El plan “C ” de Monreal

El plan “C ” de Monreal

Ricardo Monreal es un político profesional que ha sido diputado federal, senador de la República, coordinador de bancadas parlamentarias, coordinador de una campaña presidencial, delegado en la Cuauhtémoc y por supuesto Gobernador en su estado natal, pero desde hace años se trazó el objetivo de ser Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y desde entonces ha trabajado sin descanso para lograrlo.

Su oportunidad para entrar a la Ciudad de México llegó en 2015 con el nacimiento de morena, un partido nuevo con espacios ilimitados para todos los que habían seguido a López Obrador por el desierto en busca de la tierra prometida, entre ellos Monreal.

El plan A del ex Gobernador de Zacatecas era convertirse en asambleísta, preferentemente por la vía plurinominal, eso le daría el margen de maniobra para ocuparse de los asuntos de la ciudad, con el tiempo suficiente para construir su estructura política y desdoblar una amplia estrategia de comunicación, pero esa puerta quedó cerrada cuando Andrés Manuel decidió retar la estatura política de Monreal y lo encarriló como candidato a jefe delegacional en Cuauhtémoc.

Ese camino era una trampa desde el principio, porque apenas el 3% de los habitantes de la delegación conocían a Monreal, eso lo ponía en un riesgo inminente de cavar su propia tumba política, pero además, al ganar la delegación, se enfrentarían al reto de Gobernar una delegación quebrada, con un enorme atraso en infraestructura y completamente secuestrada por violentos grupos de poder.

Con todos esos riesgos, Ricardo Monreal empezó a construir el plan B, ganar la delegación, rescatarla, trabajar el triple para gobernar, fijar agenda política y formar su estructura política en toda la ciudad de México, el camino fue difícil, ganó y quedó a milímetros de la anulación, superó amenazas de muerte, venció a los grupos de poder de la delegación, fijó agenda, negoció presupuestos históricos para la delegación, hizo alianzas en toda la ciudad, se enfrentó a Claudio X González y lo derrotó, implementó el programa de obra pública y programas sociales más ambicioso en la historia de la delegación y se puso en primer lugar de todas las encuestas.

La Delegación era una trampa que se convirtió en una fortaleza, porque le permitió hacerse de recurso humanos y materiales para demostrar que sabe Gobernar.

Este Jueves llegó el momento decisivo para el plan B, se presentaron los resultados de la encuesta elaborada por morena para elegir a su coordinador en la Ciudad de México, el resultado fue insultante, uno puede entender que no se informe cuantas muestras se levantaron, que nadie diga cuales fueron los resultados concretos, que no se conozca la ficha metodológica, incluso uno puede entender que nuestro partido se haya opuesto a realizar una encuesta espejo, pero lo que no se puede entender es que una encuesta profesional ponga a Ricardo Monreal en tercer lugar, eso fue rudeza innecesaria y con ese golpe en la mesa Claudia Sheinbaum se convertirá en la candidata de morena para gobernar la Ciudad de México.

Sin embargo, Ricardo Monreal no se ha levantado a las 5 de la mañana durante todos estos años, para dejarse vencer por una misteriosa encuesta, en estos momentos ha comenzado el plan C.

Monreal seguirá trabajando con intensidad, porque sabe que su delegación es el corazón de la ciudad y que un trabajo digno, junto a la rudeza innecesaria del partido, lo pueden convertir en el mártir perfecto en el imaginario colectivo, al mismo tiempo trabajará con todo para concretar una coalición de izquierdas entre morena, Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo para impulsar la candidatura común de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la Republica.

Si Monreal logra construir ese barco y consigue que Andrés Manuel se suba en el, comenzará a tejer los acuerdos suficientes para que Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo lo postulen como candidato en la Ciudad de México, forzando a que Andrés Manuel tenga dos candidatos en la Ciudad y trabajando a marchas forzadas para superar a la candidata de morena.

Ricardo Monreal sabe que no necesita ser candidato de morena para ganar la Ciudad de México, pero también sabe que la forma más fácil de ganar la ciudad es con Andrés Manuel a su lado, a pesar del cachetadon descarado que recibió con la encuesta, está decidido a poner la otra mejilla.

Suena imposible, pero el Santo Niño ya le ha hecho otros milagros más grandes y en caso de que no suceda, todavía queda un plan “D” y en ese caben todos los caminos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ