Las + Recientes

Zacatecas y la última oportunidad de Tello

Zacatecas y la última oportunidad de Tello

Pasado el derroche propagandístico del Informe del gobernante estatal, el acarreo de los pobres cautivos de la dadiva oficial y el autoelogio, luego de un año del trágico gobierno de Alejandro Tello Cristerna (ATC) con 636 asesinatos, es imprescindible una evaluación de su fracasada gestión en los temas de seguridad, empleo, bienestar y desarrollo del estado. Hace un mes y medio ATC al dar a conocer tardíamente su Programa de Seguridad Estatal reconociendo el fracaso de su gobierno en la seguridad pública de Zacatecas, como lo habían reconocido antes el Procurador y el responsable de Seguridad Estatal, pedía públicamente que se acabara la pesadilla de la violencia y la inseguridad. Hoy cumplido un año de su fracasado gobierno, èl es parte de la pesadilla que sufrimos los zacatecanos de su gobierno de la muerte, por su incapacidad, ineptitud y complicidad con la corrupción del gobierno anterior. ATC sigue preso de sus compromisos con el alonsismo, de las enormes limitaciones de su equipo y de las suyas propias. Además de los 636 asesinatos cometidos durante su primer año de gobierno hay un cadáver político prominente, que es el mismo ATC. Sólo una evaluación a fondo, un cambio en todo el equipo de gobierno y un Plan de Desarrollo Humano y Paz con funcionarios capaces y honestos, respaldados por el Congreso, el Poder Judicial y toda la ciudadanía podrá permitirnos superar el actual gobierno de la muerte y la pesadilla colectiva que él representa.

La pobreza y marginación en Zacatecas 2016 y el Contrato de Alejandro Tello

Los indicadores económicos y sociales del 2016 en Zacatecas ratificaban la recurrencia de la pobreza y la marginación con un población de 1.5 millones de habitantes en la entidad, con 900 mi pobres, 280 pobres alimentarios, 121 mil jóvenes que no estudian ni trabajan, 500 mil analfabetas funcionales; 50% de la población económicamente activa gana entre 0 y 2 salarios mínimos, el 70% de la población económicamente activa no cuenta con seguridad social, subempleo del 35%, generación de 20 mil empleos en cinco años, 700 mil zacatecanos en EU que enviaron 876 millones de dólares, déficit acumulado de 140 mil empleos más 70 mil migrantes retornados de 2007 a 2016. En ese contexto de atraso estructural ATC durante la campaña promete hacer políticas de desarrollo, generar 40 mil empleos,  resolver los problemas educativos, apoyar la salud, la cultura, el medio ambiente; promover consultas públicas para los presupuestos e integrar un gabinete capaz de caras nuevas. Las demandas de la población de forma contundente son seguridad y empleo, ante las cuales promete un “Contrato” a los ciudadanos en su onerosa campaña electoral diciendo que si no cumple sus promesas se va del gobierno. Se impone la aplanadora del Partido de la Corrupción Institucional con enorme derroche de recursos públicos, llega a la gubernatura y le integran su gabinete con funcionarios coludidos con la corrupción alonsista y múltiples “mapaches” a quienes defiende públicamente ante la radio “por ser buenas personas que conoció en la campaña”. Así, espacios vitales como Secretarìa del Campo, Desarrollo Social, Agua y Medio Ambiente, Desarrollo Urbano, Asesores y Planeación y otros se asignan como pagos de campaña a diversos activistas políticos, sin preparación, sin capacidad, ni experiencia en políticas públicas. El equipo de ATC se torna más frágil integrando a la Secretaría General a una persona sin formación, sin capacidad, ni experiencia en la administración pública ni en la gobernanza (respaldada con su amplia cuota de “[email protected]”) y los secretarios de Economía y Turismo, ajenos al estado, verdaderos onerosos fantasmas, impuestos por el asesor bancario de Alonso y ATC.

Los buenos deseos y promesas de campaña  de ATC rápidamente se veían imposibles de cumplir con un equipo de gobierno integrado de la misma forma que con Alonso y con varios de sus cómplices. La debilidad del equipo se manifiesta cotidianamente  por la ausencia de un diagnóstico estructural de la entidad, de las causas de su atraso y las violencias crecientes, y por la falta  de estrategias para promover el desarrollo regional y sectorial y erradicar la violencia de Zacatecas. Además de la quiebra financiera en que dejó el corrupto Miguel Alonso, su familia y equipo al estado con más de 7.5 mil millones de pesos de deuda, la ausencia de un proyecto integral, la falta de trabajo en equipo con directrices claras, ausencia de mecanismos de evaluación de la misma administración y realizar los cambios necesarios luego de 100 días o seis meses, prefiguraba el fracaso actual del gobierno de Tello. La propuesta del Plan Estatal 2017-2021 elaborado por el mismo equipo que hizo el Plan de Alonso, manejando el membrete del PNUD y algunos materiales de ese organismo en los cuatro puntos de gobierno abierto, seguridad humana, competitividad  y prosperidad y medio ambiente y desarrollo sustentable, intentan generar una narrativa de supuesto desarrollo que nada tiene que ver con la misma forma tradicional de gobernar de sólo administrar los programas y recursos federales como lo hicieron los gobiernos anteriores de forma oscura y discrecional.

Así, la austeridad forzada de septiembre a diciembre 2016 fue la tónica de la administración estatal a causa de la deuda y rapiña alonsista, es el apoyo financiero de la Secretaría de Hacienda el que permite evitar el colapso de la administración estatal y aprobar en el Congreso estatal el presupuesto de egresos 2017 con graves limitaciones para el sector educativo, el campo y desarrollo social, pero, con 600 millones de “bonos a la productividad” de los funcionarios de primer nivel, como en los gobiernos anteriores. Se inicia el 2017 con más violencia y todos los impactos negativos en Zacatecas del gasolinazo, mayores impuestos, el pago de la deuda alonsista y sin un equipo capaz  y eficiente. Sin un proyecto serio de desarrollo humano integral y sustentable, sin financiamiento y varios monumentos de la corrupción alonsista que siguen alimentando la rapiña transexenal y la crisis de las arcas públicas. El rechazo de Peña Nieto el 20 de febrero al impuesto minero propuesto por ATC vino a profundizar la debacle política de ATC. Pero, ni con esto, al final de 2016, ni al inicio de 2017, se hizo una evaluación a fondo de la fallida administración estatal y los cambios necesarios para cumplir el “Contrato” de campaña roto durante seis meses del gobierno fallido. Durante doce meses persisten todos los secretarios y asesores con pagos de cien mil pesos y la contratación de asesores de México para que asesoren a los mapaches locales. Nada cambia en el barco sin rumbo de la administración Tellista, crece la violencia y la inseguridad en todo el estado, la zona metropolitana se convierte en una zona más dominada por la violencia e inseguridad y se consolidad el perfil de la ineptitud y de la muerte del gobierno actual.

El ritual del Informe del 8 de septiembre, el derroche, el acarreo, el autoelogio, la evasión de la realidad son brutalmente exhibidos por la violencia y asesinatos crecientes en las calles y municipios de Zacatecas. Se recurre a los buenos deseos, al sentimentalismo, al discurso de la supuesta honestidad con funcionarios corruptos y complicidad con el gobierno anterior. Resulta imposible ocultar que ATC y su equipo son parte de la pesadilla de Zacatecas y sólo una reestructuración a fondo en toda su administración “mapachista” con funcionarios preparados, capaces, expertos y honestos podrá realmente ayudar a superar la pesadilla de la violencia y la incapacidad del gobierno estatal. El Congreso del Estado está  obligado a erradicar la simulación de las comparecencias, se trata de que nuestros representantes ciudadanos realmente evalúen a fondo y quiten a todos los funcionarios ineptos, incapaces y comprometidos con la corrupción alonsista para integrar un verdadero gabinete de ciudadanos capaces y responsables.

Si ATC tuviera autonomía para evaluar y cambiar su fracasada administración debería recordar que en nuestra plática de agosto de 2016 coincidimos en cuatro puntos que no aplicó, pero, puede rectificar:

No castigar una vez más a Zacatecas con una administración inepta y depredadora.

Integrar una administración capaz y honesta.

Construir colectivamente una verdadera Política de Estado de Desarrollo Humano Integral y Sustentable que erradique el discurso asistencialista como cortina de humo del extractivismo y el despojo de los recursos públicos.

Articular la educación, la ciencia, la tecnología y el arte como los soportes de la nueva matriz productiva económica, social, cultural y ambiental mediante la cual se integre nuestro estado a la economía nacional y mundial, con productos del conocimiento y no con el ecocidio  y exportación de la naturaleza y de los zacatecanos.

Un Plan de Desarrollo Humano Integral y Paz alternativa para Zacatecas.

Hoy la inseguridad y la violencia generalizada en el estado condicionan y obligan a un cambio radical en el gobierno de Zacatecas,  ya que está en peligro la vida de todos los ciudadanos, la cohesión social y una peligrosa degradación de todas las instituciones del estado y del país. Ante ello resulta muy importante recuperar la experiencia internacional de los Planes de Desarrollo y Paz con resultados positivos en situaciones semejantes de violencia a las que ahora sufrimos en Zacatecas. Dichos Planes plantean una intervención integral del desarrollo humano, el desarrollo de la base económica y la reconstrucción del espacio público, en su dimensión física e institucional. La honestidad, la transparencia, la participación e inclusión social son la clave de estas propuestas. La experiencia colombiana  de 19 regiones con Planes de Paz y Desarrollo muestra su funcionamiento a partir de tres principios orientadores: el respeto a la vida y a la dignidad de la persona humana en armonía con la naturaleza (erradicación de todo tipo de violencia, incluida la del Estado); equidad y solidaridad erradicando la marginación y pobreza como caldo de cultivo de las violencias y la democracia participativa en todos los niveles de la acción del Estado y los espacios públicos.

La estrategia anterior que supera la visión militarista que excluye la dimensión estructural de las violencias promueve la cultura de la vida, la integración social y el sentido de pertenencia y la construcción de una verdadera democracia no corporativa, no secuestrada con la participación de todas las organizaciones de la sociedad civil.

Ante el trágico fracaso del gobierno de ATC, si fuera coherente al no haber cumplido su “Contrato” de campaña con los Zacatecanos debería renunciar ya. Pero, por su actuación y formar parte del grupo alonsista no es capaz de asumir tal actitud ética. Además, habría el riesgo de que llegara un relevo peor. Así, lo menos que debe hacerse es la evaluación a fondo en el Congreso y en todos los sectores de la sociedad de Zacatecas de su endeble equipo mapachista (con algunos universitarios distinguidos, aislados del núcleo del poder), buscar y seleccionar a los mejores ciudadanos para cada Secretaria y espacios relevantes a partir de formación, capacidad, experiencia y honestidad,  promoviendo como prioridad inaplazable la construcción colectiva del  Plan de Desarrollo Humano Integral y Paz para Zacatecas 2018-2021 con estrategias claras de empleo, inclusión social, aumento de las capacidades productivas de la sociedad, articulación de las economías regionales, preservación de la naturaleza y profesionalización y articulación de todas las corporaciones policiacas en el estado con base a la educación, ciencia, tecnología y cultura. Empleo, ingreso, bienestar, seguridad humana son los ejes de este Plan y deben ser los ejes del presupuesto 2018 rompiendo la inercia de seguir haciendo lo mismo del gobierno anterior, ocultando su corrupción y profundizando el gobierno de la muerte actual. La pesadilla de Zacatecas de las violencias, las incapacidades, ineptitud, corrupción e impunidad del gobierno estatal anterior y del actual sólo será erradica con el esfuerzo conjunto de todos los zacatecanos más allá de diferencias ideológicas y políticas. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ