Genaro Borrego Estrada. ‘La cultura está relacionada con el buen ser, el buen vivir y el buen convivir’

Genaro Borrego Estrada. ‘La cultura está relacionada con el buen ser, el buen vivir y el buen convivir’
Genaro Borrego Estrada

La Gualdra 308 / Arte y cultura

 

La semana pasada nos reunimos con el Lic. Genaro Borrego Estrada, ex gobernador de Zacatecas, para hablar entre otras cosas de una asociación llamada Amigos por Zacatecas, fundada hace más de sesenta años, integrada por su padre -Genero Borrego-, Eugenio del Hoyo y Federico Sescosse, quienes solían reunirse para trabajar e idear constantemente qué hacer para preservar y restaurar la ciudad de Zacatecas y cómo era que debían hacerlo; asimismo, la labor de esta asociación consideraba también la promoción de la cultura y las artes en nuestra ciudad. Iniciamos hablando de eso, luego del ex gobernador José Minero Roque y de las coincidencias alrededor de su programa cultural; el conocimiento de Genaro Borrego sobre la historia cultural de Zacatecas no me sorprende, dado que su compromiso con el arte y la cultura se han manifestado en cada una de las acciones que ha realizado desde el gobierno, pero también desde la iniciativa privada; actualmente es integrante del consejo directivo del IZC. Hablamos, por su puesto, de la creación de Instituto Zacatecano de Cultura durante el primer año de su gobierno y eso devino en otro tema, el del centro histórico.

 

Jánea Estrada Lazarín: ¿Cómo se gestó la idea de hacer un Instituto Zacatecano de Cultura? Ya habían existido previamente el IZBA y el FONAPAS, desde donde se hicieron actividades relacionadas con la cultura y las artes pero usted crea una nueva dirección durante su gobierno…

Genaro Borrego Estrada: Yo buscaba una institución integradora, que fuera el instrumento de gobierno del Estado para coordinar todas las actividades y para darles un direccionamiento homogéneo a todas las iniciativas culturales.

 

JEL: ¿Con quiénes contaba usted para llevar a cabo ese proyecto?

GBE: Aquí con el Arq. Álvaro Ortiz Pesquera, que fue a quien nombré responsable de asuntos culturales, fue mi colaborador cercano en esa área; pero la verdad es que busqué muchas opiniones no nada más de zacatecanos, sino de gente de la cultura en México, sobre cómo podríamos lograr los propósitos que yo tenía; con el encargado de asuntos culturales del ISSSTE en aquel momento planteamos varias ideas, así como con amigos míos como Enrique Krauze y Aguilar Camín. Con ese conjunto de ideas me formé mi criterio propio, continuando con proyectos como el de Minero Roque que usted mencionó y tomando otras ideas de amigos locales como Pino Méndez, Uriel Márquez, Luis Félix, por mencionar a algunos de ellos, se fue construyendo el proyecto.

 

JEL: A partir de la creación de ese centro cultural, se fue gestando también la idea de un primer Festival Cultural…

GBE: Sí, como una de sus actividades, que tenía el propósito de ser el escaparate de la labor cultural de un año y también una relación con expresiones culturales de fuera; lo que queríamos era que se diera la motivación, el contagio cultural positivo, una mezcla de influencias recíprocas, siempre pensando en el público de Zacatecas.

 

JEL: ¿Nunca concibió al festival como una estrategia para atraer turismo? Porque en años recientes se le ha dado mucha importancia a que lo sea…

GBE: No, la verdad es que nunca pensé en que fuera una estrategia turística; el turismo, como dicen los médicos, puede ser un efecto secundario, positivo, pero la verdad de las cosas es que nunca estuvo considerado como prioridad. Lo concebimos como un lineamiento, como una vía de expresión, al principio el festival se llamaba Zacatecas en la cultura, y en el nombre está todo. Yo creo que es algo que hay realinear, porque se ha distorsionado mucho el concepto de cultura hacia la cultura-espectáculo, la cultura-entretenimiento… y nada más alejado de la cultura verdadera, ésta de la que estamos hablando que debe reflejar la identidad, el perfil del zacatecano: la cultura está relacionada con el buen ser, el buen vivir y el buen convivir. Entonces, la sociedad culta es la que vive en armonía, la que es civilizada, la que cumple las leyes y respeta a los demás, a la que le gusta el conocimiento, las artes, la que tiene una sensibilidad por el cuidado de la naturaleza… ésa es una sociedad culta, y no quiere decir que sea una sociedad culta sofisticada, sino una sociedad culta del día a día, de una manera de ser y de vivir civilizadamente. La cultura espectáculo, banalizada, es muy preocupante… el ruido, la falta del buen gusto.

 

JEL: Hablamos de ruido y me viene a la mente en este momento la situación que está viviendo el centro histórico.

GBE: El centro histórico de Zacatecas se encuentra en una situación verdaderamente lamentable y sumamente riesgosa si continúa así. Está en una situación de degradación inaceptable; son muchas generaciones las que han luchado –me incluyo- por tener un centro histórico a la altura de esta entidad y de la categoría de Zacatecas; ahora se ha deteriorado, se ha descuidado, se ha permitido que se maltrate, se lastime… y se ha permitido que esté en riesgo perder su categoría y su dignidad; hay una degradación lamentable e inaceptable.

 

JEL: Revisando esa primera ley del Instituto Zacatecano de Cultura, promulgada al inicio de su mandato, observo que está estipulado que debe haber un consejo directivo, una de cuyas facultades es “Promover ante las autoridades competentes la preservación y rescate del patrimonio cultural”, ¿considera entonces que el consejo que usted integra debe intervenir ante este problema?

GBE: Claro, vamos a tener que intervenir, pero también hay que revisar la legislación; no debe haber una legislación que induzca la existencia de antros tan denigrantes y desagradables como los que hay ahora. Debe, por el contrario, haber una legislación rigurosa que evite la degradación del centro histórico.

 

JEL: Hasta donde yo sé, la legislación actual no está orientada a que se dé una proliferación de este tipo de establecimientos en el centro, se establece incluso a cuántos metros no está permitido poner uno de ellos con respecto al otro. Sin embargo, vemos que actualmente hay más de 100 negocios de este tipo en la ciudad.

GBE: Eso es algo gravísimo; a mí me parece que la ciudadanía debe reaccionar con una mayor contundencia y determinación, incluso a vencer intereses creados que hay ahí; porque debe haber muchos intereses, económicos sobre todo, que no pueden estar nunca por encima del interés de preservar la dignidad de los zacatecanos. Yo creo que es una altísima prioridad la que tienen hoy en día la sociedad y el gobierno, de sacar del centro histórico los antros que hay y ponerlos en otro lugar, no digo que desaparezcan, pero que tengan el lugar que deben tener para poder hacer el ruido y el escándalo que hacen; para propiciar que el centro histórico sea otra vez vivible, sea habitable, que se pueda caminar tranquilamente en él otra vez, que sea disfrutable por parte de las familias a cualquier hora del día y de la noche. Yo creo que es indispensable que reaccionemos. Además de grave es tristísimo lo que sucede.

 

JEL: Esta degradación de las condiciones del centro, contraviene el esfuerzo y las acciones encaminadas a preservar su majestuosidad y tranquilidad, de personas como su padre, don Federico Sescosse y de don Eugenio del Hoyo…

GBE: Y el de todos nosotros y de los gobernadores que me antecedieron y vinieron después, a excepción del anterior, Miguel Alonso, que fue quien permitió todo esto, dicha sea la verdad. El gobierno anterior al de Alejandro Tello y los dos gobiernos municipales anteriores, hicieron la anti-cultura y propiciaron el mayor daño que pudimos haber imaginado al centro histórico de la ciudad de Zacatecas. Es inconcebible que se haya permitido esa situación.

 

JEL: Imagine lo que hubiera hecho don Federico si viviera en esta época…

GBE: No, no, no… don Federico hubiera dicho: “Toda mi lucha y toda mi vida entregadas a Zacatecas han sido en vano. Vamos a organizarnos, vamos a convencer al gobernador de que ésta es una de sus más altas prioridades y de sus más elevadas responsabilidades. Es responsabilidad del gobierno porque tiene la capacidad de ejercer la fuerza de la ley; pero también es responsabilidad de la ciudadanía reaccionar, de indignarse y evitar que esto suceda y que las autoridades permitan esta situación. Yo he caminado recientemente la ciudad durante la noche, y es algo de horror, de dar miedo, de dar tristeza, coraje, de todo. El centro es invivible tal y como está ahora y va a peor, que es lo que más me preocupa. El Instituto de Cultura no tiene la normatividad ni la fuerza de la ley; sí tiene, sin embargo, la fuerza moral y la convicción cultural; pero quien sí puede hacer que se cumpla la ley es el gobierno estatal y el municipal.

 

JEL: ¿Qué más se requiere?

GBE: Lo que también se requiere y creo que el gobernador lo tiene muy claro es crear un comité de rescate inmobiliario; y ahí se requiere ya no de una estrategia de carácter cultural, sino de una económica, que también es válida. Es indispensable diseñar una estrategia de rescate inmobiliario, que se invierta en las casas que están por destruirse. Yo recientemente compré una casita en el centro, para venir a pasar temporadas largas aquí ahora que esté ya en una etapa pre-jubilatoria, y la verdad es que la casa estaba a punto de destruirse, de caer; si no la compro yo en ese momento la casa se cae… ¿Cuántas casas en el centro histórico de enorme valor entrañable y patrimonial están a punto de caerse? Urge un rescate inmobiliario y para eso se requiere de una estrategia económica –yo no soy experto en eso, pero tengo algunas nociones-, hay que construir los incentivos económicos necesarios para que haya incluso inversión privada en eso y se reivindique el valor del patrimonio inmobiliario. El que yo vaya a vivir aquí me tiene que motivar a luchar, porque mi casa está rodeada de antros, entonces a la hora que salgan mis hijos y mis nietos ¿qué van a hacer?

 

JEL: ¿Cuál es, para terminar, su retroalimentación para este primer año en cultura?

GBE: No he estado tan cerca de Zacatecas este año como quisiera, pero a mí me parece que éste ha sido un año de reconocimiento, en el sentido no de ponderar, sino de conocimiento de la realidad, y de tratar de identificar la agenda que se tendrá los siguientes años. Ha sido un año de revisión, de evaluación, de conocimiento de la realidad –que es terrible y lamentable-, en búsqueda de la información para construir una agenda cultural para los zacatecanos.

 

La entrevista duró alrededor de una hora, don Genaro Borrego Estrada, generosamente, nos compartió su tiempo para hablar entre otras cosas, de pintores como Francisco Goitia, a quien considera el artista emblemático de la pintura mexicana del siglo XX. La disposición que tiene para contribuir a que los ciudadanos volvamos a tener ese Zacatecas tranquilo, en el que la cultura y las artes y el vivir en armonía se promuevan es algo que tenemos que considerar seriamente para recobrar la tranquilidad no sólo de nuestra ciudad sino de nuestro Estado. Ojalá ese compromiso lo tengamos todos, porque sólo así se pueden lograr avances importantes.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_308

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ