La cultura vuelve a asomarse

La cultura vuelve a asomarse
Alejandro Ortega Neri y Arazú Tinajero

La Gualdra 308 / Cultura: a un año de gobierno

Después de la lamentable gestión pasada en materia de cultura en manos de alguien de cuyo nombre no queremos acordarnos, tal parece que durante la presente administración, la “cultura”, hablando en términos de manifestaciones artísticas, vuelve a asomarse y en este primer año lo ha hecho por la ventana correcta.

Supimos que sería difícil el camino, pues en las arcas destinadas a cultura no había “ni un peso”, de acuerdo a las declaraciones del nuevo director, aun así han emprendido la hazaña de mantener los eventos existentes y encauzarlos nuevamente a su carril. El evento cultural como una herramienta para la formación de públicos y no como un mero espectáculo de entretenimiento y llenado de plazas.

Hay, obviamente, elementos que mejorar; el primer evento fuerte al que se enfrentó la presente administración fue el Festival de Teatro de Calle y se vislumbró muy apresurado y poco atractivo. Festivales como el de Navidad dieron un giro importante al incluirle música instrumental más allá de las típicas pastorelas.

La prueba de fuego era el Festival Cultural, el más importante para la entidad y el resultado dejó un gran sabor de boca. Primeramente porque fue un evento que buscó retornar al carril que desde su inicio escogió, segundo por la innovación de una temática para el mismo, la migración, que en estos tiempos de neoconservadurismo, nacionalismo castrante y xenofobia, es preciso debatir. La duración de una semana parece que también resultó aunque se dejaron fuera algunos eventos importantes que se habían implantado como el Encuentro Internacional de Escritores.

Es de aplaudirse también el regreso de la Feria Nacional del Libro, es un primer esfuerzo aunque el programa dista mucho de ser “nacional” pues imperaron las presentaciones de libros de autores locales cuando en México hay un boom de buenos literatos de la llamada “generación inexistente” que debían aprovecharse.

Finalmente sorprendió que el IZC se encargara del Festival del Folclor, un festival que parecía estancado y la búsqueda por darle a éste algunas alternativas son de reconocer, aunque no dejo de ser un programa paupérrimo. Con el Festival de Jazz, el último gran evento, habría que pensar que se pensó, desde su inicio, como un puente importante para que la gente asistiera a los museos, en su caso el Felguérez, hoy, con el cambio de sedes, que suena atractivo, parece que el festival perdió consistencia en su primera fecha debido a la cancelación y repentinos cambios de sede debido a la condición climática.

Sin duda hay mucho qué hacer pero lo hecho ha dejado muy buen sabor de boca.

 

* Conductores de El Reborujo: los enredos de la cultura.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_308

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ