Cuentos & Canciones. Conmemorando un año más sin Gustavo Cerati

Cuentos & Canciones. Conmemorando un año más sin Gustavo Cerati
Gustavo Cerati. IMDB.

La Gualdra 309 / Música

 

No es nuevo decir que la música y la literatura tienden a trabajar juntas. Desde la época clásica donde Homero (Grecia) en realidad cantaba La Odisea. Luego los juglares de la Edad Media con sus cantares de gesta como el del Mío Cid. Ambas obras literarias con siglos de distancia entre sí pero con una finalidad, cantar grandes hazañas para deleite del público. Por este tipo de tradiciones es fácil asociar la poesía con la música. Tal es el caso del recién premio Nobel de Literatura: el cantautor Bob Dylan (E. U.,1941). Hay quienes aplaudieron dicha decisión por parte de la academia y hay quienes la aborrecen. Dicho debate no es lo que interesa discutir aquí, sino demostrar que las ligas que se tienden entre ambas artes son más comunes y extraordinarias de lo que podríamos pensar a simple escuchada o leída.

Para muestra de ello les hablaré de un cuento del reconocidísimo escritor argentino Jorge Luis Borges (Argentina, 1899-Suiza, 1986) que se llama “El jardín de senderos que se bifurcan” (publicado en Ficciones, en 1944). Un relato que se dedica a jugar con el espacio y tiempo de la narrativa mientras se explica a sí mismo. Las interpretaciones que se le pueden dar al texto son, como se lo propone, infinitas. Sin embargo, el músico Gustavo Cerati (Argentina, 1959-2014), quien el pasado lunes cuatro de septiembre cumplió ya tres años de fallecido, en el año de 1999 decidió poner la suya en un par de canciones. Primero hablemos de “Aquí & ahora (los primeros tres minutos)”, incluida en su disco Bocanada.

No hay que ser una rata de biblioteca para que una vez leído el cuento y escuchada la canción encontremos referencias explícitas hacía aquél como: “Un ave rayó el cielo en un tremolo trueno”, mientras que en el cuento reza: “Un pájaro rayó el cielo gris y ciegamente lo traduje en un aeroplano”. No, pero Cerati va más allá de adaptar el cuento para cantarlo, él habla del cuento mientras lo cuenta de otra manera.

“Albinos parpadean bajo el sol, temido”. Borges nos cuenta una historia de guerra donde un soldado infiltrado (Yu Tsun) debe avisar a las fuerzas alemanas la ciudad que debe ser atacada, pero ha sido descubierta su traición. Piensa que para cumplir su misión debe asesinar a una persona con el nombre de dicha ciudad. Pero no estaríamos hablando de Borges si todo acabara ahí. El hombre que va a asesinar (Stephen Albert) resulta ser un aficionado de la historia familiar de Yu Tsun, pues su bisabuelo fue el famoso Ts’ui Pën, experto en laberintos y quien afirmó haber creado un laberinto infinito y una novela igualmente infinita.

“Por senderos que se bifurcan, por mundos paralelos” canta Cerati y Yu Tsun lo vive en su narrativa al encontrarse con Stephen Albert pues ambos saben que Yu Tsun no ha ido a discutir sobre su ancestro y su laberinto sino a asesinarlo y destaca lo que Stephen Albert le dice al respecto: “Esa trama de tiempos que se aproximan, se bifurcan, se cortan o que secularmente se ignoran, abarca todas la posibilidades. No existimos en la mayoría de esos tiempos; en algunos existe usted y no yo; en otros, yo, no usted; en otros, los dos. En éste, que un favorable azar me depara, usted ha llegado a mi casa; en otro, usted, al atravezar el jardín, me ha encontrado muerto; en otro, yo digo estas mismas palabras, pero soy un error, un fantasma”.

“En los primeros tres minutos se escribió al historia”. Tres minutos son aproximadamente lo que se tarda en llegar a esa parte de la trama del cuento. Todo está pasando aquí y ahora y cuando estos dos autores dicen todo, es TODO, todas las posibilidades. Además creo que la base instrumental que introduce Cerati en su canción es un ciclo constante alusivo al laberinto infinito donde, al terminar la primera parte sigue sonando “Aquí & Ahora (y después)”, para mantenernos en esa atmósfera pensando en los mundos paralelos, en el repetir constante de un momento con infinitas acciones llevadas a cabo. Ambas canciones complementan la intencionalidad del cuento pues presentan una línea del tiempo definida durante sólo tres minutos y su bella consecuencia.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-309

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ