Las + Recientes

¿Quo vadis Monreal?

¿Quo vadis Monreal?

Ricardo Monreal, actual titular de la Delegación Cuauhtémoc, no resigna. Insiste en ser el próximo jefe de gobierno de la capital del país. Modelo del político ambicioso si los hay, que explota todas las coyunturas que se le presentan con un oportunismo sorprendente y se la juega sin importar los principios, esas bagatelas a la que ve como cosas raras, con un partido u otro que para eso se ha significado por ser un saltimbanqui de la política, con tal de lograr sus objetivos para la obtención de los cargos que busca, se niega aceptar no haber sido favorecido por el dedo de quien designa los candidatos y toma las decisiones en Morena. Aunque sin perder la mesura ni llegar a despotricar contra el caudillo morenista, se ha manejado en un mar de ambigüedad lo mismo rechazando los resultados de la encuesta que cuidar de no salirse de su actual partido, pero dejando abierta esa posibilidad, tras ser relegado a un segundo plano. Lo que sin duda a afectado gravemente su ego. Insiste en una nueva consulta porque se siente el más popular, el más conocido, el más amado y el elegido por designio divino para gobernar a los capitalinos. Ante la insistencia de los interesados en debilitar y sembrar la división en las filas del partido puntero en las preferencias para las elecciones del año entrante, una vez y otra también ha negado que esté con un pie fuera de Morena.  No se cansa de insistir en cuanta entrevista le hacen los medios a través de sus locutores, informadores y periodistas en que él sigue y se mantendrá. Y en consecuencia hasta ahora se ha esmerado mostrarse conciliador y elogioso con López Obrador. Sabe a quién es el que manda, a quien se enfrenta y por el momento se guarda la decisión de romper lanzas. Calculador oportunista del momento político en el que es protagonista y blanco de las miradas de tirios y troyanos, está tanteando el terreno y haciendo sus cálculos y cuentas para ver si deja a Obrador y sus amigos y opta por competir bajo el cobijo de otra u otras siglas.

De momento no quita el dedo del renglón. Ave de tempestades acostumbrado a estar en ojo de la tormenta quiere ser si o si Jefe de gobierno de la ciudad de México. Seguramente en su proyecto se trazó brincar de la Delegación más poblada y conflictiva, pero también la de mayor riqueza económica y simbolismo político a la jefatura de gobierno de la antigua Tenochtitlán y de ahí a la candidatura presidencial. Sea por Morena o por las siglas que en ese momento lo respalden. Por lo pronto manejándose entre una postura y otra en el sentido de mantenerse en las filas de Morena o jugársela con otra apuesta sigue inmerso en un maratón de declaraciones a los medios que para eso se pinta solo. En una de las muchas declaraciones a las que ha estado abierto a cuanto medio lo busca propuso ante la falta de transparencia que lo desplazó ganándole la potencial candidatura a la jefatura del ex DF la científico académica Claudia Sheinbaum, propuso, al fin poseído de un aura populista que siempre le ha distinguido, reponer el proceso con una nueva encuesta y de ser posible que se haga por medio de una consulta abierta a la población. Calculador no exento de la mitomanía que distingue a todos los políticos también espetó el coqueteo que ya le andan haciendo varios partidos, mencionó hasta cinco “para ser abanderado en la búsqueda del gobierno capitalino. Pero, añadió Monreal, él es de Morena”, (véase a Julio Hernández López y su columna Astillero, en La Jornada, 31/08/2017). Un día antes en declaraciones que hizo a Reforma mencionó estar decidido a ser candidato “con o sin Morena”, Fue enfático en reiterar, “Solo tengo un plan A, y ese es gobernar. ¿Sólo por Morena? [a lo que respondió], No, ser candidato a Jefe de gobierno. Dolido tras haber quedado en tercer lugar en la encuesta cuando ya se sentía el ganador, dio a entender, o por lo menos eso se infiere, que pudiera lanzarse como candidato del Frente Amplio de panistas y perredistas o de cualquier otra alianza de partidos y organizaciones Cuidadoso de las formas como siempre suele ser, después de cuestionar y criticar a Obrador de tomar decisiones definitivas y ser autónomo en sus designios, dijo ser respetuoso de su persona y estilo. Ser nuevamente senador o esperar a que gane el “peje” la presidencial y lo incorpore a su gabinete conciliándolo así y quitándole el berrinche, o bien abandonar a su actual partido, sea uno u otro el derrotero que tome, Monreal seguirá en la danza, pues para eso como buen aristotélico no dejara de ser un Zoon politikón. ■

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ