Las + Recientes

Rius para principiantes en la lectura

Rius para principiantes en la lectura
Eduardo del Riģo, Rius. Foto de Pascula Borzelli Iglesias

La Gualdra 304 / Rius

Mi primer contacto con Eduardo del Río, Rius, se remonta a mi más lejana infancia. Recuerdo, entre nubarrones, que mi abuelo materno –entonces conductor de transporte público colectivo de la capital del país, llamados ballenas y delfines– me daba un ejemplar de Los agachados para que “aprendiera”. Nunca me dijo qué es lo que tendría que aprender. El aprendizaje era así: abstracto y automático. Entre esas imágenes están las de unos “monitos” morenitos. Uno en particular vestía una cobija con un cable, había otro que siempre lucía sombrero y lentes negros. No sabía quién era Rius a pesar de todo.

Años después, ya estando en el bachillerato, una de las áreas que más disfrutaba eran las materias de Sociales. Uno de mis maestros se caracterizaba por un humor ácido, una ironía fina, chascarrillo sacado de la chistera. Hasta que alguna ocasión vi su bibliografía, oculta en medio de una libreta profesional a rayas: era El diablo se llama Trostky. Ahí descubrí la fuente de su sentido del humor. También supe de la relación del ruso con figuras como Kahlo o Rivera. Pero, primordialmente, había descubierto lo que serían las bases para internarme en el estudio del marxismo.

A partir de ese momento comencé a adquirir diversos títulos, y sí, a mis diecisiete años, Eduardo del Río se convertía en un gurú. De esta manera llegaron a mis manos: El yerberito ilustado, La interminable historia de la conquista de México, el tan deseado y buscado ABChe, Cuba para principiantes, La trukulenta historia del kapitalismo, Marx para principiantes, La revolucioncita mexicana, y Lexikón Economicón. Años después se agregaría el último título que adquirí en vida del autor: Lástima de Cuba. Arropado en la inexperiencia, léase como una manera elegante de citar mi ignorancia, manifesté un distanciamiento con su postura en torno a la isla y el régimen de Fidel.

Los Supermachos, de Rius

No obstante, adquirí algunos números de Los Supermachos en algún establecimiento de revistas usadas. ¿Por qué Rius fue importante en mi formación lectora? Sencillamente porque fue el vehículo para llegar a textos duros del marxismo, para intentar acercarme a conceptos y categorías teóricas que eran una verdadera migraña para mis compañeros. Quiero aclarar que lo anterior no representó, ni de lejos, un dominio total del tema, pero me permitía adentrarme en el bosque denso del materialismo histórico y dialéctico, sin riesgo de extraviarme.

Ahora que hay una proliferación de novelas gráficas, que los jóvenes se resisten a leer, que las historietas siguen siendo un formato atractivo, la obra de Rius es una gran posibilidad para desarrollar actividades en la formación de lectores, en el conocimiento del mundo, pero también para dar elemento de desarrollar ese sentido crítico que tanta falta hace a nuestra sociedad. Finalmente, debo decir que a Rius lo seguí leyendo con regularidad hasta los primeros números de la revista El Chamuco. Después fui explorando otros terrenos.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/…/la_gualdra_304

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ