Me declaro apartidista, con ideología política propia y decepcionado de la izquierda

Me declaro apartidista, con ideología política propia y  decepcionado de la izquierda

“Exponer a los oprimidos la verdad sobre la situación,
es abrirles el camino de la revolución”

León Trotsky

Lamento sobremanera la falta de congruencia tanto de actores políticos como de sus partidos, sobre todo los llamados de izquierda en donde pululan caciques, oligarcas y monarcas que dan el mejor ejemplo de que formarse en las filas de la izquierda política para aspirar a una candidatura es una cuestión de espera eterna, por ejemplo, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano fue en su tiempo candidato de la izquierda a la Presidencia de la República en tres ocasiones aunque nació políticamente de derecha, pues militó 25 años en el PRI y ahora lleva más de 25 años en la izquierda. Misma tendencia es manifestada por Andrés Manuel López Obrador, militante del PRI de 1976 a 1983, ya en 1988 sigue los pasos de Cárdenas y Muñoz Ledo. Aquí me pregunto: ¿Para ser de izquierda se tiene que pasar antes por el PRI? La respuesta está a la vista, pues en México muchos de los que forman parte de la izquierda han tenido que brincarse del Partido Oficial por iluminación divina según convenga, ya que violando los estatutos del PRI, también pueden regresar tal como en Zacatecas lo hizo Miguel Alonso quien fue presidente municipal de la Capital por el PRD y gobernador del estado por el PRI. Volviendo al tema de López Obrador tenemos que por tercera ocasión se postulará ahora por MORENA nuevamente a la presidencia de la república por lo que alcanzará el record de Cárdenas Solórzano, mientras las juventudes izquierdistas ya entraron a la tercera edad, pues en la larga lista de aspirantes de la izquierda (que está más larga que las formaciones inhumanas del centro de idiomas de la UAZ) tuvieron que sentarse hasta perder la raya de las nalgas y volverse a parar, ya que además, hay otros de apellido reconocido y con multiplicidad de hermanos que se disputan entre ellos mismos sin importarles la base, candidaturas al Senado a las diputaciones federales, estatales, presidencia municipal de Fresnillo, de regreso nuevamente a la diputación o al Senado y a las delegaciones de la Ciudad de México con miras a gobernarla completa y después a toda la república y, así, un incontable número de posiciones políticas al más puro estilo monárquico. Hagamos una simple suma: 18 años de Cárdenas, 18 años de López Obrador (próximo líder moral de la izquierda) dan como resultado 36 años sin alternancia interna en la izquierda gracias a los mesías del poder que no saben o no quieren defender sus triunfos ante la derecha (Ej. Estado de México). La izquierda, no sabe ganar ni mantenerse en el poder y si gana, es gracias más a los errores de la derecha que a méritos propios; la izquierda no construye ciudadanía consciente por lo que a las primeras de cambio, con dinero y otras dádivas, un buen número de sus adeptos traicionan en las horas previas a la elección verbi gratia las elecciones del 4 de Julio de 2010 donde la izquierda perdió todo, pues Toño Mejía Haro obtuvo solamente el 23.22% de la votación para gobernador contra el 43.19% de Miguel Alonso; al final, hasta las lidercillas de colonia que se ufanaban de andar con Amalia García, la traicionaron votando por el PRI con todo y sus acarreados. En este contexto, me pregunto: ¿Cuál será la democracia que se pretende construir a través de la visión izquierdista? ¿Cómo se diseñarán las instituciones que integran los tres poderes del estado? Me respondo: La democracia pudiera tener matices de dictadura pues los personajes actúan desde ya, como individuos que no saben vivir fuera de la política o del poder, por lo que suben y bajan de posiciones sin mostrar la más mínima intención de dejar pasar a otros suspirantes o bien, son aristócratas que heredan el poder a hermanos y demás familiares. Seguramente, las instituciones serán ocupadas por gente externa y no por los militantes de izquierda, así lo han demostrado cuando abren los brazos y las piernas a Manuel Barlett Díaz o Manuel Camacho Solís (q.e.p.d.) excolaboradores cercanos de Don Carlos Salinas de Gortari como le dicen los lamesuelas y, otrora enemigos acérrimos de la izquierda y que a la postre, han ocupado cargos importantes en la política que se han negado a fieles militantes de izquierda que han sudado el calzón y la camiseta para que otros prueben las mieles del poder. Por lo anterior y más, me declaro apartidista, mantengo mi idiología y me bajo del tren de la izquierda porque simplemente mi inteligencia me prohibe contribuir para que los aristócratas y dictadores de la izquierda se sigan mamando del poder sin dar la posibilidad a que muchos jóvenes trasciendan en la vida democrática de México. ■

 

*Integrante del Consejo Mundial para la

Defensa de los Derechos Humanos

[email protected]

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ