“No tenemos miedo”, gritan miles a una semana de atentados

“No tenemos miedo”, gritan miles a una semana de atentados
“La mejor respuesta es la paz”, reza una de las pancartas más numerosas en la multitudinaria manifestación de Barcelona. Foto Afp

Madrid. Barcelona se convirtió hoy en la capital de la resistencia contra la violencia y la barbarie, pero también en el escenario para reivindicar una añeja característica de la capital catalana: su pluralidad, su espíritu abierto y su respeto a la diversidad.

Con una inmensa pancarta en la que se resumía el sentir de la ciudadanía en la última semana, desde los brutales atentados de Barcelona y Cambrils, que decía: “No tinc por (No tengo miedo)”, que fue acompañada con miles y miles de pancartas en las que se repetía sin cesar la misma idea, en singular y en plural (“No tenem por”).

Una horas antes de la hora fijada para el inicio de la manifestación, la capital catalana ya estaba llena de centenares de miles de personas que querían unirse al clamor contra la violencia y para expresar su cercanía con los familiares de los 15 asesinados y más de 130 heridos durante los atentados perpetrados por una célula yihadista del Estado Islámico (Daesh).

La marcha también es un reconocimiento a los profesionales que socorrieron a los heridos y las personas afectadas en los instantes después de los ataques, en este caso los bomberos, los profesionales sanitarios, los agentes de los Mossos d´Esquadra (policía autonómica catalana) y los comerciantes de la zona. Una representación de 75 de ellos encabezarán la manifestación.

En segundo plano habrá otra cabecera integrada por representantes de las principales instituciones del Estado, encabezados por el Rey Felipe VI, quien a su llegada a la concentración recibió una sonora pitada y rechifla, al igual que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.

Además, están presentes, entre otros, el presidente del Senado español, Pío García Escudero, la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, todo el gabinete del gobierno español, con la excepción del ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, una nutrida representación de presidentes de gobiernos autonómicos y numerosos alcaldes de todo el país.

Esta es la primera manifestación en la historia del país en la que acude el Rey de España, lo que demuestra también que con esta manifestación a sólo una semana de los atentados pretende buscar la unidad política.

Para insistir en el mensaje de conciliación y paz, entre el Rey Felipe VI y el presidente Rajoy situaron a una niña musulmana, precisamente para invocar al respeto a la diversidad religiosa. De hecho, entre las pancartas más numerosas había una que decía: “La mejor respuesta es la paz”.

Marcha alternativa

Dos horas antes del inicio oficial de la manifestación se llevó a cabo una marcha alternativa por las mismas calles del centro histórico de Barcelona, que protagonizaron miembros de la sociedad civil y colectivos vinculados al independentismo y a la coalición política Candidatura de Unidad Popular (CUP), que utilizaron el lema de “Sus políticas, nuestros muertos”, en referencia a los acuerdos e intercambio comercial entre las autoridades españolas, incluida la Casa Real y el gobierno español, con las monarquías árabes que según ellos financian a estos grupos yihadistas y que han provocado el caos geopolítico en la región.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ