La Asamblea Nacional de las Satar en el reino del Espiruleque. Una fábula vigente

La Asamblea Nacional de las Satar en el reino del Espiruleque. Una fábula vigente

Espiruleque es un reino localizado en un mundo paralelo al nuestro, sus coordenadas geográficas no pueden ser localizadas por ninguna aplicación o instrumento de la modernidad, así que no debemos insistir en ubicarlo, más bien, cierre los ojos para imaginarlo. Su historia y personajes son en extremo complicados, pues sus habitantes, los espirulenses aman a sus verdugos llamados Satar y los encumbran al poder una y otra vez pese a lo mal que los gobiernan, incluso, a los más corruptos los distinguen con nuevas posiciones y cargos, dando así, el mejor ejemplo a seguir para las próximas generaciones de las Satar, mismas que ya se están adoctrinando para exprimir y castigar cada vez más, a los espirulenses. Sin embargo, la abundancia del reino no termina por agotarse pese a los múltiples intentos que por décadas, sus líderes han realizado para extinguirlo, llegando incluso a la estupidéz de regalar la riqueza de sus recursos naturales a los capitales extranjeros, estos últimos privilegiados del sistema y arraigados al poder económico y político del reino. Los espirulenses se gobiernan por más de 300 leyes orientadas siempre a beneficiar a los más poderosos mientras que los de la tercera clase llamados esclabajadores, deben ser sometidos a jornadas laborales por largas horas a cambio de salarios raquíticos con los que muy apenas sobrevivien. Actualmente se gesta una nueva estirpe: las Suprasatar identificados como juniors o hijos de las grandes Satar cuyas cualidades son todavía peores ya que solamente derrochan las riquezas malhabidas, ellos se sienten en el nivel superior del reino, no estudian, no trabajan, no gobiernan, no son gobernados, simplemente se componen por la escoria producida por sus corruptos ascendientes y están siendo capacitados para extinguir totalmente el reino del Espiruleque pues su ambición y ganas de permanecer en el suprapoder bajo la regla del mínimo esfuerzo, no tiene límites así, están dispuestos a vender al mejor postor, lo grande que un día fue Espiruleque. Por su parte, los espirulenses de tercera, tienen la oportunidad de generar un cambio cuando tienen el poder efímero de hacerlo cada tres o seis años, no obstante, el hambre y la ignorancia en la que se encuentran sumidos, los hacen sucumbir ante las sobras que les tiran al suelo las Satar y, regalan en un día, su futuro inmediato y el de sus hijos, los cuales serán herederos de la miseria, la pobreza y la marginación que amenaza con ser cada vez más grande y compleja ya que la nueva estrategia de las Satar es mantenerlos sumidos en el terror permanente, para lo cual, han dejado pasar corporaciones llamadas Ocran que saquean y horrorizan a los espirulenses mismos que aparte de estar privados de la abundancia del reino, tiene que pagar impuestos por casi todo y los que prosperan, son despojados de sus bienes en forma directa o a través de secuestros y extorciones que muy pocas veces son investigados y resueltos por los Lacrolicías. El beneplácito no puede ser mayor para las grandes Satar, pues el traje que confeccionan para asegurar su permanencia en el poder, les queda cada vez más a la medida, así, hacen creer a los espirulenses que por fin llegó el cambio, que ahora será diferente y serán invitados al gran banquete donde todos comeran y beberan por igual, codeándose en el acto, con las grandes Satar, quienes han llevado cursos intensivos de engaño, oratoria barata y sonsonete de segunda para embaucar a los ilusos espirulenses ya que incluso, los candidatos a reinar, son ofertados en estuches bonitos, caritas de nalga pero en su interior, son estupendos depredadores de los recursos comunes. En este reino, no hay solución a la vista pues incluso, los opositores a las Satar, provienen del mismo castillo, tienen las mismas mañas nomás que disfrazadas de redención y pureza. En este contexto, Espiruleque no tiene futuro, si acaso, lo mejor que puede pasarle es que llegue del universo un meteorito que desintegre sin distingos, a toda la nefasta clase política del reino incluyendo a los espirulenses, convertidos en cómplices indirectos de la desgracia del Espiruleque pues no han aprendido de la historia y la repiten cada tres y seis años, son complacientes ante tanta corrupción, inseguridad y pobreza, y para acabar de fregarla, los líderes genuinos han sido opacados, domesticados o docilizados por las fieras del sistema y, mientras impacta el meteoroide que resetee todo el sistema solar, las Satar celebran con entusiasmo su Asamblea Nacional, se abrazan y se toman fotos, incluyendo con aquellos que han saqueado y sumido al pueblo en la miseria y la desesperación, peor aún, enclenques aprendices de las Satar, se abrazan a la podredumbre dándole su respaldo como diciendo: gracias por la pobreza y la jodidez en que nos dejaste, regresa por más, por aquello que dejaste. Bienvenidos a lo que queda del reino del Espiruleque.

 

*Integrante del Consejo Mundial para la

Defensa de los Derechos Humanos

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ