Cualquiera que aspire al poder “necesita ir con nuevos aliados y no es la excepción el PRI”

Cualquiera que aspire al poder “necesita ir  con nuevos aliados y no es la excepción el PRI”
Juan Francisco del Real, presidente en Zacatecas de la Fundación Colosio ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

Juan Francisco del Real avizora un gobierno de coalición, pero no un frente común

■ En las recientes elecciones han llegado al poder gobiernos con apenas el 30 por ciento del voto ciudadano

Las declaraciones vertidas el pasado fin de semana por actores políticos del PRI, PAN y PRD, que apuntan a la necesidad de una coalición rumbo al 2018 para lograr la gobernabilidad del país, y aun el cambio de régimen, refieren no una alianza “anti López Obrador” sino un bloque “ante una sola idea para un gobierno, que puede tener mucha inclusión y mucha flexibilidad para escuchar a los demás actores políticos”, en opinión de Juan Francisco del Real, presidente en Zacatecas de la Fundación Colosio.

Manlio Fabio Beltrones, Miguel Ángel Mancera y Gustavo Madero “lo que dicen –es- sea quien gane el 2018 no tendría que ir solo”, pues ante elecciones cada vez más competidas una parte del electorado no sentiría al gobierno “como una parte suya”.

En recientes elecciones han llegado al poder gobiernos con apenas 30 por ciento del voto ciudadano, por lo que cualquiera que aspire al mismo “necesita ir con nuevos aliados y no es la excepción el PRI”, enfatizó.

En una primera instancia el tricolor deberá buscar aliados para la elección, pero se quedaría limitado si se remite solo a ella; son necesarios nuevos elementos que vayan más allá del triunfo electoral que permitan la legitimidad y gobernabilidad del país, los gobiernos de coalición.

El PRI tiene la ruta clara de ir en alianza primero con la ciudadanía, pero también con otros institutos políticos y replantearse la propuesta de “un gobierno alternativo”.

Las demandas de la ciudadanía son cada vez mayores y los recursos e incluso la legitimidad para ejercer el gobierno “son cada vez más limitados”, lo que debe hacerse es explorar, innovar y flexibilizar las posturas de los partidos políticos.

“Si tenemos una camisa de fuerza al decir no al gobierno de coalición, no a la alianza o vamos solos, estaríamos quedándonos en el retroceso y en el acartonado sistema político del que hablaban estos actores el fin de semana”, sostuvo Del Real.

Avizora en el escenario, sí un gobierno de coalición donde todos los partidos cederían algo, pero no un frente común, “que no lo veo”.

Esto permitiría “generar equilibrios y contrapesos” sin acartonamientos en ninguno de los aspectos de la vida pública, sea la política economía o la social, y logrando como primeros consensos “acuerdos que den legitimidad a un gobierno, aun ganando, quiero decir, que el que gana no gana todo y el que pierde no pierde todo”.

Otra figura que puede plantearse es una segunda vuelta electoral, que ofrezca “cierta legitimidad”, aunque en este momento prepondera la idea del gobierno de coalición.

“Porque pareciera que únicamente el partido en el poder acapara o concentra unas cosas cuando hay muchas otras ideas y alternativas en las cuales se puede caminar juntos”.

Un solo partido político o política o modelo no puede ofrecer alternativas para lograr mejores resultados ante las cada vez mayores exigencias ciudadanas, expuso.

En consonancia con el tema, el presidente de la Fundación Colosio en Zacatecas también se refirió ayer al libro ¿Poder para qué? (¿Por qué es tan difícil gobernar?), autoría del ex gobernador de Chiapas, ex secretario de la Reforma Agraria, ex diputado, ex senador y ex embajador de México en Argentina, Eduardo Robledo Rincón.

El volumen fue presentado ayer en el auditorio del Museo Manuel Felguérez y centra su atención en un concepto nuevo: “gerencia del poder”.

Juan Francisco del Real precisó que propone ejercer el poder fuera de los esquemas autoritarios o caciquiles, “porque es imposible” ya que actualmente se han sumado más actores sociales y asimismo se exhibe un fortalecimiento de la ciudadanía que “ya genera opinión, presencia y fuerza ante un gobierno”.

“La gerencia del poder”, a pesar del término, no se refiere al ámbito de la administración privada sino que busca sostuvo, darle un mayor consenso y flexibilidad a la toma de decisiones.

“Escuchar varias opiniones, incluso plantearse y renovarse (…) con la idea de que sean cada vez más escuchadas y también tangamos mayores herramientas para la solución de las demandas de la ciudadanía”.

Involucra asimismo temas como el cambio climático y la influencia económica de la globalización, que repercuten de manera local.

“Nos va a permitir sí a la mejor ya no ver el ejercicio del poder como antes lo veíamos, sino como una gerencia, una administración donde el gobierno sea quien encabece o regule ciertos aspectos sociales”.

Se refiere no a la administración del poder por “un solo gerente” en términos de la teoría webariana (Max Weber) estructural, “sino más bien pensar en nuevos elementos para administrar el poder de manera horizontal”, ya que se considera al gobierno incapaz de resolver todas las demandas, “que ya escapan a sus manos”.

“Hay que buscar la mayor incorporación tanto de asociaciones civiles, el involucramiento del Estado de los tres niveles y también de la iniciativa privada. Ya no podemos pensar que el gobierno lo puede resolver todo”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ