Las + Recientes

En vez de ser un avance para México, el TLC lo ha llevado a un retroceso: Delgado

En vez de ser un avance para México, el TLC lo ha llevado a un retroceso: Delgado
El TLC sirve a las grandes corporaciones y las relaciones que tienen éstas con funcionarios mexicanos, tal es el caso de Emilio Lozoya (en la imagen) y la empresa Odebrecht n foto: La Jornada Zacatecas
  • El discurso de que éste es benéfico se basa en una visión muy limitada de la realidad mexicana, dice
  • Necesario, repensar con una óptica nacionalista el modelo de desarrollo que debe seguir el país

“Se ha venido divulgando mucho un discurso de que nuestra única forma de salvación es el TLC y que México está en una misión para tratar de rescatarlo”, presuntamente, por haber sido muy benéfico para el país; un discurso que se basa en una visión muy limitada y reduccionista de la realidad mexicana y asimismo, no en el interés de la nación sino de las ganancias, que como el caso Odebrecht ha demostrado, pueden obtener los funcionarios neoliberales, expuso Raúl Delgado Wise, director de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la UAZ.

“La política neoliberal no sería posible si no hace mancuerna con las élites del país (…) y en eso pues, hay propinitas y propinotas”, pero las grandes ganadoras son las corporaciones multinacionales.

Más que en caso de la empresa brasileña enredada en una maraña de casos de corrupción que transitan a lo largo y ancho de América Latina, y que el pasado fin de semana volvió a ser noticia con la revelación de que fue a Emilio Lozoya Austin, director de Pemex, a quien en México le pagó “propinas” que sumaron 10 millones de dólares por facilitarle el acceso a negocios con la antes paraestatal, esto, según los testimonios judiciales de los ex colaboradores del gigante sudamericano, Delgado Wise se refirió a las corporaciones norteamericanas y la relación que se establece entre los funcionarios mexicanos y la defensa de sus intereses.

El TLC atiende a los intereses imperiales de los Estados Unidos y de las grandes corporaciones a las que su gobierno sirve, por lo que se establece “una mancuerna, una alianza con las élites mexicanas”, que son quienes están detrás del poder político del país.

El TLC atiende a los intereses imperiales de los Estados Unidos y las grandes corporaciones

Entre el beneficio obtenido por unos y otros, se encuentra el sufrimiento ocasionado por la “cada vez mayor miseria del pueblo mexicano, de la violencia, de la muerte en la que está envuelto el país”.

El discurso de los funcionarios neoliberales mexicanos de hacer creer al pueblo acerca de la existencia de un peligro de que se cancele el Tratado de Libre Comercio de América del Norte o una renegociación inconveniente, obedece a los intereses de las empresas multinacionales norteamericanas y a los propios, pues se ha reiterado el fenómeno de los conflictos de interés y/o los moches o “propinas” a su favor, pero agrega otro engaño al pueblo, al no atenderse a una visión exacta de la realidad.

“México en el papel, es el tercer exportador mundial de productos manufacturados, pero son maquilas”.

Lo que exporta es fuerza de trabajo sin que ésta salga del país, “entonces en lo único que nos hemos convertido es en un enclave exportador de Estados Unidos donde sus consorcios no pagan impuesto por las exportaciones mientras se benefician de una fuerza de trabajo barata que implica además, que en el país se deje la contaminación y la destrucción de su territorio.

Esto propone a México como una especie de “paraíso offshore” en términos laborales, y  justo, la afectación de su medioambiente, como es el caso de las industrias extractivas que desarrollan proyectos en Zacatecas, “que producen un saqueo impresionante de recursos y desplazan a las poblaciones, y prácticamente nada de lo que extraen o muy poquito se queda en el país, y quizás…una parte de eso en los bolsillos de algunos funcionarios públicos”, expuso.

La llegada de Trump a la presidencia de EU “es un síntoma de su decadencia”

No obstante el discurso de la pléyade de funcionarios neoliberales de los gobiernos recientes y de los que se pretenden proponer para seguir encabezando el país a partir del 2018, lo importante de la llegada de Donald Trump a la presidencia de  los Estados Unidos es su cualidad de ser el resultado de la crisis del imperialismo norteamericano, “es un síntoma de su decadencia”, dijo.

“Con una política nacionalista que va en contra, y marca un punto casi de ruptura, con lo que había sido la estrategia de expansión imperialista de Estados Unidos en todo el mundo”, en su reciente etapa marcada por el neoliberalismo.

En ese sentido, a México “le ha tocado desempeñar el triste papel de ser casi como un conejillo de Indias de toda la política neoliberal”, pues a través de la realidad del país pueden atestiguarse las consecuencias que ésta ha traído para todo el mundo, expuso.

“Como todos saben, el TLC tiene como fundamento al modelo neoliberal”, más, fue una forma de convertir al país en uno de los más neoliberales del mundo, pero las políticas implementadas desde Miguel de la Madrid y la promesas que hiciera su sucesor a la nación, Carlos Salinas de Gortari, al firmar el acuerdo comercial, nada tienen que ver con lo que realmente ha ocurrido en estos más de 30 años.

“Realmente ha sido benéfico para las grandes corporaciones multinacionales que han logrado establecer plantas de ensamble, maquiladoras en México, aprovechando fuerza de trabajo barata, que les cuesta entre 10 a 12 veces menos que en los Estados Unidos, sin tener ningún impacto multiplicador sobre la economía mexicana”.

El Tratado de Libre Comercio se montó sobre el desmantelamiento del aparato productivo nacional, desarticulándolo este sistema internamente y vinculándolo con los Estados Unidos.

“Ese es uno de los problemas, cuando nos vendieron el TLCAN, Salinas nos dijo que nos íbamos a ir acercando a los Estados Unidos, que se iban a reducirse las brechas entre ambos países”, pero todos los datos disponibles lo que exhiben es una cada vez mayor distancia en sus indicadores.

“No es que le haya ido demasiado bien a los norteamericanos, hay problemas, y uno de los síntomas de su problemática es la llegada de Donald Trump al poder”, sin embargo, México en lugar de acercarse a la forma de vida de aquella nación, ahora se parece más a la que de Guatemala.

“Hoy tenemos el 60 por ciento de la población en la informalidad, nos convertimos en el principal país de emigrantes del mundo” y tenemos índices de violencia muy parecidos a los del país centroamericano.

En lugar de un avance para México, lo que realmente ha sucedido es su retroceso, “una regresión impresionante. Entonces aferrarnos a eso –al TLC- creo que es ignorar la realidad; lo que ahora necesitamos es pensar en algo distinto, no se trata de regresar al pasado sino repensar con una óptica muy nacionalista el modelo de desarrollo que debe seguir el país, y también, en vernos más como integrantes de América Latina”.

Todo ello que apuntó, quienes tienen oportunidad de promoverlo son los movimientos sociales y desde abajo, pues la clase política en el país “ya está muy corrompida, es lo que hemos estado viendo, ahora lo que se requiere es un cambio mucho más radical”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ