de sus instalaciones y “tuvimos pérdidas de 80 por ciento de plafones, muros y muebles de madera adosados a los muros además de sillas, sillones y equipo de cómputo y copiadoras”.

El presupuesto que se nos ha presentado para su arreglo es de más de 900 mil pesos. Afirmó también que los alumnos becados por el Conacyt perciben más de 14 mil pesos mensuales, por lo que aceptaron el incremento.

En las Unidades Académicas de Derecho, Contaduría y Administración y Psicología, centros con mayor matrícula, los directores informaron que en este ciclo escolar se mantuvo la misma cuota que en años anteriores.

Hans Hiram Pacheco García, director de la Unidad Académica de Psicología (con matrícula aproximada de 2 mil 500 alumnos), informó que incluso se redujo la cuota de 500 a 450 pesos, cantidad que incluye la credencial y el seguro de estudiante tanto para aquellos que cursan el programa en la modalidad escolarizada y semiescolarizada.

Por su parte, el director de la Unidad Académica de Derecho, Juan Carlos Guerrero, afirmó que en ese centro no solamente no ha aumentado la cuota escolar, sino que es el programa de menor costo en la institución. Según expuso, en semestre non, el cobro es de 300 pesos más, 100 pesos para la credencial y seguro, mientras que en semestre par, la cantidad queda en 300 pesos.

María Teresa Villegas Santillán, directora de la Unidad Académica de Contaduría y Administración, informó que comentó que la cuota escolar autorizada por el Consejo de Unidad fue de 750 pesos, cantidad que también incluye el cobro de credencial y seguro que hace la administración central.

En la Unidad Académica de Medicina Humana y de Ciencias Químicas, estudiantes reportaron que se mantuvo la misma cuota escolar, de mil 200 y 710 pesos respectivamente. En el segundo caso, los alumnos justifican el monto, pues los reactivos que utilizan en su formación académica son costosos.

Alberto Vélez Rodríguez, ex aspirante a la dirigencia del Sindicato de Personal Académico (Spauaz), afirmó que no hay una política institucional respecto al manejo de los ingresos y egresos de las unidades académicas.

“Debe normarse, no es posible que las cuotas se definen en cada Unidad Académica, puesto que no hay claridad sobre los factores que las determinan y con base en qué se ejercen. Por ejemplo, aquí en Ingeniería ya no quieren ni comprar plumones, pero sí pueden pagarse cualquier comida en restaurantes”, indicó.

Señaló que la Presidencia Colegiada del Consejo Universitario o el propio rector pueden elaborar una iniciativa para regular el tema de las cuotas y los ingresos que tienen las unidades por concepto de servicios, pero el problema es que los consejeros son todos los directores y ninguno de ellos va a querer “amarrarse las manos”.

Recordó que la propia Secretaría de Educación Pública (SEP) ha instruido a la UAZ a fortalecer y regular los ingresos propios, a fin de subsanar los gastos financieros que no están contemplados en los convenios de financiamiento y por lo tanto debe haber claridad sobre el cobro de las cuotas.

Vélez Rodríguez manifestó que los recursos que se obtienen mediante diversos servicios, por ejemplo las Unidades Académicas de Odontología, Medicina Humana, Enfermería o Psicología, así como diplomados que ofrecen otros programas y proyectos de investigación, deben ser reportados puntualmente.

“Muchos investigadores se jactan de que han obtenido muchos millones de pesos para la Universidad, pero a la Universidad no le ha quedado nada y los millones que entran son para el desarrollo de la investigación misma y las ganancias se las llevan ellos. Es lo que no dicen y es la parte que la Universidad sigue sin regular”, puntualizó.

Se refirió a la Universidad de Guadalajara (UdeG), cuyos docentes de posgrado tienen la obligación de concursar proyectos para que sean financiados y eso permite que la institución atraiga recursos.

“Es por eso que ellos pueden crecer y no están tan ahogados como lo estamos nosotros. En la UAZ todo lo queremos sacar del subsidio de la Federación y del estado y nos hacemos ciegos y sordos con el recurso propio”, agregó.

En ese sentido, Vélez Rodríguez comentó que supo de varios directores de Unidades Académicas, inmediatamente a su llegada anunciaron que aumentarían las cuotas escolares, pero sin explicar los motivos para ello, mientras que las condiciones en muchos planteles siguen igual, con suciedad, con goteras, sin vidrios, etcétera.

Cuestionó que el discurso y la justificación de los directores para incrementar las cuotas es que el Consejo de Unidad lo avaló, pero ello ocurre porque esa instancia de gobierno es manipulada y presionada.

En el caso de los programas de posgrado donde las cuotas escolares superan los 2 mil pesos, aseguró que estos no se justifican porque están subsidiados, es decir, los salarios de los profesores los paga la Federación y para la infraestructura se pueden gestionar recursos mediante proyectos específicos, por lo que no hay claridad en el ejercicio de esos ingresos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ