Inician huelga de hambre empleados rescindidos de la Universidad

Inician huelga de hambre empleados rescindidos de la Universidad
Un grupo de trabajadores de la UAZ rescindidos inició la huelga de hambre frente al Teatro Fernando Calderón; este domingo también comenzó el Festival del Folclor ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Se responsabiliza a Guzmán de su salud: Alvarado

■ No lograron acuerdos con Rectoría para ser reinstalados; protesta se realizará hasta que se resuelva el conflicto

■ Los últimos alimentos que pudieron ingerir los inconformes fueron tortas; se instalaron en el exterior del Teatro Calderón

■ Trabajadores rechazaron ofrecimiento de otorgarles carga frente a grupo, afirma el titular de la administración central

■ Negociación se estancó cuando plantearon: “reinstálanos, y en función de que salga materia laboral, nos puedes contratar”, dice

Este domingo, seis de los 18 trabajadores rescindidos de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) comenzaron la huelga de hambre que habían anunciado, luego de que no se lograron acuerdos con la Rectoría para ser reinstalados. Los últimos alimentos que ingirieron, en punto de las 15 horas, fueron tortas.

Rolando Alvarado Flores, uno de los rescindidos, advirtió que la huelga de hambre se realizará hasta que se resuelva el conflicto “y responsabilizamos al Rector sobre nuestra salud, porque el que dañó nuestras condiciones de vida fue él”.

Las recomendaciones que les ha hecho una nutrióloga respecto a la huelga de hambre es que se mantengan hidratados, consumiendo agua y mantenerse en reposo para no gastar energía.

Asimismo, informó que los huelguistas designaron a Eduardo Rivas como vocero médico y será el único “que podrá declarar sobre nuestra condición”, por lo que el equipo de médicos que nombró el Sindicato de Personal Académico (Spauaz) para atenderlos “no tienen porqué declarar nada”.

En caso de que transcurran muchos días y los huelguistas se encuentren en condición débil, por consecuencia de la huelga de hambre, los voceros serán Rafael Rodríguez Rodríguez y Alberto Vélez Rodríguez.

Respecto al ofrecimiento de la Rectoría sobre la posibilidad de otorgarles carga de trabajo frente a grupo, Alvarado Flores afirmó que “la propuesta es vacía” porque el secretario general del Sindicato de Personal Académico (Spauaz), Pedro Martínez Arteaga, manifestó que no había materia laboral disponible.

Aunque el Rector les garantizara una carga de trabajo por escrito, dijo que ello no es confiable porque “se ha caracterizado por firmar convenios que no cumple. Firmó uno con los de Comunicación Social y uno con los de Defensoría Universitaria en el que decía que no los iba a correr y hoy están rescindidos”.

La única manera que “se gane nuestra confianza es que eche abajo las rescisiones, si tiene la disposición que las eche abajo y que la gente se vaya a donde tenga que irse, no necesariamente en el espacio donde estaban”.

En su caso particular, pues cuenta con base y las causales de rescisión son distintas al resto, comentó que la Rectoría no le ha hecho algún ofrecimiento más que entablar una mesa para dialogar, pero lo quiere hacer por separado a los otros casos.

Alvarado Flores indicó que está de acuerdo en que la negociación, en su caso, debe ser aparte del resto, debido a que las causales son muy diferentes, por lo que espera que el Rector acuda a dialogar con él, ahí mismo en el Teatro Calderón, donde se realiza la huelga de hambre.

Trabajadores rechazaron ofrecimiento de otorgarles carga frente a grupo: Guzmán

■ Se estancó la negociación cuando ellos plantearon reinstalarlos, dice

El Rector Antonio Guzmán Fernández ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

Acompañado por funcionarios de la administración central de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), el Rector Antonio Guzmán Fernández informó que los trabajadores rescindidos rechazaron el ofrecimiento de otorgarles carga frente a grupo de acuerdo con la materia laboral disponible, por lo que no fue posible alcanzar un acuerdo con ellos luego de dos días de entablar una mesa de diálogo.

Manifestó que los trabajadores exigieron la reinstalación en los espacios que ocupaban, pero ello no es posible porque “las características y la naturaleza de su trabajo estaba muy definido por tiempo determinado o de confianza”.

Desde su perspectiva, el viernes pasado se estaban generando planteamientos que pudieron haber generado alternativas de solución al conflicto, pero “donde se estancó la negociación es cuando ellos plantearon: ‘reinstálanos, y en función de que vaya saliendo materia laboral, nos puedes contratar, y si no se encuentra materia laboral, nos vuelves a rescindir’”.

El ofrecimiento de la Rectoría fue que, en el momento en que los trabajadores encontraran materia laboral disponible y se pudieran reincorporar, vía sindical, frente a grupo, la administración central reconocería su antigüedad laboral y les pagaría en retroactivo el adeudo que hay con algunos de ellos.

Guzmán Fernández señaló que no tenía sentido reinstalarlos en los espacios donde se encontraban, pero en 15 días, cuando no encontraran cargas de trabajo, los volverían a rescindir.

“Quiero ser enfático en esto: son los espacios, no las personas, las que se prescinden. Las funciones de esos espacios corresponden a la administración central y no tienen que ver con una actividad sustantiva de la Universidad, es decir, con docencia, investigación o extensión, sino actividades administrativas que se abren semestralmente y se pueden ratificar o no porque son realizadas por personal de tiempo determinado o de confianza”, explicó.

También dijo que la Rectoría sigue con la disposición para dialogar con los trabajadores rescindidos y para generar soluciones por los causes institucionales. Una opción, reiteró, es que soliciten carga de trabajo frente a grupo de acuerdo con lo establecido en la normatividad de adscripción.

Sin embargo, realizar una huelga de hambre “pone en riesgo la salud de ellos y no nos da condiciones para avanzar en una negociación. Yo invito a los compañeros a que encontremos otra vía porque no tiene sentido llevar a la institución en ese cauce y nosotros estaremos dispuestos a atender sus demandas por los cauces institucionales y legales”, según expuso Guzmán Fernández.

Por último, informó que sostendría una reunión con todos los funcionarios de la Rectoría y directores de unidades académicas, ya que todas las medidas implementadas recientemente, para el reordenamiento administrativo se efectuaron en coordinación con todos ellos y ahora “necesitamos replantearlo al interior del Consejo Universitario y que las decisiones que se vayan a tomar sean colegiadas”.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ