En las canciones cuento la historia de mi vida, afirma el español Pancho Varona

Su gusto por la música inició desde pequeño, pero no tenía la intención de dedicarse profesionalmente a ella

■ Joaquín Sabina es su amigo desde hace 35 años, con él ha compuesto más de 100 canciones y grabado 14 discos

Actualmente, la música ha perdido su alma ante las tecnologías, el uso de Internet y redes sociales. En este panorama, el músico vive de la autopromoción en la web y de los conciertos, dice el músico español Pancho Varona.

“Aún me gusta adquirir y escuchar discos compactos, pero ahora han cambiado, apenas tienen portadas y letras o fotos, ahora todo eso se ha convertido en una mierda. Queda la música, pero esa música ha perdido alma”, señala.

Recuerda que cuando iniciaba su carrera musical con Joaquín Sabina, en España, cualquier artista  o grupo, con facilidad podía llegar a vender más de 100 copias de un disco y darse del lujo de hacer giras de hasta 80 conciertos.

Esto, porque los ayuntamientos de ciudades de hasta cinco mil habitantes no escatimaban en contratar a grandes bandas como Mecano y originaba una competencia entre ciudades por llevar el mejor espectáculo.

Varona visitó Zacatecas para mostrar temas que compuso con Sabina, así como con otros artistas, y material que forma parte de su vida ■ FOTOS: ANDRÉS SÁNCHEZ Y MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ

Pero al final dice, se “pinchó esa burbuja” y las disqueras ya no confiaron en cualquier propuesta musical y eso afectó a los artistas españoles, que tuvieron que adaptarse al uso de las redes sociales e Internet.

“En las canciones cuento la historia de mi vida. Creo que no hay nada más sano que reírse de uno mismo. Y yo se reírme de mí. Y esas canciones se derivan en historias”, dice el reconocido músico.

Pancho Varona ha sido músico, amigo y hermano de Joaquín Sabina desde hace 35 años. El primer concierto que tocó con él lo tiene presente. Fue en mayo de 1982, en el Teatro Salamanca de Madrid.

Recuerda que el gusto por la música empezó desde su casa siendo pequeño. Su madre le regló una guitarra. “Esa fue mi primera guitarra, intenté sacarle sonido y parece que sí lo conseguí”, dice entre risas. Confiesa que no tenía intención de dedicarse profesionalmente a la música, era como un hobby, tomando en cuenta que en su casa se escuchaba música de todo tipo.

Varona era un seguidor de la música de Sabina, quien en ese tiempo tocaba en un bar conocido de Madrid, llamado La Mandrágora. Era un lugar al que acudían a los conciertos cerca de 30 o 40 personas.

El que acudieran pocas personas al final permitía que tanto asistentes como artistas y músicos, se conocieran. Y ya empezaban a ubicarse y a saber quién era quién, al menos saludándose o asintiendo con la cabeza, relata Pancho.

Un cigarrillo, una casualidad, fue lo que lo hizo conocer a Joaquín Sabina, indicó el músico español en entrevista

Pero un cigarrillo, una casualidad, como él dice, fue lo que lo hizo conocer a Joaquín Sabina. “Sabina me dijo ‘déjalo todo y vente conmigo’, como Jesús le dijo a San Pedro, y lo dejé todo por irme con él. Y puedo decir que un cigarrillo nos unió”, dice Varona.

A partir de ahí inició una historia de hermandad entre ambos músicos. Para Varona, Sabina le ha dejado bastantes enseñanzas, como viajar por el mundo, a leer. Y fue para él un maestro en todos los sentidos y con quien mantiene una buena relación.

Juntos han compuesto más de 100 canciones y grabado 14 discos. Y a Varona le sorprende que aún existan temas que la gente mantiene vivos y para el músico serán eternos, lo cual nunca imaginó.

“No pensamos que las canciones tuvieran una vida tan larga y bonita. Como músico, haces y acabas la canción en un cuarto de tu casa. Y la echas a volar, y en ocasiones cruza océanos. Sin saber que formará parte de la vida de la gente”, dice Varona.

Como español, lamenta los actos terroristas que ocurren en su país, como el ocurrido hace unas semanas en Barcelona y condena la violencia, pues aunque cada país tiene sus propios problemas, ésta no es la solución.

“El mundo está mal”, dice Varona, quien en su faceta de activista, en 2001, se involucró de manera directa con la caravana del Ejército Zapatista de Liberación Nacional a la Ciudad de México.

Un cigarrillo, una casualidad, fue lo que lo hizo conocer a Joaquín Sabina, indicó el músico español en entrevista

Ha compuesto temas que han sido éxitos para cantantes como Ana Belén, además de producir material para grupos como Estopa con García de Diego. Musicalizó más de 50 por ciento del álbum El hombre de traje gris con Sabina en 1988.

Así como el memorable Física y Química, en el que musicalizó ocho temas. También lanzó un disco en 1995, en el que compuso todo el material y de 12 temas, algunos fueron interpretados por artistas como Alejandra Guzmán.

Recientemente realizó una gira en México presentando sus temas en solitario y visitó Zacatecas. La intención es mostrar temas que compuso con Sabina, así como con otros artistas, y material que forma parte de su vida, que como menciona, cuenta su historia.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ