Necesarios, proyectos culturales que permitan la relación entre artistas y la comunidad: Córdova

Necesarios, proyectos culturales que permitan la relación entre artistas y la comunidad: Córdova
La artista visual, Claudia Córdova, señaló que esta administración persiste en focalizar su atención en la fórmula de los festivales, “la festivalitis” n foto: andrés sánchez
  • “Se deben identificar los problemas de la población y proponer ella misma las soluciones”
  • Problema de la violencia es más complejo y no se soluciona imponiendo actividades

Luego de un año, el Gobierno del Estado todavía puede virar su política cultural hacia un interés “más social, que privilegie los proyectos y actividades con los que la gente, tanto la población como artistas y gestores culturales puedan relacionarse más (…), lo importante es vincularse con la comunidad, lo importante de un Instituto de Cultura es eso”, opinó Claudia Córdova, artista visual, integrante del colectivo Campaña Negra.

Hay un presupuesto orientado hacia la prevención del delito que es diferente al de cultura, no obstante, se ha promovido en esta administración la idea “de que el arte y la cultura van a salvarnos de la violencia”.

Esa premisa está “más o menos bien”, pero la estrategia está mal propuesta, “no es lo mismo trabajar con las comunidades para prevenir la violencia a través del arte que llegar a pintar casas y disfrazar la pobreza o los problemas sociales”, dijo.

Lo necesario es hacer trabajo de base con la comunidad para que pueda identificar sus problemas y proponer ella misma las soluciones que quiere darles.

En esta estrategia pueden involucrarse artistas y gestores culturales para, a través de la música, la gastronomía, la economía solidaria, entre otras muchas posibilidades, intervenir, compartir y participar, sin ir a “evangelizar” a las comunidades, a decirles: “yo te voy a enseñar a tocar un instrumento para que dejes las drogas”.

La problemática de la violencia es más compleja y no se soluciona imponiendo actividades. Falta visión y reflexión acerca de las estrategias para involucrar a la población en materia cultural y artística.

“Porque vamos y les ponemos un salón de danza…a lo mejor la comunidad no quiere eso”, hay que preguntarle qué necesita, cuáles son sus problemas y cómo cree que se van a resolver.

Estos son procesos muy largos que no se reflejarían en cifras para exponerlas en un informe de gobierno, “pero son importantes si de verdad queremos restablecer el tejido social”.

En materia cultural, concreta Claudia Córdova, “yo no creo que este sea un gobierno tan diferente” pues persiste en focalizar su atención en la fórmula de los festivales, “la festivalitis”.

Subsiste asimismo una estructura jerárquica que entre otras cosas implica la división entre alta cultura y lo que se denomina cultura popular. “Y eso es justamente lo que hay que modificar”.

Desde la lectura de Claudia Córdova no se ha implementado una estrategia medularmente distinta a la gestión del rubro cultura del sexenio anterior.

“No tienen un plan”, la festivalitis es una sucesión de eventos y no un proceso que durante los cinco años dé oportunidad a los artistas emergentes de Zacatecas de convertirse en profesionales, para que puedan vender su trabajo y obtener beneficios como la seguridad social; salir de una situación de trabajo precario.

“A mí me parece interesante que venga la Bienal Femsa, me da alegría, pero me da mucha tristeza que sea una institución privada quien plantee una dinámica que nosotros debimos haber hecho hace muchos años”, trabajar con los artistas y colectivos locales emergentes en proyectos que no son tan espectaculares pero que implican trabajo de base, que integran a personas que les interesa el arte pero no son profesionales.

Femsa incorporó a su equipo curatorial que ha trabajado ya en la Ciudad de México y Monterrey, a Erick Nava, quien había impulsado proyectos para que los artistas zacatecanos se profesionalizaran en La Conversación, Museograbado y Muno, mismos que han implicado “que puedas realmente exponer, gestionar y armar proyectos por escrito, claros, concisos con costos, con una programación calendárica”.

“El que Femsa incorpore a Nava, quiere decir que ha hecho muy bien su trabajo pero también que el Instituto de Cultura lo está dejando ir, no lo está aprovechando”.

Como no lo hace con mucha gente capaz que puede darle un giro “más social al Instituto”. El organismo sigue preocupado por el próximo festival y no por la gente que tiene buenas ideas, voluntad y sabe lo que hace al interior del propio organismo, expuso.

“Me parece que ese es el problema de nombrar a un grupo que no tiene un programa, un plan, una estrategia”.

Claudia Córdova entiende la designación de Alfonso Vázquez Sosa en la dirección del Instituto de Cultura, como producto de la discusión pública generada en principio, por las polémicas intervenciones de la Alameda, Plaza de Armas, y la gestión del Mercado González Ortega, que pretendía entregar el gobierno anterior a Grupo Modelo.

Todo esto generó la confluencia de vecinos, ciudadanos en general, académicos y artistas locales constituidos en un foco de discusión y propuesta respecto de las políticas públicas, también culturales, para cuyo análisis se hicieron foros que entre otras cosas subrayaron la necesidad de que el titular del IZC tuviera un perfil congruente con el cargo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ